Lucila Gamero Moncada, en la historia: A 149 años de su nacimiento

Lucila Gamero Moncada, en la historia: A 149 años de su nacimiento
ZV
/ 12 de junio de 2022
/ 12:55 am
Síguenos
01234
Lucila Gamero Moncada (pintura de Rolando López Tróchez).
380
Compartido
700
Visto
Más

Autor: Luis Alonso Gómez Oyuela
Email:luisgoyuela15@gmail.com

DANLÍ, El Paraíso. La alcaldía municipal, a iniciativa del representante de turismo y cultura Jimmy Ortega, con el apoyo del Comité Organizador integrado por la Universidad Pedagógica (UPNFM) Politécnica, Casa de la Cultura y Universidad Católica, por primera vez en la historia se realizará mañana en las “Calles Compartidas” un acto conmemorativo en homenaje a Lucila Gamero de Medina, en el 149 aniversario de su nacimiento.

El comité organizador tiene preparado un programa vinculado con la vida y obra de la escritora y novelista centroamericana, cuya obra literaria desde finales del siglo XIX traspaso las fronteras patrias para consagrarse en la historia como uno de los grandes valores que, a criterio de Luis Mariñas Otero, Lucila Gamero es una de las fundadoras de la literatura.

Nery Alexis Gaitán, escritor e intelectual danlidenses, en uno de sus ensayos sobre la vida de la novelista, dice que nació en Danlí en 1873 y falleció en esta misma ciudad el 23 de enero de 1964. Su padre fue el doctor Manuel Gamero y su madre Camila Moncada, por lo tanto, precursora de la novela en Honduras. Su novela “Adriana y Margarita, se considera la primera novela escrita en el país, estructurada según el género narrativo. Ejerció la profesión de medicina con gran acierto, habiendo estudiado bajo la dirección de su padre. Le fue extendido un Diploma de Médica y Cirujana, siendo decano de la facultad de medicina el doctor Manuel G. Zúñiga.

Agrega el escritor Gaitán:” Digo que fue una de las fundadoras de la literatura hondureña porque desde sus primeros trabajos se percibió en ella un talento creativo propio de los grandes escritores. En aquel momento, finales del siglo XIX, adolecíamos de trabajos narrativos de calidad, solamente abundaban crónicas con sabor a periodismo y fue Lucila Gamero quien empezó a publicar narraciones literarias”, apunta el escritor.

Según la descripción de Nery Alexis Gaitán, Lucila Gamero Moncada de Medina fue una de las primeras mujeres escritoras de Honduras. Los temas que sobresalen en el argumento narrativo sus obras son el amor y la familia, pero insertados en un contexto de análisis y critica al statu quo. No se sabe con exactitud de donde hereda su vena literaria, desde joven se dedicó a escribir y en 1892 a sus escasos 19 años publica la primera obra narrativa, que se asemeja más a un cuento, Amalia Montiel, la cual terminó el 30 de junio de 1891, siendo divulgada por entregas en la revista “la Juventud Hondureña. Años más tarde publica Adriana y Margarita, esta obra fue la primera novela publicada en nuestro país. Su visión feminista la convierte en una mujer incomprendida incluso por su mismo género; además, fue tildada de varonil.

Juan Ramón Martínez, en la obra “Una mujer ante el Espejo”, destaca aspectos fascinantes que en materia biográfica obtiene de Lucila Gamero Moncada de Medina que, en este reportaje no voy a profundizar por razones de espacio por lo que citaré algunos párrafos interesantes que se encuentran en la obra mencionada.

Por ejemplo, Martínez presenta más que a la autora, a la mujer. “Desde su valiosa personalidad, matizada de modernidad, diversidad e ideales Lucila Gamero Moncada fue capaz de brillar con luz propia. Recordada más por su legado artístico e ideológico que por sus triunfos científicos, logra convertirse en símbolo de mujer emprendedora, sacando del anonimato a la mujer hondureña a vista de nacionales o extranjeros.

Volviendo al pasado conforme a los datos biográficos de Lucila Gamero Moncada, Juan Ramón Martínez dice que, tres años después de su nacimiento da inicio la Reforma en Honduras. “Entre cambios sociales, económicos y políticos es que se dilatan los primeros años de vida de la novelista. Vivir fuera de las principales ciudades de Honduras no fue motivo para que Lucila Gamero Moncada cayera en el desinterés informativo, al contrario, parte de su gran mérito está en el valor que le dio a su vocación, talento e inquietudes.

A medida que la joven Lucila crecía físicamente, crecían también sus ideas y tomaba forma su aparto ideológico. Sus concepciones alcanzarían grandes ascensiones; divulgarlas era preciso. Su talento creador permitió que a través de manifestaciones literarias pudiera contemplarse a sí misma y expresarse. Su primera revolución fue mental, ciertamente consciente, en Palabras de Martínez, apunta Gaitán.

“Blanca Olmedo”. El escritor nicaragüense Antonio Medrano dijo: “Libro intensamente vivido y sentido. Libro en que la autora ha puesto alma, pasión, dolor…Libro en que palpita el amor y la vida, que pasan como meteoros que se esfuman… Sus páginas no se leen, se devoran, se sienten, y nuestras lágrimas las hacen inmortales. Lucila Gamero está ya consagrada por la gloria”.

Finalmente, Nery Alexis Gaitán afirma: “Es necesario dejar plenamente establecido la distancia que existe entre la novela María Jorge Isaacs, que es solo una historia de amor trágico, y Blanca Olmedo, que si bien es cierto en ella hay una historia de amor infausto, trasciende, a nuestro parecer, el entorno romántico y se convierte en una crónica de la desventura que establece la separación clasista de acuerdo a la posición económica. Asimismo, harán acto de presencia los señalamientos hacia la religión como cómplice de la alienación de la conciencia y hacia la justicia que se doblega ante el poder del más fuerte”.

profilepic_mas/img/whatsapp.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Whatsapp
Suscríbete
profilepic_mas/img/telegram-2021.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Telegram
Suscríbete
profilepic_mas/img/tribuchat-2021.jpeg
Recibe más servicios con nuestro Tribuchat
Suscríbete
©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América