Luis Hernansáiz, maestro de yoga: “Cuida tu salud y descubre dónde estás ubicado en esta vida”

Luis Hernansáiz, maestro de yoga: “Cuida tu salud y descubre dónde estás ubicado en esta vida”
ZV
/ 18 de junio de 2022
/ 12:38 am
Síguenos
01234
Luis Hernansáiz
380
Compartido
700
Visto
Más

Después de platicar con el maestro Luis Hernansáiz, una cosa me gusta del yoga y otra no: potencia el rendimiento sexual, pero requiere hábitos alimenticios, preferiblemente, vegetarianos. Dedicado a estudiar todas las corrientes iniciáticas por más de 35 años, Hernansáiz asegura que el yoga puede curar y aliviar muchas enfermedades como fumar, el alcohol, la obesidad y la diabetes.

Quiso ser monje, pero desertó por decepción, fue militar asignado a Argelia, donde se inició en esta disciplina y mecánico de la empresa OTIS. Ahora recorre el mundo enseñando su propio estilo de disciplinas, como: la esgrima templaria, la danza de Shiva, yoga, taoismo y meditación. Idealista y práctico por naturaleza, sigue creyendo que, respetando el planeta, la vida en sociedad puede ser más cooperativa, solidaria, alegre y saludable.

–¿Qué lo trae por Honduras?
Como parte de la Red por la Fraternidad Humana tuvimos una reunión en México en mayo y el 22 de junio hay otro que se hace cada 12 años en Perú concretamente cerca de Cuzco, entonces, la idea fue llegar a México y hacer un recorrido por todo Centroamérica para llegar a Perú el 22 de junio.

–¿Qué particularidad tiene esa reunión en Perú?
Es una ceremonia milenaria del solsticio de verano en Perú, nuestros antepasados consideraban esa fecha como una puerta que nos facilitaba la conexión del cosmos con la Tierra y se hacía un ritual para expresar que no somos seres aislados aquí en este mundo, sino que formamos parte de todo el cosmos.

–¿Y aquí en Honduras?
Tenemos una sede que forma parte de la Red por la Fraternidad Humana donde se practica yoga, taichi, meditación y estamos con la idea de realizar proyectos de cooperacion, sobre todo del medio ambiente.

–¿Cuándo se inició en el yoga?
Desde hace 40 y pico años por una necesidad de supervivencia. Estaba en el ejército, asignado en África, en los tiempos de la dictadura, sometido a mucha presión y el yoga fue una herramienta que me hizo encontrar un centro de identidad y no desparramarme psicológicamente.

–¿Desertó del ejército?
No, no, si lo hubiera hecho todavía estuviera en prisión; terminé bien, como puede ver, bueno, no estoy tan bien pero no tan mal.

–¿Cuándo decide practicarlo como un hábito?
Me sentía un poco solo y me acerqué a un centro de la Red en Madrid, ahí
me di cuenta que, aparte de yoga, había muchas otras actividades culturales como centros de estudios, alimentarse adecuadamente, filosofía, estudio de las religiones comparadas y eso me interesó.

–¿Por qué la gente debe practicar yoga?
Bueno, no debe ser un deber porque no es una obligación, es una disciplina para mejorar la salud y descubrir dónde está ubicado uno en la vida, una persona que no crea conflictos, sino que sirva para resolverlos, pero primero hay que resolver nuestros conflictos internos.

— ¿Se refiere a todas esas tribulaciones cotidianas como los vicios, desempleo, desengaños, etc.?
Bueno, todos vamos a pasar por circunstancias duras, de eso no nos podemos salvar ni practicando yoga lo que sí aprendes es a gestionarlas mejor sin que te maten, tomar distancias para que no te vuelvas agresiva y peligrosa para ti y para los otros.

–¿El yoguista cree en Dios?
Tendríamos que definir qué es eso de Dios. Si le preguntas a un católico tiene un concepto, el budista tiene otro, entonces, el yoga en realidad no tiene ninguna creencia a priori, respeta cualquier creencia, investiga y al final existe un ser total sin importar la denominación, no se trata de adorar ni estar de pedigüeños.

–¿Sigue siendo el yoga esotérico?
Cada vez menos en todos los países, se inició en la India, pero hace 5 o 6 años la UNESCO lo declaró por unanimidad como beneficio de la humanidad y se declaró el 22 de junio para su celebración mundial, o sea, que ha dejado de ser una cosa oculta de gente rara y se está ofreciendo como herramienta para mejorar el ambiente individual y social.

–¿Funciona?
Claro que funciona, como profesores de yoga podemos ver que vienen personas con problemas físicos, dolores musculares, problemas de sueño bien y solamente con el hecho que le dediquen un par de horas, tres veces a la semana, a parar la mente y dedicar a un momento al ejercicio corporal, sentir la respiración y entrar en un estado de relajación, calma y meditación, el efecto se nota al mes, la persona te lo va diciendo.

–¿Debería promoverse en las escuelas y colegios?
En España ya se está promoviendo en adolescentes, que es la etapa más conflictiva, los jóvenes lo agradecen y hasta los profesores que lo necesitan más.

–¿En el ámbito social?
Es individual y repercute en lo colectivo, tampoco se trata de formar a alguien, pero se le da herramientas para que él mismo vaya modificando sus actitudes o sea, que empiece a alimentarse mejor, si fuma, por ejemplo, poco a poco se le van quitando esas ganas de fumar o si tiene dependencia de drogas o alcohol con el ejercicio psicofísico se le van quitando esos hábitos, desarrolla un código de ética personal.

–¿Es posible practicarlo en familia?
Sí, mi hijo hasta se hizo vegetariano y hay muchos casos de hijos que van tomando ejemplo de los padres, hoy en día tenemos jóvenes que ya no solo son vegetarianos, que es la propuesta que hacemos nosotros aquí, sino, que se han hecho incluso veganos o sea ya nos están superando y hay cantidad de jóvenes que por iniciativa propia ya vienen con ese gen de respetar a la naturaleza, respetar a los animales.

–¿Y en el sexo?
Es fabuloso, hay toda una vía dentro del yoga que se llama el tantra yoga donde la persona puede aprender -los hombres, principalmente- cómo satisfacer a una mujer, esto es un problema recurrente, llegamos a los 30 o 40 y toda la energía sexual se va para abajo, las personas se hacen apáticas, no tienen ánimo para vivir, se sumen en la oscuridad, entonces, el ejercicio simple potencia el vigor sexual y también desarrolla el respeto a lo femenino.

–¿Cuál es el mensaje que lleva por el mundo?
No me considero un mensajero, misionero, visionario que tengo la solución para la humanidad. La solución la tiene que encontrar cada uno, no es transferible, no es yo te soluciono tu vida y quizá lo que haría es perjudicarte. Si hay algún mensaje es simplemente: cuida tu salud y desarrolla tu capacidad de darte cuenta dónde estás parado en esta vida y aquí hay unas cuantas herramientas para que tú las uses.

–Cuando habla de cuidar la salud, ¿está básicamente relacionado al hábito alimenticio?
Hay cuatro cosas básicas para la salud: Lo que comes es lo que te genera salud o enfermedad, pero también es importante dormir bien, higiene y ejercicios.

–Con tantas preocupaciones del día a día la gente ni duerme bien, ¿qué les aconseja?
Simplemente aprender a relajarse y eso lo puede hacer cualquiera haciendo una respiración profunda, sentir el pulso del corazón. Se puede hacer también un repaso de los acontecimientos del día y luego te vas a dormir, pero no para culpabilizarte, es como cuando estás en la oficina, apagas el ordenador y el trabajo no te lo llevas a casa entonces duermes tranquilo porque no tienes ningún pendiente, lo mismo con la mente, no dejar ningún pendiente en la mente.

–¿En cuanto a la higiene?
No solo es bañarse, se trata de higiene interior como limpiar los intestinos o las vías respiratorias. Un ejemplo muy sencillo: A veces se nos tapan los orificios nasales, agarras un poquito de agua tibia con sal, dejarla caer por gravedad, luego expulsarla por un lado y por otro, entonces, limpia las vías respiratorias. Fíjate qué importante es eso porque si no respiramos bien no tenemos energía en nuestra mente.

–¿Qué tanta responsabilidad tienen los gobiernos en la salud mental de la gente?
La responsabilidad es individual, si le echamos la culpa al gobierno nunca lo vamos a solucionar, la idea es que cada uno tome la responsabilidad de su propia vida, el gobierno no puede prohibir por decreto ya no fumes, ni bebas alcohol, ni uses drogas.

–¿Hay evidencias del yoga para aliviar otros males del cuerpo?
Hay evidencias de gente con diabetes cuando empieza a alimentarse con menos azúcares, pero todo se basa en la voluntad porque es la que genera el cambio.

–¿Cómo lidiar con las nuevas tecnologías?
El problema no es la tecnología sino saberlas gestionar. Hay un momento que uno se satura y ya no rinde, pero uno quiere seguir. La propuesta sería tomarse un tiempo, teóricamente 5 o 10 minutos, cerrar los ojos y respirar profundo para que todo se vuelva a recomponer y vuelvan las ideas y creatividad.

–¿Tiene temores?
Se me han ido quitando, incluyendo el temor a morir.

–¿Alguna preferencia política?
No me gustaría definirme por ningun partido, porque eso degenera la filosofía del yoga, partido significa partidario y no quiero ser partidario de nada para no estar confrontado con nadie.

–¿Había estado en Honduras?
Es mi segunda vez.

ÉL ES…
Luis Hernansáiz nació el 21 de mayo de 1955 en Cuenca, España. Es promotor cultural y ha trabajado en centros gubernamentales de Madrid, Toledo y diversas asociaciones sin ánimo de lucro, entre ellas la red GFU y la Cruz Roja de España. Ha sido asesor del Ministerio de Educación de España para la enseñanza del yoga. Es autor de los libros El vuelo del Cisne, Templarios, Metáforas Saltabardianas y diversas publicaciones sobre esta disciplina. Vive en Madrid.

profilepic_mas/img/whatsapp.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Whatsapp
Suscríbete
profilepic_mas/img/telegram-2021.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Telegram
Suscríbete
profilepic_mas/img/tribuchat-2021.jpeg
Recibe más servicios con nuestro Tribuchat
Suscríbete
©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América