Hasta menores esclavos tenían en restaurante

ZV
/ 30 de septiembre de 2021
/ 05:00 am
Síguenos
01234
Hasta menores esclavos tenían en restaurante
Martin Rolando Izaguirre y María Margarita Flores, los propietarios de Típicos de la Costa.

Más

Los propietarios de la cadena de restaurantes Típicos de la Costa, María Margarita Flores y Martín Rolando Izaguirre, continuarán recluidos en las cárceles de mujeres en Támara y Siria en El Porvenir, Francisco Morazán, por los delitos de explotación laboral ilícita, explotación laboral infantil y explotación en condiciones de servidumbre agravada como autores.

Lo anterior tras conocer la resolución de la audiencia inicial en el expediente judicial número 2070-2021, en la que el juez les dictará un auto de formal procesamiento con la medida de prisión preventiva por los delitos antes mencionados.

Asimismo, se le dictó auto de formal procesamiento a María Margarita Flores por el delito de lavado de activos en perjuicio de la economía del Estado de Honduras.

Es de destacar que a los otros tres involucrados en este caso, se les dictó un auto de formal procesamiento, pero se defenderán en libertad, como Dennis Edgardo Castillo, empleado de la Secretaría de Trabajo, señalado por el delito de revelación de secretos en perjuicio de la administración pública.

Castillo al parecer les alertó a los dueños del restaurante en torno a las averiguaciones que realizaba la Fiscalía relacionado a este caso.

Por el delito de explotación en condiciones de servidumbre agravada en calidad de cómplices continuarán en este proceso judicial, Martín Izaguirre Flores y Carmen Patricia Izaguirre, hijo y sobrina de los dueños respectivamente.

Los antes señalados fueron detenidos en el operativo “Libertad” el pasado jueves 23 de septiembre, en la que además se realizaron allanamientos, rescates de esclavos y aprehensiones en los restaurantes ubicados en Altos de Toncontín, Miraflores y El Hato de Enmedio.

Las investigaciones surgen de la denuncia que fue interpuesta hace aproximadamente tres meses ante la Unidad contra la Trata, Explotación Sexual, Comercial y Tráfico de Personas de la Fiscalía por una organización no gubernamental que dio a conocer la esclavitud ejercida en varios restaurantes y en viviendas.

TRAÍDOS DEL INTERIOR

Los resultados mostraron que los ciudadanos explotados son traídos del interior del país aprovechándose de su vulnerabilidad y necesidad haciéndolos trabajar sin respetar el Código de Trabajo (sin Seguro Social ni vacaciones) y pagándoles sueldos miserables.

Además, la investigación reveló que la mayoría de estas personas son obligadas a vivir en condiciones infrahumanas, en cuartos con literas donde tenían que compartir dos personas una misma cama y bajo amenazas.

Asimismo, se descubrió que hubo confabulación con algunas autoridades de la Secretaría del Trabajo, quienes alertaron acerca de las denuncias y se volvieron cómplices de estos delitos.

En un comunicado oficial, la Fiscalía detalla que muchas de estas personas que están siendo explotadas no se dan cuenta de los abusos a los que son sometidos por la necesidad en que se encuentran y el bajo nivel de escolaridad, incluso en muchos casos no se consideran víctimas de estos delitos.

En el momento del operativo, la Fiscalía rescató a los 32 esclavos víctimas de los dueños y familiares del restaurante entre los cuales se encuentran tres menores de edad, todos ellos fueron atendidos en Medicina General, les proporcionaron kit de medicamentos, se atendieron a siete de ellos en atenciones odontológicas y psicológicas, además se vacunaron a 24 de ellos. (XM)

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América