Las claves de la polémica ley sobre el protocolo norirlandés

Las claves de la polémica ley sobre el protocolo norirlandés
HG
/ 13 de junio de 2022
/ 11:35 am
Síguenos
01234
380
Compartido
700
Visto
Más

El Gobierno británico ha presentado este lunes ante el Parlamento su proyecto de ley del Protocolo de Irlanda del Norte, con el que pretende resolver los cuatro problemas que, en su opinión, crea el documento negociado en 2020 con la Unión Europea (UE) como parte del acuerdo del Brexit.

El texto, que el Reino Unido asegura que no viola la legislación internacional, incluye una disposición para ser revocado en el caso de que Londres y Bruselas lleguen eventualmente a un pacto bilateral.

Estos son las cuatro áreas que el Reino Unido percibe como problemáticas y las soluciones que propone:

1 – PROCESOS ADUANEROS

A fin de eliminar costes y trámites para las empresas que comercian solo dentro del territorio británico, el Gobierno conservador propone mediante esta ley crear un “carril verde” que eximiría de controles aduaneros y sanitarios y fitosanitarios innecesarios a los bienes procedentes de Gran Bretaña destinados al consumo en Irlanda del Norte.

Para poder entrar en esta vía rápida, las empresas deberán estar registradas en un nuevo programa de “comerciantes de confianza” supervisado por las autoridades, con penalizaciones para los infractores.

Los bienes procedentes de Gran Bretaña destinados a la República de Irlanda, integrada en el mercado único comunitario, irán por un “canal rojo”, en el que se realizan todos los controles de mercancías requeridos por la UE.

Londres se compromete a compartir con Bruselas, a través de un sistema informático gubernamental, datos en tiempo real de los movimientos comerciales a fin de prevenir abusos.

2- UNA DOBLE REGULACIÓN OPTATIVA

El protocolo obliga a los bienes que entran a Irlanda del Norte a cumplir con la normativa de calidad comunitaria, al margen de si se quedan allí o continúan hacia Irlanda.

El Ejecutivo británico propone que las empresas que solo comercian con Irlanda del Norte puedan elegir si se rigen por los estándares comunitarios (CE), los británicos (UKCA) o ambos, lo que a su juicio ahorrará burocracia y costes y asegurará que los consumidores norirlandeses tengan acceso a todos los artículos producidos en el Reino Unido.

3- VENTAJAS FISCALES Y AYUDAS PÚBLICAS

El Gobierno británico considera que, debido a las normas comunitarias sobre subsidios estatales, el protocolo le impide aplicar en Irlanda del Norte desgravaciones fiscales y otras ayudas que concede al resto del Reino Unido, como descuentos en el impuesto sobre el valor añadido (IVA) o el acceso a préstamos durante la pandemia.

El proyecto de ley le da competencias para ofrecer a las empresas y productos que operen solo en Irlanda del Norte las mismas ventajas que se aplican en el resto del país, mientras que los requerimientos de la UE se seguirían imponiendo sobre las compañías y mercancías con destino al mercado único.

4- MECANISMO DE SOLUCIÓN DE DISPUTAS

El Reino Unido ve injusto que la provincia de Irlanda del Norte (que, en virtud del protocolo que el propio Gobierno británico firmó en 2020, permanece en el mercado único comunitario para bienes) deba regirse por normas dictadas desde Bruselas, que no son aprobadas por sus propias instituciones autonómicas.

También está en desacuerdo con que las disputas tengan que ser resueltas por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que es un sistema judicial que pertenece a solo una de las partes.

El nuevo proyecto de ley propone introducir un sistema de resolución de disputas que prescinda del TJUE y en última instancia permita recurrir a un arbitraje independiente. efe

profilepic_mas/img/whatsapp.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Whatsapp
Suscríbete
profilepic_mas/img/telegram-2021.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Telegram
Suscríbete
profilepic_mas/img/tribuchat-2021.jpeg
Recibe más servicios con nuestro Tribuchat
Suscríbete
©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América