Faltó un instante de humanidad

MA
/ 29 de junio de 2022
/ 12:59 am
Síguenos
01234
Faltó un instante de humanidad

Más

Guillermo Fiallos A.

Con desesperanza, hemos visto un video que circula en el espacio digital, respecto a un señor que se estaba ahogando en una quebrada ubicada en el municipio de Sulaco, Yoro.
En medio de las embravecidas aguas de un pequeño riachuelo que no acostumbraba a tener un caudal tan portentoso, el campesino Raúl Margarito Isaula, asido a una especie de entramado de raíces y restos orgánicos, luchaba por mantenerse a flote y trataba de no ser arrastrado por las aguas.
Mientras lo anterior sucedía, un grupo de vecinos se dedicaba a filmar con un celular la historia en vivo, en directo y a todo color, como si se tratara de un espectáculo televisivo que ponía a prueba la resistencia humana contra las fuerzas de la naturaleza.

La persona que grababa la dantesca escena y quienes le acompañaban, parecían más preocupadas en captar la mejor toma y el ángulo óptimo para conseguir su momento de gloria en las redes sociales y competir, asimismo, que ese video se convirtiese en el más trascendental de la semana.
Lamentablemente, don Raúl desapareció en medio de la corriente de agua achocolatada que se tragó su cuerpo y fue conducido hacia una muerte segura. Lo increíble de este episodio es que nadie tomó la iniciativa por realizar una maniobra individual o en equipo, con el fin de salvarle la vida al ser humano que no quería morir y se enfrentaba, con decisión y garra, a la difícil situación que le tocaba experimentar.

Se prefirió plasmar una escena de vida y muerte que salvar de la muerte a una vida. ¡Hasta donde hemos llegado en este alto grado de insensibilidad! Quizá, unos segundos de gloria para quien se enorgullecería que su video se viralizaría en las redes, le hizo perder el sentido de humanidad que debe prevalecer en todos, incluidas aquellas generaciones que han hecho de la tecnología un ídolo contemporáneo.
Es importante que, así como están introduciendo nuevos temas en el pensum de estudio de los estudiantes de secundaria, se medite sobre la inclusión de una materia que esté vinculada a la responsabilidad ética en la administración de los nuevos inventos y de las formas de interactuar.

Según la tendencia que se empieza a marcar desde hace unos años, el mundo se va encaminando a la búsqueda efímera de una gloria individual, sacrificando tanto el sentido de solidaridad como su acercamiento a quien menos tiene y a quien más necesita. Por ello, el planeta entero ya está experimentando la soledad más triste en medio de las multitudes y los sistemas de avanzada de una comunicación que, en lugar de ayudar a liberar al hombre y la mujer, los ha convertido en sus esclavos casi a tiempo completo.

Esta nueva forma de deshumanización empezó décadas atrás. Cuando, en 1997, Lady Diana Spencer sufrió el accidente junto a Dody Al-Fayed en aquel famoso túnel de París; algunos de los buscadores de noticias sensacionalistas que los perseguían, en lugar de auxiliarles mientras estaban apresados entre aluminio, plástico y material retorcido, se pusieron a tomar fotos y lograr así, ocupar el trono de la gloria noticiosa.
Definitivamente, la especie más inteligente del planeta cada vez va perdiendo más su capacidad de amar y entrega desinteresada a los demás. Una sed de consumismo y protagonismo tecnológico la ha invadido. Ella misma está cavando su propio abandono y vacío espiritual. También, ha alejado a Dios de su vida y, por ello, el hombre se cree que todo lo sabe y puede. Es un humanismo ateo y peligroso que hace perder el verdadero horizonte de la existencia.

Lo acontecido en Sulaco, viene a confirmar la pérdida inmensa de valores, pues no respetar y ayudar a salvar una vida humana, es una señal inequívoca que estamos muriendo como sociedad.
A estas personas que filmaron y presenciaron la lucha solitaria y heroica de este compatriota, quien sucumbió ante la indiferencia de aquellas; estamos seguros: les hizo falta un instante de humanidad.

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América