Hijo de expresidente Lobo quedó vivo y paramédicos intentaron salvarlo

ZV
/ 16 de julio de 2022
/ 10:10 am
Síguenos
01234
Hijo de expresidente Lobo quedó vivo y paramédicos intentaron salvarlo
En videos quedó grabado cuando sujetos usando guantes despojaban de sus pertenencias a las víctimas de la masacre.

Más

La escena de la masacre de los cuatro jóvenes fue contaminada por sujetos inescrupulosos que despojaron de sus prendas de valor a las víctimas y uno de los cuerpos fue sacado a la orilla de la acera de acceso a la salida del edificio Torre Morazán, de Tegucigalpa.

En videos tras el hecho suscitado la madrugada del jueves, se puede observar cuando los sicarios bajaron a las cuatro personas de dos automóviles para ejecutarlas a tiros para luego huir con rumbo desconocido.

Pero ayer trascendió otro video que muestra cuando merodeadores inescrupulosos, después de la masacre, se dedicaron a robarles las prendas a los jóvenes ultimados.

ANDABAN GUANTES

En el video se observa a dos sujetos jóvenes que de forma misteriosa usaban guantes en las manos al momento de despojar de la cadena de oro, el celular, la billetera y los anillos y una valiosa faja a uno de los masacrados.

La persona que fue despojada de sus prendas sería Said Omar Lobo Bonilla, hijo del exmandatario Porfirio Lobo Sosa. Al momento de morir tiroteado, según se indicó, el joven Lobo Bonilla vestía una camisa estilo “hawaiana” de varios colores y un pantalón “jean”, azul celeste.

En otra imagen se puede ver que un tercer sujeto lleva en hombros una chumpa supuestamente propiedad de una de las víctimas.

A Lobo Bonilla también le despojaron una valiosa faja, supuestamente con hebilla de oro, después de haberle arrancado la cadena y todo el dinero que portaba en las bolsas.

Supuestamente después de “bolsear” a las personas muertas, los malvivientes huyeron del lugar con rumbo desconocido, pero ya han sido identificados por la Policía Nacional. Se indicó que cuando los desconocidos robaban las prendas de valor eran observados y, según testigos, por agentes de seguridad del edificio.

MODIFICARON ESCENA

Otra evidencia, según las investigaciones policiales, es que se modificó la escena del crimen. Según las mismas grabaciones, las cuatro personas murieron a manera de fusilamiento frente a la caseta de salida del edificio y cerca de una de las dos camionetas en que se conducían las víctimas. Tras ser tiroteados, según videos y fotos, los cuatro cuerpos quedaron uno cerca del otro.

Como por “arte de magia”, cuando llegaron los agentes policiales, militares y forenses, uno de los cuerpos estaba fuera del edificio, a la orilla de la acera de acceso al estacionamiento y ya no tenía camisa, según las mismas fotos.

De acuerdo con el informe preliminar de agentes de la Policía Nacional que llegaron al sector y relatos de algunos testigos, otras personas buscaban modificar la escena del crimen, ya que movieron los cuerpos con la intención de dejarlos en la calle para que se dijeran que fue allí la acción y no a la salida del edificio.

Con esta acción, según la Policía Nacional, modificaron la escena del crimen.

El Código Penal tipifica que modificar una escena criminal implica delito, así como sustraer de sus prendas de valor a una persona ya muerta.

Se indicó que los inescrupulosos ya fueron identificadas y serán llamados a declarar y devolver las prendas. (JGZ)

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América