Caso MAGDA II

MA
/ 19 de julio de 2022
/ 12:45 am
Síguenos
01234
Caso MAGDA II
Adiós 2020

Más

Por: Armando Cerrato

El alto mando de la policía nacional preventiva emitió el pasado viernes el comunicado oficial sobre el caso denominado “MAGDA II” en el que informa los avances positivos sobre la masacre efectuada la madrugada del jueves en el estacionamiento de Torre Morazán donde funciona la discoteca SPACE donde las víctimas habían estado disfrutando.

El crimen fue considerado además de espectacular, emblemático por el origen de las víctimas: Said Lobo Bonilla (hijo de Pepe Lobo), Luis Zelaya (sobrino de la esposa del general retirado Romeo Vásquez Velásquez) también esta Salomón Vásquez (hijo de un militar retirado que vive en La Ceiba) y Norlan Enrique Rivera (conductor y seguridad de Said).

Según la policía el blanco principal del operativo criminal fue el hijo del ex presidente Lobo Sosa y el resto de víctimas se dio por que como suele suceder estaban en el lugar equivocado en el momento equivocado y supuestamente también para no dejar testigos.
La policía informó que desde el preciso momento de enterarse de la masacre integró equipos de investigación, búsqueda y captura haciendo uso de los elementos e insumos científicos de que ha sido dotada últimamente además de auxiliarse de más de 12 videos de las cámaras de seguridad instaladas en la zona 0 y a lo largo de la ruta de escape del comando asesino.

El primer resultado positivo lo logró la policía al detectar uno de los carros en las inmediaciones de la colonia Miraflores en una operación de saturación y allanamiento lograron la captura de seis personas incluida una fémina y corroboraron que uno de los capturados se hacía pasar por policía activo sin que su nombre se encuentre en los inventarios estadísticos de los registros de personal de alta en el cuerpo policial.
Uno de los atacantes fue herido de bala en una pierna por un disparo que logró efectuar el que fuera el guardaespaldas del hijo del ex presidente Lobo fue recogido de prisa por uno de sus compañeros y llevado a un Hospital DIME de Comayagüela donde murió al poco tiempo de ser ingresado.

El presunto delincuente muerto cuyo reportado era homónimo del de un policía retirado que muy presto publicó en Youtube y otras redes sociales que él estaba ileso y que no tenía ninguna participación en organización delictiva alguna y que si había sido en algún tiempo miembro de la policía nacional.
Según la policía está en búsqueda de cinco criminales más que aparentemente también integraron el letal comando que hizo gala de un entrenamiento intensivo y saña sin límites y una brutalidad espectacular pues las víctimas fueron ejecutadas de pie contra una pared.

La policía también trabaja intensamente en la búsqueda de los actores intelectuales y encontrar los verdaderos móviles del hecho criminal que a todas luces fue efectuado por encargo y bajo el pago de miles de dólares.
Según la policía el comando que realizó el operativo pertenece a la mara MS-13 y recibió un primer pago de 50 mil dólares para compra de equipo, logística, armas y otros insumos necesarios para un operativo de este tipo.
Los sicarios, según las investigaciones policiales estaban sujetos a recibir un complemento de unos 150 mil dólares que les seria efectuado en la ciudad de Choluteca donde se realizan investigaciones especiales para dar con el paradero de los pagadores y el origen del dinero.
La policía maneja una serie de varias hipótesis que no han sido reveladas para no entorpecer el transcurso de las investigaciones.

El hijo del ex presidente Lobo Sosa nació en los Estados Unidos de América y por lo tanto tiene doble nacionalidad y ya se especula en todos los medios nacionales que el FBI (Federal Bureau of Investigation por sus siglas en ingles) y otras agencias de investigación federal de la nación del norte podrían involucrarse en refuerzo a los esfuerzos de la policía nacional Hondureña hasta el esclarecimiento del espantoso crimen que ha despertado una indignación general en la población de esta nación centroamericana.
La iglesia católica a través del cardenal Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga ha condenado la actividad criminal y llamado a la sociedad nacional a una reconciliación que permita la tolerancia, la comprensión y la vida en paz y armonía buscando el camino de la verdad a través del señor Jesucristo y calificó el crimen con el uso de violencia premeditación, alevosía y ventaja como abominable en cualquier persona de cualquier estrato social, formación cultural, origen étnico, militancia religiosa y política.

Lo mismo han hecho miembros de la confraternidad evangélica, medios de comunicación social y de diversas organizaciones de la sociedad civil al sumarse solidariamente al pésame de las familias enlutadas.

Licenciado en Periodismo

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América