Presidente de BCH: Debido a cuentas por pagar de ENEE no se completó quinta revisión de acuerdo con FMI

ZV
/ 14 de enero de 2022
/ 05:00 am
Síguenos
01234
Presidente de BCH: Debido a cuentas por pagar de ENEE no se completó quinta revisión de acuerdo con FMI
El presidente del BCH se refirió a las revisiones del Acuerdo Stand By y Stand By Facilidad de Crédito.

Más

El primer acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) se completó con seis revisiones, pero el segundo acuerdo suscrito en el 2019, no fue completada la quinta revisión debido a las cuentas por pagar de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) a generadores, reconoció el presidente del Banco Central de Honduras (BCH), Wilfredo Cerrato.

El funcionario se refirió al programa aprobado por el FMI el 15 de julio del 2019 el FMI bajo la modalidad Acuerdo Stand By (SBA) y Stand By Facilidad de Crédito (SCF) de 24 meses. A la fecha se han realizado cuatro revisiones ratificadas satisfactoriamente por el Directorio Ejecutivo del FMI, quedando pendiente ratificar la quinta revisión. En la IV revisión del acuerdo, el directorio ejecutivo del FMI extendió la duración del SBA y SCF hasta hoy 14 de enero del 2022.

“La última revisión con el FMI no se completó básicamente por las cuentas por pagar de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) a los generadores” señaló Cerrato.

Consultado si el FMI exigió la escisión de la ENEE (dividirla en tres empresas una de generación, otra de transmisión y la tercera de distribución), la fuente de gobierno, aseveró que “con el FMI nunca hay exigencias, sino acuerdos en común, el tema de proyecto de escisión fue una discusión que salió en los últimos días de la revisión y fue un acuerdo que hicimos Gabinete Económico y FMI, pero pueden ver las metas que son públicas, las últimas metas estaban estimadas al mes de junio del 2021. “Básicamente esta última revisión no se cumple, las cuatro anteriores sí, esta última no se cumple por las cuentas por pagar de la ENEE a los generadores”, concluyó.

El propósito inicial del acuerdo del 2019 era de carácter precautorio y tenía como objetivo clave mantener la estabilidad macroeconómica y a la vez poner en marcha reformas económicas e institucionales para fomentar el crecimiento inclusivo.

Anteriormente, en diciembre del 2014 se firmó un Acuerdo Stand By (SBA) y Stand By Facilidad de Crédito (SCF) que culminó en junio del 2017, el cual contó con seis revisiones ratificadas satisfactoriamente por el directorio del FMI. El objetivo principal de ese Acuerdo consistió en estabilizar las cuentas macroeconómicas y fortalecer el marco de las políticas monetaria y fiscal.

REPRESENTANTE DE FMI:
Déficit fiscal y sector eléctrico entre retos del nuevo gobierno
El crecimiento se recuperó muy fuerte en el 2021, pero se espera también que el déficit fiscal se modere en el 2022 y vuelva a su tendencia anterior, consistente con la Ley de Responsabilidad Fiscal a partir del 2023, planteó el representante del Fondo Monetario Internacional (FMI) en Honduras, Jaume Puig-Forne.

“Para mantener estas tendencias, creemos que sería importante seguir avanzando en las reformas estructurales y esto podría incluir la aprobación en el Congreso Nacional de varios proyectos legislativos que se han presentado en este último período, esto se refiere a proyectos dentro del sector, bueno, que afectan al sector eléctrico”, señaló.

La fuente también planteó seguir avanzando en el fortalecimiento institucional y de la gobernanza en el sector público y también a la modernización continuada de la política monetaria y cambiaria.

“Aparte de este tema de los proyectos legislativos, en el sector eléctrico también hay trabajo importante que hacer y sería importante mantener y reforzar las medidas que se han tomado recientemente para lograr finalmente reducir las pérdidas técnicas y no técnicas que son clave para mejorar la situación financiera de la ENEE y el costo que está teniendo para el sector fiscal”, expuso.

Jaume Puig-Forne señaló que los avances de Honduras en materia macroeconómica han sido significativos durante el Stand-by del 2019-2021, los choques del COVID-19 y las tormentas tropicales lógicamente resultaron una caída de ingresos y nuevos gastos importantes como todos los países que recibieron este tipo de choques negativos, el déficit fiscal y la deuda pública aumentaron de manera significativa en 2020-2021. “Creemos que es importante destacar que estos aumentos se dieron dentro de la flexibilidad que permitía la Ley de Responsabilidad Fiscal mediante el uso de las cláusulas de escape que se contemplan en esta ley, al mismo tiempo que se mantenía el objetivo de las políticas prudentes en el mediano plazo, esto es un ancla importante para la credibilidad de la política fiscal del país”.

“Aún teniendo en cuenta los retos que la crisis ha planteado a nivel mundial, nosotros creemos que en Honduras el nivel todavía moderado de la deuda, respecto al tamaño de la economía y la credibilidad que le ha dado el hecho de manejar la crisis dentro de este marco de la Ley de Responsabilidad Fiscal, dejan a la economía hondureña en una buena situación para alcanzar un crecimiento sostenido inclusivo en los próximos años”, concluyó.

 

©2023 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América