Si los murciélagos transmiten tantos virus, ¿por qué no acabamos con ellos?

RP
/
14 de mayo de 2022
/
10:01 am
Síguenos

Estos mamíferos son un reservorio natural de gran cantidad de patógenos, incluyendo el coronavirus y un nuevo virus de la misma familia del ébola que, según recientes hallazgos, es capaz de infectar y replicarse en células humanas. Pero erradicarlos no es una opción. Un microbiólogo explica la razón.

Acaba de ser noticia que un grupo de virólogos han sido capaces de aislar y cultivar en el laboratorio por primera vez el virus Lloviu a partir de muestras de sangre de murciélagos vivos obtenidos en cuevas de Hungría. Aunque de momento no sabemos qué papel podría jugar este virus en la salud humana, su hallazgo pone de manifiesto la importancia de la vigilancia virológica en animales silvestres, especialmente en los murciélagos.

¿Pero quién es el virus lloviu? En 2011 se identificó un nuevo virus de la familia de los filovirus en muestras de murciélagos muertos hallados en la cueva asturiana de Lloviu (de ahí proviene su nombre). A ese mismo grupo de virus pertenecen los peligrosos ébola y marburg, de los más letales en primates, incluido el ser humano. El hallazgo era significativo, porque ambos virus son endémicos de África y Filipinas, y esta era la primera vez que se detectaba un filovirus en muestras naturales en Europa.

Sin embargo, en aquel momento, el virus no consiguió cultivarse ni aislarse en el laboratorio. Solo se detectó su genoma ARN por métodos moleculares. No había ningún dato que sugiriera que podía ser patógeno para el ser humano. De hecho, no todos los filovirus lo son.

Un virus que circula en murciélagos

Desde 2016 se habían venido detectando genomas del virus Lloviu en otros murciélagos en distintas cuevas europeas, lo que sugería que el virus podría estar circulando en las poblaciones de murciélagos. En concreto, en el murciélago insectívoro Miniopterus schreibersii.

En el trabajo publicado ahora, el virus se ha podido aislar, ha sido cultivado en líneas celulares y se ha comprobado que es capaz de infectar y replicarse en células humanas y de mono en el laboratorio. Por lo tanto, podría tener la capacidad de propagarse en otras especies.

Además, los investigadores han comprobado que no existe reacción cruzada de anticuerpos entre el virus Lloviu y el virus del ébola. Eso implica que, probablemente, las vacunas que han sido desarrolladas contra el ébola no serían útiles para prevenir una potencial infección por Lloviu.

Los murciélagos, un almacén de virus peligrosos

Los murciélagos, cuyo nombre científico es quirópteros ( chiroptera), son un tipo de mamíferos cuyas extremidades superiores se desarrollaron como alas. Se trata de los únicos mamíferos voladores, y pocos saben que existen más de 1 400 especies de murciélagos distintas y que representan aproximadamente un 20% de todas las especies de mamíferos.

De hecho, dentro de los mamíferos son, después de los roedores, el grupo más numeroso. Están presentes en todos los continentes, excepto en las regiones polares y en los desiertos más extensos.

Algunas especies de murciélagos son un reservorio o almacén natural para gran número de microbios patógenos. Es más, como se ha demostrado con la pandemia de covid-19, pueden jugar un papel esencial en la transmisión de muchas enfermedades infecciosas.

Hace unos años se analizó el viroma (el conjunto de genomas de los virus) del murciélago gigante pteropus giganteus (el zorro volador de la India) y encontraron 55 virus distintos. Cincuenta de ellos eran nuevos, de varias familias de virus como coronavirus, paramyxovirus, hantavirus, astrovirus, bocavirus, adenovirus, herpesvirus y polyomavirus. (univisión)

Más de De Todo Un Poco
Lo Más Visto