¡Hasta cuándo, por el amor de Dios!

¡Hasta cuándo, por el amor de Dios!
ZV
/ 11 de junio de 2022
/ 12:49 am
Síguenos
01234
La reelección es ilegal
380
Compartido
700
Visto
Más

Primero, el gobierno eliminó el fideicomiso para la compra de medicinas, y luego decretó estado de emergencia ante el grave desabastecimiento de estas en los hospitales públicos, ordenando su compra directa, un hecho que provocó una luz de esperanza en todos aquellos pacientes que somos atendidos en el Instituto Hondureño del Seguro Social (IHSS) por diferentes patologías, en mi caso y en el de más de 224 personas más, por enfermedades oncológicas. Incluso, cuando se dio el cambio del director ejecutivo del IHSS, pensamos positivamente que pronto tendríamos acceso a los medicamentos que hasta ahora nos mantienen con vida, por la gracia del Padre.

Sin embargo, hasta hoy en día, no se nos ha solucionada absolutamente nada. La junta directiva se reúne en vano y no logran ponerse de acuerdo con las bases en que habrá de regularse esta compra. Mientras tanto el tiempo va corriendo en contra nuestra, sin que pareciera importarles en lo más mínimo a estos directivos, y vaya usted a saber, si también a otras autoridades involucradas, las consecuencias de su ya tardía decisión. En cualquier caso, la Asociación de Pacientes Oncológicos del IHSS, ya estamos hartos de comparecencias en los medios de comunicación, con mensajitos vía WhatsApp y otros llamados por las tales redes sociales, que han resultados estériles para que se solucione de inmediato este desabastecimiento y se nos proporcionen los medicamentos de los que estamos urgentemente necesitados.

Es hora que la asociación piense en un plantón en las mismas barbas de las autoridades. Así pasa en estas honduras, si la gente no protesta en las calles, no hay solución posible. Por otro lado, estas personas mientras no se enfermen ellos o algún pariente y tengan que necesitar de la seguridad social, seguirán siendo indolentes por nuestros males. Señor ministro de Salud, señor director ejecutivo del IHSS, con el debido respeto les recuerdo, ustedes son médicos, por Dios santo, deben saber las consecuencias mortales que implican para los pacientes oncológicos la interrupción de su tratamiento. En nosotros cada minuto cuenta.

¿Entonces, por qué seguir con este paso de tortuga en decisiones que no admiten lentitud ni espera? Pónganse la mano en la conciencia, y actúen con la celeridad del caso, velen por nuestros sagrados derechos a la pronta y correcta asistencia médica y a la impostergable salud, no permitan que los muertos se les vayan a acumular en sus espaldas y que el día de mañana se les puedan deducir responsabilidades, mínimo por negligencia y alguna otra acción dolosa o culposa, por parte de una masa de familiares enardecidos que jamás les perdonará esta inexcusable apatía y pronta respuesta. Jurídicamente, yo les diría: Hágannos justicia… dennos a cada quien lo que nos corresponde, y por favor, ya sea por acción u omisión, no nos fastidien más de lo que ya estamos, sufriendo de ansiedad y hasta depresión.

José María Leiva Leiva
Tegucigalpa, D.C.

profilepic_mas/img/whatsapp.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Whatsapp
Suscríbete
profilepic_mas/img/telegram-2021.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Telegram
Suscríbete
profilepic_mas/img/tribuchat-2021.jpeg
Recibe más servicios con nuestro Tribuchat
Suscríbete
©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América