MP rescata a 50 “esclavos” laborales en dos restaurantes

ZV
/ 24 de septiembre de 2021
/ 05:00 am
Síguenos
01234
MP rescata a 50 “esclavos” laborales en dos restaurantes

Más

El Ministerio Público (MP) capturó el jueves a los dueños y encargados de un restaurante, que según investigaciones de la institución, mantenían como esclavos a sus empleados en la capital.

Los sospechosos, de acuerdo a lo informado por el MP, son Martín Izaguirre y María Margarita Flores, esposos y propietarios de la cadena de restaurantes “Típicos de la Costa” y “Pollos El Buen Gusto”.

También fue aprehendido Martín Izaguirre Flores, hijo de la pareja; la sobrina, Carmen Patricia Izaguirre y Denis Castillo, empleado de la Secretaría del Trabajo.

Todos ellos fueron detenidos ayer, pero será hasta hoy que los presentarán ante Juzgado de Letras Penal de La Granja, por el delito de trata de personas en su modalidad de esclavitud y servidumbre, y por explotación laboral ilícita.

ERAN EXPLOTADOS

El MP detalló que la explotación laboral fue cometida contra unas 50 personas, entre adultos y menores de edad, a quienes les daban pírricos sueldos, no gozaban de vacaciones, ni seguro social y los mantenían conviviendo en situaciones infrahumanas, según refleja una denuncia.

Se realizaron allanamientos, rescates de esclavos y aprehensiones en el marco de la operación “Libertad”, en los restaurantes ubicados en Altos de Toncontín, Miraflores y El Hato de Enmedio.

La denuncia que fue interpuesta hace aproximadamente tres meses, ante la Unidad contra la Trata, Explotación Sexual Comercial y Tráfico de Personas de la Fiscalía, por una organización no gubernamental que dio a conocer la esclavitud ejercida en varios restaurantes y en viviendas.

Tras confirmar el delito, se procedió a presentar el requerimiento fiscal correspondiente contra cinco personas.

Dentro de las averiguaciones, según el MP, salió a relucir que supuestamente un empleado de la Secretaría de Salud les alertaba de las averiguaciones que realizaba la Fiscalía en torno a este caso.

VENÍAN DE PUEBLOS

Los resultados mostraron que los ciudadanos explotados son traídos del interior del país, aprovechándose de su vulnerabilidad y necesidad de ingresos, haciéndolos trabajar sin respetar el Código de Trabajo, negándoles la afiliación al Seguro Social, las vacaciones y pagándoles sueldos miserables.

Además, la investigación reveló que la mayoría de estas personas son obligadas a vivir en condiciones infrahumanas, en cuartos con literas donde tenían que compartir dos personas una misma cama y bajo amenazas.

Asimismo, el MP informó que se descubrió que hubo confabulación con algunas autoridades de la Secretaría del Trabajo, quienes alertaron acerca de las denuncias y se volvieron cómplices de estos delitos.

En un comunicado oficial, la Fiscalía detalla que muchas de estas personas que están siendo explotadas no se dan cuenta de los abusos a los que son sometidos, por la necesidad en que se encuentran y el bajo nivel de escolaridad, incluso en muchos casos no se consideran víctimas de estos delitos.

En los allanamientos a los restaurantes, la Fiscalía rescató a 32 esclavos que fueron atendidos en medicina general, les proporcionaron kit de medicamentos, a siete de ellos se les brindó consultas odontológicas y psicológicas, además, 24 fueron vacunados contra el COVID-19. (XM)

¿CUÁL ES LA PENA?
Cárcel por trata es de seis a nueve años
La Ley Contra la Trata de Personas, en su modalidad de esclavitud y servidumbre, define este delito en el numeral 2 del artículo 6, como el “estado de dependencia o sometimiento de la voluntad en el que la persona victimaria, por cualquier medio induce, obliga o condiciona a la víctima a realizar actos, trabajos o prestar servicios, con atributos del derecho de propiedad sobre el individuo”.

El artículo 221 sobre el delito de explotación en condiciones de esclavitud o servidumbre establece que “quien, ejerciendo sobre otra persona un poder de disposición o control, le impone o la mantiene en un estado de sometimiento continuado, obligándola a realizar actos, trabajos o a prestar servicios, dentro o fuera del territorio nacional, debe ser castigado con las penas de prisión de seis (6) a nueve (9) años y multa de ciento cincuenta (150) a trescientos días (300) días”.

“La reducción a la condición de esclavo o siervo, a efectos de este artículo, tiene lugar cuando la situación de sometimiento se logra mediante violencia, intimidación, engaño o abusando de una situación de superioridad o de necesidad de la víctima”.

“La pena de prisión debe ser aumentada de un tercio (1/3) a la mitad (1/2) cuando la víctima sea menor de dieciocho (18) años”.

De igual forma, el artículo 292 del delito de Explotación Laboral Ilícita señala que “quien mediante engaño o abuso de situación de necesidad perjudica, suprime o restringe los derechos que los trabajadores tengan legalmente reconocidos en el empleo público o privado, debe ser castigado con la pena de prisión de uno (1) a tres (3) años y multa de cien (100) a trescientos (300) días”.

Empleado de Secretaría de Trabajo: “Soy inocente… No soy un delincuente”

El empleado de la Secretaría del Trabajo, Denis Castillo, quien fue capturado por una supuesta relación con el caso de los esclavos de un restaurante, lamentó que en este país, los que deben de estar procesados no lo están.

“Les digo a todos y a mi familia que soy inocente, uno trabaja y anda en sus cosas en lo que la ley establece”, afirmó.

Agregó que “aquí estoy, para dar la cara, no soy un delincuente, me capturaron en mi casa, tranquilo, porque estaba de vacaciones”.

Al ingresar a la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), en calidad de detenido, expresó que “soy una persona que todo mundo me conoce, no tengo que avergonzarme, sé que Dios está conmigo, saldré en libertad”.

El procesado no quiso brindar detalles acerca de su detención ni de cuáles delitos está siendo señalado. (XM)

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América