Danlidenses marchan a favor de los migrantes

ZV
/ 18 de julio de 2022
/ 05:10 am
Síguenos
01234
Danlidenses marchan a favor de los migrantes
La convocatoria fue hecha por la Iglesia Católica.

Más

DANLÍ, El Paraíso. Promovido por la Iglesia Católica y fuerzas vivas, cientos de ciudadanos con pancarta en mano, salieron a las calles de Danlí para pedir al gobierno de la República asuma su responsabilidad con la situación migratoria, que vive la zona oriental y publique de una vez por todas la amnistía migratoria, la consigna es salvoconducto sin multa.

Los gobiernos municipales de Danlí y Trojes, declararon emergencia migratoria, más de 20 instituciones, organizaciones y ONG, se reúnen cada semana para abordar la situación migratoria de la zona oriental, pero la crisis no se resuelve.

Hoy los danlidenses piden al gobierno asuma su responsabilidad y ofrezca un trato con respeto a los derechos humanos de los migrantes a su paso por el país.

La Iglesia puso a disposición el salón de reuniones Jesús Está Vivo, como albergue provisional, pero estará hasta el 31 de diciembre, después será responsabilidad del Estado.

El obispo de la diócesis de Danlí, José Antonio Canales, explicó: “Tenemos la oportunidad de que los extranjeros se lleven un bonito recuerdo de Honduras y la ciudadanía paraiseña lo ha logrado”.

Protestamos en contra de la actividad del gobierno, es deplorable en todo sentido, ninguna parroquia de nosotros tiene edificio de albergue para migrantes, porque esto nos tomó por sorpresa, pero todas las parroquias han dado sus salones pastorales y los vamos a continuar apoyando, pero lo vamos hacer de acuerdo a nuestras realidades, estamos evaluando como continuar, ha sido la Iglesia junto a otras instituciones, quienes hemos apoyado estas familias en su paso por la zona oriental, es momento que el gobierno se haga responsable, que no se llamen al silencio, porque ese silencio es acusador.

El Congreso Nacional aprobó la amnistía y está engavetada, es un silencio que afecta al migrante, definitivamente hubo un movimiento cuando se discutió en el Congreso, pero ahora se han llamado al silencio”.

El padre, Mario Andrés Ardila, dijo que “esta manifestación no tiene tinte político, queremos justicia social y tener caridad con los hermanos migrantes, ser conscientes que no se vienen a quedar, ellos están de paso y pues facilitamos el paso para que puedan llegar a su destino final”.

“No les seamos motivo de incomodidad, queremos que el ejecutivo se manifieste y ofrecer esa amnistía y pueda avanzar de forma rápida y segura, unido a esto pedimos la apertura de albergues que reúnan todas las condiciones para que puedan descansar de forma digna”.

“El gobierno olvida que la migración es un derecho, de hecho, yo soy migrante, aunque en condiciones legales, pero vengo de otro país a trabajar en la evangelización, hay que garantizar su derecho a la migración, porque ellos solo buscan un futuro mejor”.

María Antonieta Zamora, miembro activo de la Iglesia Católica, relató que “cada día vemos cientos de extranjeros que buscan cruzar, por territorio hondureño y se encuentran con ese muro, que es un salvoconducto con un pago de más de cien dólares y que está fuera de las posibilidades de muchos de estos hermanos migrantes”.

“Y más que todo hoy elevamos la voz para exigir la sanción de ese decreto que está en el Congreso Nacional, su publicación en el diario La Gaceta, la amnistía migratoria”.

Las oficinas de Migración están diariamente abarrotadas de extranjeros, unos dentro de sus posibilidades pagando la multa o salvoconducto que se aproxima a los 6 mil lempiras.

En el Congreso Nacional se introduce un proyecto para dar amnistía por unos tres meses. Esos tres meses pasaron y no se publicó en La Gaceta, más bien sufrió un aumento de casi mil lempiras a la multa por ingreso regular.

La caridad de la Iglesia y organizaciones civiles es la que sostiene a los migrantes en Danlí, el Estado no les ofrece alimento, techo, baños; existe una clara violación a sus derechos humanos y derecho a la migración.

Las oficinas de Migración fueron trasladas a la orilla de la carretera Panamericana, donde muchos de ellos paran el tráfico para pedir limosna, lo que provoca congestionamiento y pone en riesgo sus vidas.

El único albergue habilitado por la iglesia en Danlí, queda en la calle, no menos de 300 migrantes diariamente usan las instalaciones para descansar.

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América