La Turcomanía (3/4)

La Turcomanía (3/4)
OM
/ 28 de mayo de 2022
/ 02:00 am
Síguenos
01234
380
Compartido
700
Visto
Más

José María Leiva

 

“Los dramas turcos están a la orden del día. Es uno de los géneros que le valió romper fronteras y ganarse al público latino. Es increíble la respuesta de los espectadores a esta clase de producciones. Turquía encontró en las plataformas de streaming una vitrina espectacular para impulsar su industria del entretenimiento”. Carolina Herrera. . Historias de amor, traición y venganza, escuchándose una música, generalmente instrumental, con temas sonoros de profunda raíz turca que acompañan en todo momento el desarrollo de la trama.

 

“Es tal la pasión que despiertan estas teleseries turcas, sobre todo en los países de habla hispana, que no son pocos los que tienen o desean tener la música de su novela o serie favorita como ringtone en sus aparatos celulares”, o simplemente en sus equipos de sonido, incluso los del auto que conducen. Véase: . Continuamos este recorrido, con Ezel (en español: Eternidad) 2009.​ Está inspirada en la novela El conde de Montecristo de Alexandre Dumas y Auguste Maquet.

Narra la historia de Ömer Uçar (Kenan İmirzalıoğlu) un joven que regresa del servicio militar. Días después es traicionado por sus amigos Ali (Barış Falay) y Cengiz (Yiğit Özşener), y por su prometida Eyşan (Cansu Dere, la protagonista de “Sila”, “el Sultán” y “Madre”). Es acusado de robo y asesinato, por lo que es sentenciado a cadena perpetua. En la cárcel, Ömer es torturado para que revele dónde estaba el dinero del robo, hasta que un día, un guardia le desfigura el rostro, entonces se aprovecha de esto para matarlo, desata un incendio; finge su propia muerte y logra escapar.

 

12 años después, Ömer regresa transformado en Ezel, un exitoso jugador de póker, y su único deseo es el de tomar venganza contra quienes lo traicionaron, pero pronto verá que su amor por la mujer que lo traicionó puede seguir vivo.​ Los sentimientos son imborrables y al correr del tiempo revivirá muchos de ellos y conocerá las motivaciones que cada uno tuvieron para desatar la tragedia que le tocó vivir.

 

Por cierto, en varias de estas novelas turcas resalta muchas veces un personaje tipo patriarcal, que no tiene nada que ver con las familias de los protagonistas, sino, que es un tercero, llámese un incondicional amigo, mayor de edad que sirve de protector, confidente y consejero de uno de los actores principales de la trama, a quien incluso, cariñosamente estos suelen llamar “Baba”, es decir, papá. Así, por ejemplo, en la relacionada “Ezel”, Ramiz Karaeski (interpretado por Tuncel Kurtiz, actor, dramaturgo y director de cine turco), hizo de salvador, protector y confidente de Ömer/Ezel, desde que estaban en prisión. En “Elif”, Melih Ozer (Ilker gursoy), es un hombre adinerado, es hermano de Melek (Selin Sezgin). Internados en un orfanato al morir sus padres, quedando al cuidado del sacerdote Efruz Seçkiner (Kıvılcım Kaya) que hace de padre espiritual de Melih.

En “Se robó mi vida”, Nedim (Murat Soydan), es el protector y confidente de Ateş German (Keremcem). En “Tierra amarga”, Yilmaz Akkaya (Uğur Güneş), es protegido, desde que coincidieron en prisión, por Ali Rahmet Fekeli (interpretado por Kerem Alışık, a quien también hemos visto en “Amor eterno”, como el amigo de Kemal). En “Una luz de esperanza”, halil kumova, interpreta el papel de Sedat, el socio, protector y confidente de Omer (Fatih Ayhan), el empresario hotelero.

Otro elemento esencial a considerar en estas novelas es su exquisita y variada gastronomía. De hecho, sus platos ocupan un protagonismo especial con textura, sabores y aromas para el más exigente paladar. Así, en la mayoría de los capítulos vemos a sus protagonistas sentados alrededor de la mesa degustando siempre algo, ya sea en su propia casa o en un restaurante. Allí observamos el típico kebab, hasta croquetas de trigo rellenas de carne picada y acompañadas de numerosas salsas, y las albóndigas (Kofte) elaboradas con carne picada de cordero, servidas con cebolla, ajo, verduras y huevo.

 

No menos apetitoso se ven las dolmas turcas, un plato envuelto por hoja de parra y relleno de arroz, cebollas, carne picada o legumbres. Es servido con aceite de oliva y limón. Y por supuesto, no podría faltar, un postre que se le tiene como un manjar para festejar momentos especiales: El Baklava, dulce y húmedo, que “requiere de un delicado trabajo usando láminas delgadas de masa filo y nueces”. Véase .

 

                                   Siguiendo estas historias, tenemos: “Amar es primavera” (2014). Narra la historia de Oyku Acar (Ozge Gurel), una joven diseñadora de modas con mucho potencial por desarrollar. Desde su infancia está enamorada de Mete Uyar (Daghan Kulegec), quien con el correr de los años se enamora de su mejor amiga Seyma (Nilperi Şahinkaya). Mete es socio de Ayaz Dincer (Serkan Cayoglu), como arquitectos, en una importate firma de la construcción. A su vez, Ayaz es hijo de Önem Dinçer (Neslihan Yeldan), una diseñadora famosa para la cual Oyku comienza a trabajar

                                   En “Mi mentira más duce” (2019). Nejat Yilmaz (Furkan Palalı) es un ejecutivo de publicidad que vive con su hija Kayra (Lavinya Ünlüer), quien no sabe que su madre los abandonó cuando ella era solo un bebé y piensa que está en África ayudando a otros niños, pero que algún día volverá. Un día, Nejat busca varios lugares para grabar un anuncio y entra en un café cuyo propietario es Sevket (Ahmet Saraçoğlu), el padre de Suna Dogan (Aslı Bekiroğlu). Allí se encuentra con Suna, y es expulsado al creer esta que es un especulador inmobiliario. Poco después, arrepentida, Suna acude a casa de Nejat para pedirle perdón durante la celebración del cumpleaños de Kayra. La pequeña se pone muy contenta al verla y su padre, para no decepcionarla, le dice que Suna es su madre.

 

Finalmente, “Una luz de esperanza” (2019). La historia comienza con una pareja de jóvenes muy felices y con la ilusión de formar una familia. Ipek (Gulsah Aydin) y Omer (Fatih Ayhan, a quien vimos como el doctor Onur, en “Habitación 309”) se conocieron muy jóvenes y estaban muy enamorados, tanto que se casaron cuando tenían 18 años y ella se quedó embarazada.

Por intrigas de Halil (Şerif Bozkurt), el primo de Ipek, y Neslihan (Esin Civangil), su codiciosa esposa, Ipek es despojada de la herencia familiar que le corresponde, la mansión donde viven y la empresa, sustento de todos. Por otra parte, acusan de robo a Omer mandándolo a prisión, y encima, les hacen creer que Melek, llamada después Bahar (Isabella Damla Güvenilir, la protagonista de “Elif”), su recién nacida falleció en el parto.

 

Neslihan contacta a Kadir, el hombre que hacía el trabajo sucio y duro de la familia para que se deshiciera de la niña. Pero Kadir no fue capaz de matar al bebé por lo que la crió como si fuese su hija llamándola Bahar. Mientras tanto, han pasado 11 años desde que Omer entró en la cárcel y en todo ese tiempo cumplió su condena y se fue a EE UU donde se convirtió en un hombre adinerado y carismático. Era su momento de volver a Turquía y empezar a vengarse de todos los que le habían hecho daño.

profilepic_mas/img/whatsapp.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Whatsapp
Suscríbete
profilepic_mas/img/telegram-2021.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Telegram
Suscríbete
profilepic_mas/img/tribuchat-2021.jpeg
Recibe más servicios con nuestro Tribuchat
Suscríbete
©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América