Sobre la brecha digital o tecnológica

Sobre la brecha digital o tecnológica
ZV
/ 23 de junio de 2022
/ 12:02 am
Síguenos
01234
380
Compartido
700
Visto
Más

Por: Jorge Roberto Maradiaga

Indiscutiblemente, lo relativo a las Tecnologías de la Información y la Comunicación TIC, es un tema de actualidad, por el significativo impacto que tiene en el acontecer social a nivel mundial. Obviamente hay países que han avanzado sustantivamente en este ámbito, accionar que nos parece un imperativo categórico la dinámica incorporación al acontecer en nuestro querida Honduras.

Al hablar de brecha digital o tecnológica automáticamente se está haciendo referencia a la diferencia entre aquellos países o comunidades que tienen accesibilidad a Internet (fundamentalmente de banda ancha) y aquellos que no, si bien tales desigualdades también se pueden referir al conocimiento y utilización de las nuevas Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC), entre lo que podemos mencionar por su connotación y utilización, la computadora personal, la telefonía móvil o celular, la banda ancha, así como otros dispositivos aplicables, mismos que avanzan cada día más.

Coincidimos con estudiosos del tema, cuando destacan que la brecha digital se basa en diferencias previas al acceso a las tecnologías. También hace referencia a las diferencias que hay entre grupos según su capacidad para utilizar las TIC de forma eficaz, debido a los distintos niveles de alfabetización y capacidad tecnológica existentes. De otra parte, se utiliza en ocasiones para señalar las diferencias entre aquellos grupos que tienen acceso a contenidos digitales de calidad y aquellos que por limitaciones de distinta índole no la tienen, lo cual indefectiblemente genera un impacto social.

Evidentemente surge una interrogante: cuál es la brecha entre aquellos que tienen acceso a las tecnología digitales y aquellos que no? Sobre ello existen diferentes puntos de vista. Algunos tratadistas la conciben así: “Mientras algunas personas tienen las más poderosas computadoras, el mejor servicio telefónico y el más rápido servicio de Internet, así como una riqueza de contenido en este servicio y una capacitación apropiada para sus vidas… otro grupo de personas… no tiene acceso a las más modernas y mejores computadoras, al más confiable servicio telefónico o al más rápido o más conveniente servicio de Internet. La diferencia entre estos dos grupos de personas constituye… la brecha digital”.

Según la Organización Mundial del Comercio, las nuevas oportunidades tecnológicas de la información y la comunicación, serán el motor de una “tercera revolución industrial”. En tal sentido se sostiene que gracias a las TIC, se podrán anular las brechas de pobreza y de falta de recursos existentes, confrontándose en el campo de la economía, de las transformaciones políticas y sociales, de la identidad, en la cultura y en el poder, modelando nuevas relaciones a escala global, lo cual nos plantea un reto de primera, el que debemos afrontar con visión futurista y constructiva, pues bajo ninguna circunstancia debemos o podemos permanecer indiferentes, puesto que ello significaría sumirnos en el peor de los retrocesos u obscurantismos.

Por su parte señala la OMC, que a través del comercio electrónico y de los e-servicios, de la reducción de los costos de conexión, mejorando la eficiencia de los gobiernos y servicios públicos y favoreciendo el rol del sector privado, se creará un “entorno favorable” para lograr la reducción de las desigualdades entre y dentro de los estados.

Se señala que una manera real y efectiva de disminuir la brecha digital o tecnológica es implantar políticas de accesibilidad web, para que todas las personas, independientemente de sus limitaciones económicas, físicas o de las derivadas de su entorno puedan usar de forma satisfactoria y constructiva Internet y la Word Wide Web. Si ello forma parte de una política estratégica del Estado, es obvio que los resultados transformadores no se harán esperar.

Conscientes de lo anterior y con miras a hacer efectivo este reto de modernización, una gran cantidad de países de todo el mundo, han desarrollado planes encaminados a la disminución de la brecha digital o tecnológica, en estrecha colaboración con el sector privado y la sociedad civil, planteándose de manera real y efectiva, la necesidad de estimular no solo el acceso, sino también el uso y la apropiación de las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación, en atención a que estas puedan incidir efectivamente en los propios procesos de desarrollo, combatiendo la brecha tecnológica. Vale decir, es importante y básico la capacitación de los usuarios y la creación de contenidos culturalmente adecuados a cada contexto.

Es básico que las comunidades receptoras en estos procesos de equipamiento tecnológico sean tomadas en cuenta, para evitar la falta de sustentabilidad a largo plazo de tales proyectos. Deben proporcionar un espacio de encuentro de una nueva esfera pública, donde la sociedad civil pueda definirse y comprenderse en su diversidad y donde las estructuras políticas estén sujetas al debate público y sean evaluadas por sus acciones, garantizando la participación de las categorías más excluidas o marginadas a través de una perspectiva de género, regionales y sociales.

*Doctor en Derecho Mercantil, catedrático universitario y especialista en Derecho Aeronáutico y Espacial

jorge.mara@yahoo.com
E-mail: jorgermara@gmail.com

profilepic_mas/img/whatsapp.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Whatsapp
Suscríbete
profilepic_mas/img/telegram-2021.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Telegram
Suscríbete
profilepic_mas/img/tribuchat-2021.jpeg
Recibe más servicios con nuestro Tribuchat
Suscríbete
©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América