Viene crisis alimentaria si no se toman medidas urgentes

ZV
/ 25 de junio de 2022
/ 12:02 am
Síguenos
01234
Viene crisis alimentaria si no se toman medidas urgentes

Más

Por: Carlos Medrano*

Si el gobierno de la Presidente Xiomara Castro no toma medidas urgentes y oportunas en relación con la actividad agrícola, ganadera y productiva, lo que se avizora en esta Honduras será una crisis alimentaria sin precedentes.

El mundo lo está anunciando y los organismos internacionales de crédito ya lo advirtieron ya que el covid-19 y la guerra Rusia-Ucrania han tenido repercusiones negativas en las economías del globo terráqueo, por lo tanto, las naciones deben tomar las previsiones del caso, principalmente en el sector agroalimentario.

Ojalá que aceleren el paso quienes están en los organismos estatales que tienen relación con este estratégico sector agrícola-productivo, que elaboren un plan realista, concreto y realizable a corto, mediano y largo plazo, que apoye al sector agrícola y ganadero, principalmente.

Desde hace algunos años, en Honduras se ha descuidado a quienes nos dan de comer a los 9 millones de habitantes, nuestros productores trabajan con desventajas enormes en comparación a Centroamérica y no digamos los Estados Unidos, no cuentan con crédito accesible para todos y están sujetos a los vaivenes del clima.

El sector agroalimentario continúa deprimido por varias razones, como es el caso de las secuelas dejadas por las tormentas Eta e Iota, por el aumento de los insumos dejados por la pandemia del covid-19, por la guerra Rusia-Ucrania y por el incremento a los precios de los combustibles que tiene un impacto directo en la producción nacional.

Los costos de producción se han disparado por las alzas en los fertilizantes y los alimentos balanceados para animales, ya que, en el caso de la urea, Honduras lo importa de Ucrania y este insumo se ha acrecentado por las consecuencias que deja la guerra en ese país.

Los fertilizantes, que representan el 20% de los costos de producción, se han incrementado desde 100 a 200 lempiras por quintal, mientras que las alzas de los alimentos para animales representan el 80% de los costos, recomendándose hacer estudios de suelo para disminuir el uso de fertilizantes.

Pero no solamente los fertilizantes han aumentado, también las semillas, fungicidas y hasta la maquinaria.

Los precios de los productos básicos para la alimentación de los hondureños no han parado y continúa con tendencia alcista, disparando los indicadores inflacionarios que, según estimaciones de los expertos, alcanzará los dos dígitos a finales del presente año.

En el caso de la producción de carne, por ejemplo, poco a poco y desde hace algunos años el hato ganadero hondureño se ha reducido significativamente porque esta actividad ya no es nada atractiva, por el robo de ganado, inseguridad jurídica, invasiones y malos precios.

Nada que ver con lo que sucede en Nicaragua en donde existe un floreciente negocio con ganado bovino con un hato ganadero en el 2019 de 55 millones 710,091 cabezas de ganado.

La producción ganadera es una de tantas actividades económicas de las que somos deficitarios, siendo un país con tierras ociosas y agua para ser “el granero de Centroamérica”, como lo decíamos con orgullo en años pasados.

Un país que no garantiza ni siquiera el alimento de su población, es una nación sin futuro.

*Periodista
carlosmedrano1@yahoo.com

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América