Oraciones y clamor de justicia en entierro de campesino cercenado por perros

ZV
/ 24 de junio de 2022
/ 05:50 am
Síguenos
01234
Oraciones y clamor de justicia en entierro de campesino cercenado por perros
En una iglesia evangélica, a unos metros del sitio donde murió trágicamente, fue velado el cuerpo de Santos Félix Velásquez Ártica (foto inserta).

Más

Exigiendo pronta justicia y con indignación, familiares, vecinos y conocidos de Santos Félix Velásquez Artica (42), enterraron sus restos ayer, en el cementerio municipal de Valle de Ángeles, Francisco Morazán, después que pereció brutalmente atacado por una jauría de perros, en una calle de la aldea El Sauce.

Velásquez Ártica murió supuestamente por el ataque de unos “endemoniados” perros, según pobladores, la noche del martes anterior, cuando caminaba rumbo a su casa.

Aldeanos encontraron el cadáver del campesino hasta la mañana del miércoles, por lo que hicieron el reporte a las autoridades policiales y estas a Medicina Forense, para el levantamiento del cuerpo e ingreso a la morgue capitalina.

Al encontrar el cuerpo con una pierna cercenada y otras heridas, los asustados pobladores de El Sauce rápidamente sacaron la conclusión que había expirado trágicamente por un ataque de unos perros, propiedad de la pareja vecina conformada por Jorge Bonilla y Martha Matamoros.

El matrimonio tiene en su lujosa vivienda ocho canes, seis labradores y dos de la raza gran danés.

SACRIFICAR PERROS

Los alarmados pobladores como medida de protesta y exigiendo justicia a las autoridades correspondientes, se tomaron la calle que da acceso a las aldeas Las Tres Rosas y El Sauce.

Los manifestantes señalaron que los animales causantes de la muerte son sumamente feroces y peligrosos, al grado de asegurar que ya mataron una yegua y ejecutado otros ataques, al escaparse por la parte trasera de la propiedad de sus propietarios.

Ayer los indignados manifestantes amanecieron velando los restos de su vecino y nuevamente exigieron justicia y que sacrifiquen a los perros, porque temen que los canes vuelvan a atacar más personas o niños. El cuerpo fue velado en una iglesia evangélica situada a unos 200 metros del sitio donde murió el campesino.

A las exequias llegaron decenas de pobladores para dar el pésame a los parientes de la víctima. En horas del mediodía, los parientes y demás personas enterraron el cadáver del aldeano. En la sepultura, los dolientes y otras personas seguían asegurando que su ser querido había muerto por el brutal ataque.

Con muestras de pesar los presentes en el funeral dieron el último adiós a Velásquez Artica. Durante el entierro, la multitud entonó alabanzas y pidió a Dios por el alma del labrador, siempre lamentando su salvaje deceso.

ORDENANZA POR CANES

Para apaciguar el enojo de los aldeanos, la corporación municipal ayer mismo se reunió con los aldeanos de El Sauce. Después de una hora de debates, el alcalde Wilfredo Ponce y los regidores nombraron una comisión municipal conformada por civiles, bomberos, policías, fiscales, para investigar el caso y de paso dialogar con los dueños de los canes.

La comisión llegó al sector donde sucedió la muerte por el feroz ataque de los animales. Los representantes municipales hablaron con la dueña de los animales para saber la parte de los propietarios.

La mujer rotundamente negó que hayan sido sus perros los causantes de la muerte del campesino, al catalogarlos de mansos y hasta amorosos.

A esa misma hora, la corporación municipal de Valle de Ángeles se reunía para determinar qué medidas tomar y que no vuelvan a ocurrir tales sucesos en el pintoresco municipio, situado al nororiente de Francisco Morazán.

Ayer mismo las máximas autoridades durante la reunión estaban elaborando una ordenanza municipal mediante la cual se regulará la tenencia de esos animales con cercado de propiedades y encierro de los perros bravos que puedan causar daños a la población. (JGZ)

 

Tags:perros
©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América