Reduflación ¿qué diablos es eso?

Reduflación ¿qué diablos es eso?
ZV
/ 20 de junio de 2022
/ 12:05 am
Síguenos
01234
380
Compartido
700
Visto
Más

Por: Otto Martín Wolf

No estoy muy seguro, aunque tengo una ligera idea.

Veamos: El alza de los precios del combustible, energía eléctrica y otros productos básicos ha generado una reacción en cadena conocida como inflación.

Las cosas están subiendo sin control. Algunas veces el alza tiene cierta justificación, otras simplemente son producidas por la ambición de algunos, como dice el refrán “en río revuelto ganancia de pescadores”.

Hasta ahí muy bien (mejor dicho muy mal) pero la mayoría de nosotros conoce el término y ha sufrido y está padeciendo sus consecuencias.

Pero, qué sucede cuando a determinado producto no se le puede subir más el precio pues los fabricantes estiman que el consumidor literalmente ya no aguanta?

Alguien inventó un truco que trajo como consecuencia el nombre reduflacion.

Para hacerlo más comprensible comentaré algunos ejemplos.

Supongamos que una bebida gaseosa embotellada normalmente de 12 onzas tiene determinado precio. Es un producto de medio lujo del cual la gente puede prescindir si se pone demasiado caro para su presupuesto.

¿Qué hacer?

Aplicar el principio de reduflación.

En lugar de tratar de subir el precio, pues ya vimos que podría afectar sus ventas, lo que hace es reducir su tamaño.

La botella, lata o empaque parece del mismo tamaño, la diferencia es muy pequeña pero en realidad solo trae 8 ó 10 onzas. Quizá alguna gente lo note, otros no.

Tomamos el nuevo tamaño, que quizá ha sido apoyado con una campaña publicitaria que dice “nueva imagen”, lo sostenemos en la mano y quizá vemos la diferencia, pero es tan pequeña que finalmente no le hacemos caso y lo compramos.

Ya está! El producto realmente ha subido de precio sin necesidad de arriesgar parte de su clientela.

En algunos casos es más difícil de detectar la reduflación. Por ejemplo, mi hamburguesa favorita ha aumentado la cantidad de lechuga y otros vegetales más baratos que la carne, que es el ingrediente más caro.

El bulto es igual, el mordisco es el mismo a que estamos acostumbrados, pero en realidad no recibimos la misma cantidad de carne de siempre.

¡Nos han reduflado! Sé que esa palabra suena feo, pero es la realidad.

De paso, durante algún tiempo hacían la oferta de “agrandar” la orden de papas, ahora inteligentemente preguntan: Desea papas premier?

Desde luego que uno quiere todo premier, claro que sí, es lo que va a comer! Pero le cuesta más, le “agrandaron” la orden sin decirlo.

La tendencia ecológica de proteger al planeta está eliminando las bolsas plásticas en que nos eran entregados los productos en los supermercados.

¿Quiere saber mi opinión? (claro, por eso está leyendo daaaaaa).

Pienso que, aprovechando nuestro deseo de conservar el medio ambiente, se están economizando el costo del empaque, cosa que ahora sucede hasta en las pulperías más pequeñas.

O le venden las bolsas plásticas a uno, demostrando que su interés siempre fue el dinero, no la ecología.

Las pajillas en los refrescos se han vuelto opcionales, de verdad alguien cree que les importa mucho que una tortuga se asfixie, como fue tremendamente publicitado (quizá por ellos mismos).

Noup, pero si venden cien millones de refrescos al día son cien millones de pajillas menos en el costo… saque la cuenta.

Una bolsa de frijoles que traía cinco libras, ahora viene con 4 o le ponen su peso en gramos para confundir al cliente. El empaque es igual, parece el mismo, pero no lo es. También en arroz, espaguetis, harina, salsa de tomate, etc. han aplicado el sistema de reduflación cuya traducción libre es “reducimos el tamaño, mantenemos el precio”.

El consumidor no tiene defensa.

Honduras está sujeta al sistema métrico decimal en casi todo, pero no en la gasolina, ¿por qué?

En toda Centroamérica se vende por litro, aquí en galones, cuando se hace la comparación de precios alguna gente se enreda.

Es lo mismo que subirse a la báscula y ver su peso en kilos. Son muchos menos que libras desde luego (aunque uno esté muy gordo). Cada kilo son 2.2 libras, saque la cuenta, en lugar de pesar 180 libras usted pesa 81 kilos, ¿verdad que suena mejor?

Es la reduflación (solo mental) aplicada a la gordura.

Pero eso somos nosotros mismos tratando de engañarnos.

Lo malo es cuando los fabricantes y comerciantes son quienes pretenden engañarlo a uno y lo peor del caso es que generalmente lo logran.

ottomartinwolf2@gmail.com

profilepic_mas/img/whatsapp.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Whatsapp
Suscríbete
profilepic_mas/img/telegram-2021.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Telegram
Suscríbete
profilepic_mas/img/tribuchat-2021.jpeg
Recibe más servicios con nuestro Tribuchat
Suscríbete
©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América