Erick Mejía, alcalde de Texiguat: “Hay días que recaudamos 60 lempiras”

ZV
/ 16 de julio de 2022
/ 12:56 am
Síguenos
01234
Erick Mejía, alcalde de Texiguat: “Hay días que recaudamos 60 lempiras”

Más

Después de estar presentando uno de los foros televisivos más vistos del país, el periodista Erick Mejía se fue 95 kilómetros de distancia de la capital, como alcalde de Texiguat, uno de los municipios de mayor riqueza cultural, pero al mismo tiempo de los más abandonados por los gobiernos. A casi seis meses de gestión se ha dado cuenta del sectarismo de los políticos. Muchos de ellos, a quienes entrevistaba a diario y ayudó a perfilar sus carreras, ahora no le responden las llamadas para gestionar proyectos. Quienes sí lo llaman 24/7 son los pobladores, ávidos de soluciones en una alcaldía que vive de las transferencias del gobierno a cuentagotas y de los exiguos impuestos -la mayoría de las telefónicas celulares-. Con todo, ha puesto en marcha una agenda con énfasis en agua potable, salud, turismo, educación y carreteras. Desde ya anuncia que no se va a reelegir.

¿Cómo es su día a día?
Comienza a las 5:00 de la mañana. El teléfono no para de sonar las 24 horas, los siete días de la semana, ninguna para proyectos (durante la entrevista ha contestado cuatro llamadas, una de ellas por un equipo de fútbol y otra para reparar unas carreteras).

¿Cómo marcha la gestión?
En los primeros 90 días yo tuve que poner de mi bolsa para comprar papel bond, mientras llegaban las transferencias. Los empleados se aguantaron cuatro meses para recibir su primer salario.

¿Extraña el periodismo?
Sufro cuando enciendo el televisor y veo a mis colegas presentando o en los programas de debate, pero eso fue uno de los primeros sacrificios por el pueblo.

¿Tiene mejor salario como alcalde?
Yo gano 30 mil lempiras, como periodista ganaba mejor. Hubo propuestas de aumento, pero lo rechazamos con los regidores porque el pueblo es muy pobre.

¿Usa carro municipal?
Uno viejito de alcaldía para asuntos municipales. No tengo carro propio, ando en taxi cuando vengo a Tegucigalpa.

¿Lo han apoyado sus colegas periodistas?
Mucho, colegas como Ramón Matute, Rosendo García, los de prensa escrita, me han ayudado a poner en el tapete de la opinión pública las cosas con las que no estoy de acuerdo.

¿Lo escuché denunciando que lo excluyeron del bono tecnológico?
Así es, lamentablemente, se repitió el mismo esquema que tenían los nacionalistas, incluso, perfeccionado. Y de remate llegó tarde para las cosechas de primera.

¿Quién lo entregó en su pueblo?
Los activistas del Partido Libertad y Refundación (Libre) y solo entregaron 150 bonos. Entiendo que lo mismo está sucediendo con los 94 alcaldes liberales.

¿No sirve esa influencia de periodista para gestionar en estos casos?
Con decirle, que ni el celular me contestan ahora, como el jefe de la bancada de Libre, Rafael Sarmiento. Quiero resaltar, sin embargo, que he redibido apoyo de la ministra de la SAG, Laura Suazo, nos ha visitado dos veces y de la ministra de Finanzas, Rixi Moncada y el de Gobernación, Tomás Vaquero.

¿Cuáles son los problemas principales de su pueblo?
Mi pueblo tiene 5 grandes problemas históricos: Seguridad alimentaria, educación, salud, carreteras y acceso al agua. En el 40 por ciento de las comunidades no hay agua. Hay hogares que solo comen un plato de comida al día o comen los hijos o comen los padres.

¿Donaciones de particulares?
Junto con con la Fundación Zamora adquirimos 60 computadoras, ya dotamos al Instituto Polivalente Texiguat de 30 computadoras con su aula digital donde 35 jóvenes por egresar están recibiendo ya sus clases de computación y 30 computadoras van para un centro comunitario.

¿Cómo están las cosechas en este momento?
Ahora se va dar una excelente cosecha de primera, ha llovido bastante, los campesinos hicieron su sacrificio comprando sus insumos, sembraron a tiempo.

¿Cuánto reciben de transferencias?
Como somos categoría D, recibimos 1.5 mensuales, 4.5 millones trimestrales. Este es un municipio pobre, vivimos de las transferencias y de los impuestos que nos pagan las telefónicas privadas, hay días que recaudamos 60 lempiras, yo voy a liquidar hasta el último lempira.

¿Es generoso con la gente?
No puedo regalar el dinero público. Hay un reglamento para ayudas sociales, hay gente que no tiene qué comer en la casa, reparación de viviendas, hay días que se atiende de 20 a 30 personas así.

¿El programa del domingo (El Hormiguero) lo tiene para desquitárselas?
Don Rodrigo me pidió que no me desligara del periodismo, lo hago como un hobby porque además de haberme formado en el periodismo también me formé en las ciencias políticas y eso me sirve para mantenerme en contacto con la política. Trato de ser imparcial.

¿Va a seguir en política?
Después del cumplimiento de los cuatro años como alcalde, espero regresar a los medios de comunicación, no pienso en una reelección, desde ya les dije en el pueblo.

¿Y por qué tan apresurado?
En los pueblos te tratan de condicionar el voto en razón de la próxima reelección y yo no soy persona que acepte una condición, cuatro años son suficientes para dejar huella en el municipio.

¿No es lo mismo verla venir…?
Mirá, muchas veces, te dicen que vos sos la persona idónea, pero por sobarte la leva, como dicen en el pueblo, pero están pensando cosas distintas, creo que en los pueblos hay personas capaces que también pueden desarrollar la gestión municipal.

¿Ofrecimientos raros?
Todos los días, de la noche a la mañana aparecen proveedores, pero soy una persona temerosa de Dios.

Entiendo que gobernaban los nacionalistas, ¿cómo ganó?
Al final de la recta, Libre me apoyó con una alianza de hecho. Después de dos periodos nacionalistas, nos presentamos con la esperanza en un pueblo que históricamente fue liberal, en los años 50 fue visitado por Villeda Morales y Modesto Rodas Alvarado.

¿Su familia se fue a vivir con usted?
Yo vivó en el pueblo con mi mamá. Mi esposa y mi hija viven en Tegucigalpa, estamos haciendo un sacrificio los dos, afortundamente, tenemos una relación sólida y ella entiende mi caso.

¿Qué futuro le mira al Partido Liberal?
Hay dos alcaldes que pueden ser pontenciales candidatos presidenciales, Quintín Soriano (Choluteca) y Roberto Contreras (San Pedro Sula), a mí me encanta la figura del rector de UNITEC, Marlon Brevé, sería un reencuentro de liberales y Libre, también está el hijo del expresidente José Simón Azcona.

¿Luis Zelaya y Yani Rosenthal?
Soy del criterio que ellos tienen que colaborar en la unidad del partido, pero en el próximo proceso tienen que autoexcluirse de postularse como precandidatos.

¿Cree que el Partido Nacional está muerto, como dicen?
Si no hay una alianza entre liberales Libre, podemos estar a la vuelta de la esquina que el Partido Nacional vuelva al poder.

¿Cree que Libre quiera una alianza?
Tengo entendido que no al cien por ciento, pero habemos alcaldes que pensamos en una gran alianza similar a la de la izquierda chilena, que la encabece el candidato que saque más votos en las primarias del 2025.

¿Y la constituyente?
Tengo entendido que va el próximo año ya una vez que Libre tenga la presidencia de la Corte Suprema y el Ministerio Público y toda la institucionalidad.

¿A favor?
Los liberales tenemos que ser abiertos a un proceso de consulta, hoy, Chile está siguiendo un proceso constituyente, pero de una constituyente derivada, las instituciones están funcionando, creo que un proceso similar al de Chile lo podemos llevar a cabo en el país, lógicamente tengo entendido que Libre trae la idea de una constituyente originaria, cerrar todo, acabar con todo.

¿Cree que la población acepte?
Honduras tiene un pensamiento conservador, hay liberales que rechazan la constituyente, y el Partido Nacional va a jugar con esa premisa, entonces, al final, van haber dos bandos, los que estén a favor y los que están en contra.

¿Cómo ha visto el arranque de este gobierno?
Tímido, se esperaba más, después de 5 meses no podemos estar viendo al pasado.

Los alcaldes liberales no somos tomados en cuenta. Nos excluyeron del bono tecnológico, de la Red Solidaria estamos siendo excluidos, hay ministros que nos piden que nos juramentemos como libres para apoyarnos.

¿Hay turismo en Texiguat?
Claro, somos un pueblo con historia, fundado en 1702, de los pocos pueblos a los que llegaron los pliegos de independencia el 1 de octubre de 1821. La gente puede venir a ver el Cuartel Morazán y la plaza donde Joaquín Rivera y el padre Márquez dieron lectura a los pliegos frente a la iglesia construida a finales de 1600.

¿Estuvo Morazán aquí?
Por supuesto, de aquí salieron los soldados leales que ganaron la Batalla de La Trinidad. El pasado 10 de junio recibimos la visita del gerente del Instituto de Antropología e Historia para declarar el Cuartel Morazán como monumento nacional.

De aquí también es el famoso colega “Guacho”, ¿quién más?
El colega Francisco Javier González, que trabaja en El Heraldo, y el padre del periodista José Raúl Valladares.

¿Es cierto que el “Guacho” lo motivó en el periodismo?
Yo llegué al periodismo viendo en el “Guacho” esa figura a seguir, cuando llegué a la ciudad viví con familiares, soy hijo de una enfermera, madre soltera, padecí de escasos recursos durante la universidad y amigos como el “Guacho” siempre me tendieron la mano, así como Alfredo Villatoro, Juan Carlos Barahona, Rosendo García, Juan Carlos Álvarez, Gelsin Bonilla y por supuesto don Rodrigo Wong Arévalo.

Él es…
Erick Mejía es alcalde de Texiguat, El Paraíso. Es Licenciado en Periodismo con una maestría en Ciencias Políticas en la Universidad de Costa Rica y otra en Estudios Electorales en Línea por la Universidad San Martín, Argentina. Fue moderador del foro Canal 10 y los domingos, a las 7:00 de la noche, dirige el programa “El Hormigueo” en este mismo canal.

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América