RAMÓN ROSA Y EL DÍA DEL PEDAGOGO HONDUREÑO

ZV
/ 16 de julio de 2022
/ 12:14 am
Síguenos
01234
RAMÓN ROSA Y EL DÍA DEL PEDAGOGO HONDUREÑO

Más

Por una feliz coincidencia, nos reunimos el día 14 del presente mes, un nutrido grupo de personas, para dialogar sobre la personalidad y el pensamiento de uno de los varones más preclaros que han existido en la vida republicana de Honduras: El estadista RAMÓN ROSA.

La oportunidad se dio, atendiendo una gentil invitación del director de la CASA MORAZÁN, el abogado CARLOS TURCIOS, en la que se destacó, fundamentalmente, el aporte que Rosa brindó a la educación de nuestro país, al crear el Primer Código de Instrucción Pública, cuyos fundamentos filosóficos hizo de público conocimiento, en su vibrante discurso de inauguración de nuestra Universidad Nacional en 1881.

ROSA, con meridiana claridad pensante y visión futurista, abrazó la Filosofía Positivista, como el fundamento de la Política Educativa del Estado de Honduras, en tanto que era un componente fundamental de la Reforma Liberal, que impulsó en el gobierno de MARCO AURELIO SOTO, en el último cuarto del siglo XIX.

Se trataba de romper con una visión escolástica de la educación, señalando con rigor el desfase histórico de nuestra Universidad, que todavía seguía produciendo Bachilleres en Jurisprudencia y Teología. La divisa ORDEN Y PROGRESO, proclamada por AUGUSTO COMTE, fundador del positivismo, era asumida por todos los países de América Latina, que habían iniciado movimientos reformistas liberales.

Los principios establecidos en el Código de Instrucción Pública de Ramón Rosa siguen vigentes. Tanto es así que, aunque con posterioridad, se emitieron la LEY ORGÁNICA DE EDUCACIÓN Y, más recientemente, la LEY FUNDAMENTAL DE EDUCACIÓN, no se ha logrado encontrar un rumbo claro para que nuestro sistema educativo produzca ciudadanos debidamente formados en el conocimiento de las ciencias y las técnicas, que les permita aportar su concurso al desarrollo de nuestro país, con una actitud verdaderamente patriótica.

La influencia del pensamiento de Rosa en los intelectuales de su época, tales como FROYLÁN TURCIOS Y JUAN RAMÓN MOLINA, fue evidente. La encendida prosa intitulada LOS MAESTROS COMO EDUCADORES DE LA RAZA de MOLINA, lo demuestra, cuando exhorta con energía a los poetas a inspirar su obra en nuestros obreros y campesinos, para quienes exige se les beneficie con fundamentos educativos teóricos y prácticos, que les permita volverse seres productivos. Les pide a los poetas, que le canten a la Patria Latinoamericana, a sus próceres y a sus recursos naturales, y no a los próceres europeos y norteamericanos, ni a las bondades de su naturaleza.

Todavía en la segunda mitad del siglo XX, en nuestra Universidad Nacional, un grupo de estudiantes de diversas facultades, nos unimos para crear el CÍRCULO CULTURAL “RAMÓN ROSA”, con la finalidad de dar a conocer su vida y obra en el conglomerado universitario. Realizábamos, además, actos culturales, tales como conferencias, lectura de poemas, exposiciones de pintura y conciertos. Era una iniciativa, basada en el pensamiento de Rosa, cuando decía que “la educación es un negocio de la sociedad civil”. En otras palabras, una obligación de la ciudadanía, a la que el Estado debía apoyar y estimular.

El 14 de julio es el día consagrado al PEDAGOGO HONDUREÑO. La presencia de varios educadores en el evento realizado en la CASA MORAZÁN, le dio un mayor contenido al hermoso acto, al exaltarse las virtudes de ese educador por excelencia que fue RAMÓN ROSA.

Fue unánime el criterio que, como conclusión del acto, se adoptó para exhortar las autoridades de la Secretaría de Educación, a que convoquen a eventos que rescaten el pensamiento de RAMÓN ROSA, a efecto de que nuestro sistema educativo, tome un rumbo, un norte, que responda a las necesidades actuales de nuestra empobrecida población.

Tegucigalpa, M.D.C., 16 de julio de 2022.

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América