Juan José Castelli, Embajador de Argentina: “Voy a ser un hincha de Honduras por el mundo”

Juan José Castelli, Embajador de Argentina: “Voy a ser un hincha de Honduras por el mundo”
ZV
/ 28 de mayo de 2022
/ 12:20 am
Síguenos
01234
380
Compartido
700
Visto
Más

No parece argentino, ni siquiera tiene ese acento fanfarrón mundialmente conocido, excepto porque es un apasionado del asado y el fútbol. Tampoco tiene esa opacidad de muchos embajadores en el país, que nadie los conoce. En su gestión, este abogado de La Plata y amante del rugby ha transformado radicalmente las relaciones bilaterales entre Honduras y Argentina, tanto así que le extendieron su estadía de cuatro a seis años. Ahora que se marcha, Juan José Castelli se despide con un mensaje esperanzador. Me dice que su deseo es que cambien las cosas en Honduras y yo le digo, en nombre de los hondureños que le vamos a Argentina en los mundiales, que ojalá, gane el de Catar. Solo, entonces, se le zafa esa frasecita porteña que le rompe las pelotas a cualquiera: “Mirá, vos”.

—Política, diplomacia, comercio, fútbol, asados, ¿por dónde comenzamos?
Como quieras.

—Bueno, fútbol. ¿Maradona o Messi?
Maradona era un jugadorazo, apasionado, líder, se cargaba el equipo al hombro como hizo contra Inglaterra. Messi no tiene esa faceta, le cuesta hablar, pero tiene un talento fantástico, así que, bueno, han sido los 2 mejores jugadores del mundo, después podemos hablar de Pelé. (Suelta una carcajada).

–¿Boca o River?
Estudiante de La Plata.

—Aquí se le quiere mucho a Argentina por el fútbol, ¿sabía?
Claro, Honduras es el país en Centroamérica que mayor identidad tiene con Argentina en temas de fútbol. De hecho, es el único país de Centroamérica que tiene tantos directores técnicos, cuerpos técnicos y jugadores.

—¿Tiene relación con algunos de ellos?
Claro, he tenido la suerte de compartir un asado en esta casa con Pedro Troglio, Diego Vázquez, Vargas, y tuve una noche muy especial con “Chelato” Uclés, un tipo sencillo y con grandes conocimientos sobre el fútbol.

—¿Tiene simpatía por un equipo de la Liga Nacional?
La verdad que por el Motagua porque tengo un grupo de amigos más cercano.

—Me gustaría que Argentina gane el mundial de Catar, ¿lo logrará?
Mirá, vos. Me gustaría por Messi y por supuesto por Argentina.

—Conocí unos argentinos que no les gustaba el fútbol, ¿es posible?
¿Estás seguro que eran argentinos?

—¿Jugó fútbol?
No, jugué rugby, era muy malo en el fútbol.

—¿Cómo se ha sentido en Honduras?
Hace más de 6 años que estoy como embajador en este maravilloso país y lo que vas escuchar varias veces en esta entrevista es que han sido los mejores años de mi vida.

—¿Qué idea tenía de Honduras?
Mira, cuando llegué, los amigos comenzaron a meterme miedos, pero me fui dando cuenta que no era así. La verdad que tienen un país maravilloso, pero los mismos hondureños son los mayores detractores.

—¿Cómo están las relaciones bilaterales?
Se ha fortalecido. La verdad que desde el 2009 teníamos una relación distante, de hecho. la embajada había quedado en manos de un funcionario de menor rango, yo soy “full ambassador” (embajador total) y esto en la diplomacia tiene un significado.

—¿Contento con su gestión?
Me voy con la satisfacción de haber hecho un periodo sumamente positivo para ambos países. Para que vos tengas una idea, entre el 2016 al 2022, a pesar del año de pandemia, hemos triplicado el flujo comercial de 20 millones a 80 millones de dólares.

—¿Qué rubros?
Básicamente en 3 sectores: Alimenticio, con el ingreso de una mayor cantidad de vinos argentinos aquí a Honduras; se incrementó el sector farmacéutico y el sector automovilístico. Todas esas marcas de vehículos como Amarok y Hilux, son traídas de Honda y Volkswagen Argentina.

—¿Y nosotros qué le estamos vendiendo a Argentina?
Te diría que Honduras todavía tiene una oportunidad. Es un camino de doble vía, durante mucho tiempo miramos hacia Estados Unidos porque es inevitable para todo el occidente. Es hora de que nos empecemos a mirar entre nosotros, ningún país en el mundo tiene por qué perder mercados. Está perfecto que siga su relación con Estados Unidos, pero también tiene que mirar al sur.

—¿Se puede hacer un intercambio en turismo con Argentina?
Lo hablamos con las autoridades pasadas y con las actuales: Honduras nos ofrece mar y nosotros la nieve. Podemos crear rutas de interés, por ejemplo, nosotros proponíamos la ruta del vino y Honduras la ruta del café porque en Argentina se toma muy mal café.

—Argentina fue un país próspero a principios del siglo pasado y ahora uno de los más endeudados del mundo, ¿qué pasó?
No creo que haya una sola causa, desafortunadamente hemos tenido, y hay que decirlo, primero, las dictaduras, que atrasan y las condeno, y, después, gobiernos civiles muy ineficientes cuando no corruptos.

—¿Qué desafíos le deparan a Honduras?
Con todo respeto que tengo por este país, va tener, en algún momento, que atravesar una actualización de todo su sistema tanto público y privado para volverlo comercialmente más competitivo.

—¿Qué nos falta?
Por ejemplo, Honduras tiene un café y un chocolate fantástico, ni hablar de las frutas como piña, banano, la papaya, etc., pero no tiene una marca propia como la tiene otro país de la región.

—¿Se ubica en alguna ideología política?
Bueno, con el Partido Radical con mucho respeto por las libertades individuales, la división de poderes, el respecto y el apego a la Constitución.

—¿Qué piensa del nuevo gobierno?
Tiene una gran oportunidad. Tengo mucha fe en Honduras, el hondureño es trabajador, humilde en el buen sentido de la palabra, orgulloso de su tierra y orgulloso de su lugar con ganas de vivir bien y de progresar y cuidar a su familia.

—¿Usted cree que los gobiernos socialistas son mejores?
Francamente, yo te digo, hoy en día, hay gobiernos eficientes y gobiernos que no son eficientes, pero lo que cuenta el fin del día es la honestidad de los funcionarios, la eficacia que tienen y la lealtad con que ellos administren el dinero de la gente.

—¿Es la corrupción el denominador común de estas democracias latinoamericanas?
La corrupción ha sido un tema central, se trata de que la gente viva mejor y hay países que no se justifica los niveles de pobreza teniendo recursos por todos lados.

—¿Recorrió el país?
Claro y la verdad es que es impresionante lo que se ve en este país, los atardeceres de Coyolito, los manglares de San Lorenzo o los cafés en Santa Bárbara y Copán.

—¿Está de acuerdo que los argentinos son creídos?
Te diría que somos como medio fanfarrones, nos gusta bromear, los que tienen peor fama son los de Buenos Aires, yo soy de La Plata y sí tenía algo, ya se me quitó en Honduras, ha sido una buena influencia para mí.

— ¿Se respeta la carrera diplomática en su país?
Con vaivenes, a veces más, a veces menos.

—¿Para dónde va?
Voy a la Argentina, tengo ganas de estar con mis hijos.

—¿Su traslado es por alguna razón?
No, yo me he quedado aquí más tiempo que lo tradicionalmente se queda un embajador en el exterior, que son cuatro años. Además, hay otro gobierno, es normal la rotación.

—¿Cómo fue su relación con el presidente Hernández?
Muy cordial desde el punto de vista diplomático, yo tenía más relación institucional con la Cancillería.

—¿Lo trató personalmente?
Ocasionalmente, en reuniones protocolares y de tipo social.

—¿Le vio “pinta” de lo que dice la DEA?
Yo de eso no voy a hablar aquí, pero claro que me sorprendió.

—¿Se contagió de COVID-19?
Sí, pero hace poco, ya vacunado.

—¿Es grande la comunidad argentina aquí?
Unos 250 ciudadanos.

—¿Alguna anécdota?
Me llevo un montón.

—¿Le gustó la comida, la carne por ejemplo?
No me hagas hablar de uno de los temas que tenemos en la agenda: Honduras no le permite a la Argentina ingresar carne por una enfermedad que nosotros tuvimos hace 25 años, pero yo entiendo que hay mucha protección del agro en Honduras.

—¿Cuándo se va?
En las próximas semanas.

—¿Se quiere despedir?
Me cuesta mucho hablar de una despedida en Honduras, se me quiebra la voz, no les voy a decir adiós, les voy a decir hasta luego, pienso volver, tengan la absoluta convicción de que voy a ser un hincha de Honduras por el mundo.

ÉL ES…
Juan José Castelli nació en La Plata, Argentina, el 31 de diciembre de 1955.
Es abogado, por la Universidad Nacional de La Plata (1980) y diplomático, graduado en el Instituto del Servicio Exterior de la Nación (ISEN). Es embajador extraordinario y plenipotenciario. Se ha desempeñado en Uruguay, ONU, Brasil, Honduras y en diferentes cargos dentro de la cancillería argentina desde 1982. Es autor de varias publicaciones, entre ellas, “Programa nuclear argentino” y “Deuda externa argentina: errores en su tratamiento”. Habla inglés y portugués.

profilepic_mas/img/whatsapp.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Whatsapp
Suscríbete
profilepic_mas/img/telegram-2021.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Telegram
Suscríbete
profilepic_mas/img/tribuchat-2021.jpeg
Recibe más servicios con nuestro Tribuchat
Suscríbete
©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América