Contamine menos al usar internet

MA
/ 29 de junio de 2022
/ 01:48 pm
Síguenos
01234
Contamine menos al usar internet
Diagnóstico del estado de un dispositivo. Foto: SMAAART.

Más

¿Sabía que un correo electrónico genera en promedio la misma cantidad de emisiones de dióxido de carbono (CO2) que una bombilla de bajo consumo encendida durante 6 minutos?

La ‘huella de carbono’ (o cantidad de gases de efecto invernadero que se libera a la atmósfera a lo largo de un proceso determinado) de un correo electrónico es de unos 4 gramos de CO2, y estas emisiones pueden llegar a los 35 gramos de CO2, si dicho email incluye un archivo adjunto de gran tamaño.

Son datos extraídos de una guía de buenas prácticas de SMAAART, firma especializada en reacondicionar teléfonos móviles, elaborada en base a informes de fuentes francesas como The Cyber World Clean Up Day, el INR (Institut du Numérique Responsable) y ADEME (Agencia francesa del Medio Ambiente y de la gestión de la Energía), según explican a EFE.

Los emails son solo una de las actividades y contenidos en línea que tienen una repercusión medible en el medio ambiente, en lo que se denomina ‘huella ambiental digital’ o HAD.

De hecho, todas aquellas actividades que efectuamos en Internet, desde la más insignificantes hasta la más compleja, que requieren el uso de dispositivos electrónicos, generan una HAD.

“La huella ambiental digital es el impacto numérico (expresable en números) que los activos digitales (cualquier recurso que existe de forma digitalizada) tienen sobre el medio ambiente”, explica a EFE Jacqueline Pistoulet, directora general (Country Manager) de SMAAART en España.

Control de funcionalidad de un dispositivo. Foto: SMAAART.

Señala que la habitualmente HAD se calcula en función del impacto en cuanto a emisiones de CO2 o equivalentes a CO2.

“El uso de los dispositivos electrónicos provoca la emisión de gases de efecto invernadero, lo que conlleva que el planeta se caliente más y más”, según la experta de esta firma (https://smaaart.es) con sede en Saint-Mathieu-de-Tréviers (Francia).

El equipo de SMAAART ha elaborado una guía de buenas prácticas para promover el uso responsable de la tecnología, que propone una serie de sencillas acciones, con las que podemos reducir nuestra HAD.

“Las recomendaciones de esta guía suponen una reducción de nuestro consumo digital, lo que conlleva una reducción de nuestro impacto en cuanto a emisiones CO2”, explica Pistoulet.

VACÍA TU BANDEJA DE ENTRADA. Si almacenas mensajes no deseados (‘spam’ o correo basura) como boletines o promociones, multiplicarás tu impacto ambiental. Es importante que ordenes tu bandeja de entrada y borres los elementos antiguos con frecuencia.

REDUCE EL TAMAÑO DE LOS ARCHIVOS. Un e-mail con documentos, imágenes o vídeos adjuntos puede equivaler a la emisión de 35 gramos de CO2. Es aconsejable reducir su tamaño con una herramienta de compresión o utilizar un servicio de transferencia de archivos como WeTransfer.

LIMITA EL TIEMPO EN LAS RR.SS. El uso de las redes sociales también puede ser perjudicial para el planeta, ya que todo lo que compartimos, desde una foto ‘selfie’, un GIF o un ‘like’ implica el consumo de energía, según SMAAART.

ELIMINA LAS PUBLICACIONES ANTIGUAS. Al limpiar tus datos en redes sociales, liberas espacio de almacenamiento y, así reduces tu HAD. Además de eliminar los archivos multimedia, puedes salir de los grupos que no utilices, borrar las conversaciones del chat o suprimir el historial de búsqueda.

Proceso de reacondicionamiento. Foto: SMAAART.

SIN REPRODUCCIÓN AUTOMÁTICA DE VÍDEOS. TikTok y YouTube puede ser contaminantes, ya que para la transmisión de vídeo implica el uso de combustibles fósiles como gas y carbón. Es recomendable desactivar la reproducción automática y consume solo el contenido audiovisual que te interese.

LIBERA ESPACIO EN TU ORDENADOR. La fabricación de los equipos electrónicos representa el 78 por ciento de la huella de carbono. Es necesario cuidarlos para alargar su vida útil. Para mejorar su funcionamiento conviene ordenar, clasificar y eliminar los archivos antiguos, y vaciar la papelera de reciclaje.

DESINSTALA LAS ‘APPS’ QUE NO UTILICES. Si tienes el teléfono móvil lleno de aplicaciones que no utilizas, el consumo de memoria y energía afectará su rendimiento. Elimina estas ‘apps’, desactiva las notificaciones y mantén como mínimo 1 GB de espacio libre para que el sistema funcione sin problemas.

ORGANIZA LAS CONVERSACIONES DE WHATSAPP. Dado que los mensajes que se intercambian a través de WhatsApp ocupan espacio y pueden hacer que tu ‘smartphone’ se ralentice, es aconsejable eliminar las conversaciones y los archivos de esos intercambios (fotos, vídeos y audios).

BORRA LOS MENSAJES DEL BUZÓN DE VOZ. Los audios que se acumulan en el buzón se materializan en archivos digitales que ocupan espacio en los servidores. Puedes borrarlos y liberar espacio, contactando con tu operador telefónico o llamando al número habitual de tu buzón de voz.

UNA SEGUNDA VIDA PARA TU DISPOSITIVO.

Teléfono iPhone 11 reacondicionado. Foto: SMAAART.

Un teléfono móvil puede ser reacondicionado consiguiendo darle una segunda o tercera vida, ahorrando emisiones de CO2, la extracción de materias primas y el consumo de agua. Cuando vayas a cambiarlo, recuerda que tienes las opciones de donarlo, venderlo o depositarlo en un contenedor de reciclaje habilitado, si el dispositivo está inutilizable.

Daniel Galilea
EFE Reportajes

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América