Cómo llegar a la cima

Cómo llegar a la cima
MA
/ 15 de junio de 2022
/ 12:01 am
Síguenos
01234
Adiós 2020
380
Compartido
700
Visto
Más

Armando Cerrato y César Cerrato
Licenciados en Periodismo y Biología

“Cómo llegar a la cima” fue la interesante conferencia que el 10 de los corrientes dictó el héroe del alpinismo mundial originario de Camasca, departamento de Intibucá, zona occidental de Honduras, Ronald Quintero actualmente residiendo en los Estados Unidos de América y conquistador del denominado “techo del mundo” por ser la cumbre más alta del planeta Tierra, el Monte Everest.

El pasado 12 de mayo Quintero realizó la hazaña que para muchos es imposible pero es el sueño de todo amante del montañismo, que en Honduras cuenta con una federación que fue organizada en el año 2004 y aún lucha por obtener su personería jurídica pese a que todos sus miembros con esfuerzo propio y muy limitados recursos económicos han conquistado cumbres importantes de México, Centroamérica y Suramérica.
El Monte Everest tiene una altura de 8,848 m.s.n.m, siendo el más alto del mundo por lo que los alpinistas al llegar a la cima tienen que hacerlo cargando tanques de oxígeno para permanecer en ella pocos minutos, el tiempo suficiente para implantar como señal de su hazaña histórica la bandera de su respectivo país y tomarse fotos como prueba de su conquista y también del panorama impresionante que vislumbra en el horizonte cuando el techo de nubes lo permite.

Desde el punto de vista su hazaña no lo convierte en un héroe sino en un hombre que se ha propuesto un objetivo de vida y de amor al peligroso deporte de subir a la cima de las siete montañas más altas del mundo.
Quintero es un hombre poseedor de una personalidad muy humilde y agradable, su relato a una audiencia amante del montañismo en Honduras la realizó durante dos hora en el auditórium Jesús Aguilar Paz nombre con que la Universidad Nacional Autónoma de Honduras honra la memoria del cartógrafo hondureño que con instrumentos de la época y a lomo de mula trazó el mapa del territorio hondureño en 1933 con tal precisión que ha sido comprobada por la tecnología satelital de hoy en día.

Ronald Quintero tiene el récord de ser el primer hondureño en llegar no solo a la cumbre del monte Everest sino que también conquistó la cumbre del Lhotse la cuarta montaña más alta del mundo con una elevación de 8,516 m.s.n.m y que está al lado del Everest en un cruce peligrosísimo de una montaña a otra y que el hondureño realizó durante el descenso del techo del mundo, grata sorpresa que nos tenía reservada y que exige una condición física excepcional que pocos alpinistas han conseguido.

Ronald Quintero se ha convertido en un héroe nacional e internacional y en un ejemplo para todos los jóvenes montañistas que con su amor a las alturas y a la aventura de su ascenso los ha motivado a seguir sus pasos y sentir el shock adrenalínico que genera el peligro del ascenso cruzando grietas y glaciares con escaleras metálicas colocadas como puentes de un extremo a otro, y de lisas paredes armado con piolets y crampones, cuerdas y un traje especial de plumas para protegerse del intenso frio.

Las cuerdas son fijadas por los famosos Sherpas una raza experta que ha evolucionado para vivir en las alturas y que son indispensables e irreemplazables a la hora de atacar la cumbre y asegurar el peligroso descenso.
Un grupo de Sherpas con la experiencia de haber subido más de 60 veces a la cima, acompañando, guiando y asistiendo a alpinistas de todo el mundo que han logrado hacer cumbre, fueron los responsables de garantizarle a Quintero la altura de su sueño que quedara inscrito para siempre en el libro de la humanidad aventurera.
En su lista de conquistas Quintero ha hecho cumbre en el África, al ascender hasta el inmenso cráter del monte Kilimanjaro, volcán inactivo, en Tanzania a una altura de 5,895 m.s.n.m, y al Monte Elbrús el pico más elevado de Rusia y Europa, con una altitud de 5,642 m.s.n.m.

Quintero También conquistó el Aconcagua la montaña más alta de América ubicada en Argentina con una altura de 6,960 m.s.n.m, al igual que el Denali o Monte Mckinley en la cordillera de Alaska, en el Polo Norte, la más alta de Norteamérica con 6,190 m.s.n.m.

Este no es el final de la historia de conquistas de Quintero ya que actualmente se encuentra organizando la logística para una expedición polar que intentara subir a la cima del Macizo Vinson en la Antártida, con una altura de 4,892 m.s.n.m, uno de los lugares más remotos y peligrosos del mundo dada las bajas y extremas temperaturas que se desatan en la zona.

Tras Quintero también logró hacer cumbre en el Everest la primera mujer salvadoreña Alfa Karina Arrué convirtiéndose en un orgullo para su país y para toda Centroamérica, demostrando que las mujeres son capaces de realizar heroicas hazañas que antes se creía que solo los hombres podían lograr y que en el montañismo no existe tal cosa como el sexo débil.

No queda más que desearles a Quintero y a Arrué el mejor de los éxitos en sus conquistas y desearles una feliz cumbre.

profilepic_mas/img/whatsapp.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Whatsapp
Suscríbete
profilepic_mas/img/telegram-2021.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Telegram
Suscríbete
profilepic_mas/img/tribuchat-2021.jpeg
Recibe más servicios con nuestro Tribuchat
Suscríbete
©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América