¿Para dónde vamos?

¿Para dónde vamos?
ZV
/ 24 de junio de 2022
/ 12:01 am
Síguenos
01234
380
Compartido
700
Visto
Más

Por: Irving Guerrero

Está claro que el gobierno nos encamina a una agenda “progresista” y cercana al modelo del socialismo del siglo 21. En realidad, esto no tendría nada de malo ya que cuando un presidente toma posesión lo hace después de haber hecho sus propuestas de campaña y haber logrado ganar las elecciones en base a estas.

En esta ocasión la propuesta ganadora, en realidad, no fue la de “refundar” la patria con un modelo de izquierda radical. La propuesta ganadora fue sacar a JOH y a la pacotilla de ladrones que lo rodeaban. La única forma de lograrlo fue con una alianza con Salvador Nasralla. Todos entendimos que esta alianza tenía el componente de izquierda (Manuel Zelaya) y el componente moderador de Salvador.

A toda luz ya está claro que Salvador fue utilizado y está en proceso de ser escupido, de la misma forma que “Mel” ya lo hizo en el pasado con otro exdesignado presidencial. Queda demostrado su modus operandi; engatusar a candidatos arrogantes y vanidosos, llenándolos de adulación y halagos para que lo ayuden a llegar al poder, para después darles la patada.

Libre nunca hubiera ganado las elecciones si hubiera propuesto un modelo de socialismo del siglo 21. Por lo cual, no tienen ningún derecho de llevar el país en esa dirección. Salvador Nasralla, después de ser ninguneado y violentado en su posición de designado, no le queda más que volver a ver a su celular bajo la esperanza que alguien lo llame para adularlo; cuando en realidad su vanidad es la que nos está llevando al desfiladero del narcosocialismo.

Salvador no tiene la masa testicular necesaria para afrontar a “Mel” y a su pacotilla criminal apoyada por el buscado por la DEA (recompensa de $15 millones por la cabeza de Maduro) y por el alero de Pablo Escobar (Ortega), de quien hay fotos ayudándole a descargar droga de un avión en Nicaragua. Esta es una verdadera tormenta de estiércol la que nos espera.

Más allá de la vergüenza que representa para cualquier nación manifestarse a favor de Maduro y Ortega, igual venimos de aguantar la casi -dictadura- de JOH. Que nunca llegó a ser dictadura, pues por medio del voto popular nos pudimos librar de esa pestilencia. Cosa que en Nicaragua, Cuba y Venezuela no pueden hacer; la única forma de librarse de estas auténticas dictaduras es por medio de la fuerza, pues nunca permitirán el disenso ni elecciones libres.

Apoyar a quien trae tropas rusas a la región pondrá en precario el estatus de nuestros migrantes y el Tratado de Libre Comercio CAFTA, así como la integración regional. Es decir que este gobierno nos está condenando a menos inversión y desarrollo económico; es decir que pronto seremos un país más pobre.

¿Este es el cambio por el que votamos? Por lo que se ve hoy, llegar al socialismo del siglo 21 será la culpa del Partido Nacional; a sus dirigentes les deseo el infierno eterno. A los que quedamos aquí; deseo la meditación necesaria para que señalemos al gobierno actual que está en la dirección equivocada. De Salvador no esperen nada; está partido y sin huevos (PSH).

profilepic_mas/img/whatsapp.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Whatsapp
Suscríbete
profilepic_mas/img/telegram-2021.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Telegram
Suscríbete
profilepic_mas/img/tribuchat-2021.jpeg
Recibe más servicios con nuestro Tribuchat
Suscríbete
©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América