Es hora de recuperar las calles

MA
/ 20 de julio de 2022
/ 12:55 am
Síguenos
01234
Es hora de recuperar las calles

Más

Por: Carlos G. Cálix

Los tentáculos de los delincuentes no perdonan a nadie: expresidentes de la República, ministros, diputados, jueces, fiscales, ricos, famosos, hombres, mujeres, ancianos, niños, gente humilde y trabajadora; todos son atacados directa o indirectamente de forma despiadada. No cabe duda que el nivel de incertidumbre es alto y eso no es vida, eso es un atentado constante a la libertad. Mientras la delincuencia se pasea por las calles, la población vive encerrada en sus barrios, en sus casas, con muros cada vez más altos, comprando cámaras de seguridad, colocando cercas eléctricas y pagando guardias privados ante la ausencia de la seguridad pública.
Los hondureños queremos salir tranquilos a la calle, que nuestros hijos no estén preocupados por el potencial ataque cobarde de los delincuentes quienes, amparados por un régimen jurídico débil tienen todas las facilidades para cometer fechorías. Deseamos que, con acciones concretas emergidas de leyes contundentes, la vida y bienes estén protegidos, y queremos alejar gradualmente, ese terrible sentimiento de impotencia que nos embarga ante la espantosa inseguridad que nos envuelve.

Por ello, sugiero algunas medidas a implantar: Se debe garantizar la presencia policial en todas las calles y todos los barrios de Honduras imposibilitando la creación de más grupos organizados como ya ha ocurrido, donde el Estado de derecho ha desaparecido y se impone la ley del más fuerte. Se tiene que garantizar la soberanía del país, de tal manera que el Estado retenga las competencias en materia de Defensa y Fuerzas Armadas. Por ende, deben ser inmediatamente devueltas aquellas relacionadas con la seguridad, tráfico y protección civil, así como en el ámbito total de la administración de la Justicia e Instituciones Penitenciarias. Es necesario revisar y reformar el código penal, para que proteja, de verdad a los hondureños y que sirva de reparación a las víctimas, por tanto, se deben elevar las penas para los delitos, como las violaciones y las nuevas formas del cibercrimen, incluyendo el child grooming, el sexting y la pornografía infantil, además de establecer una cadena perpetua efectiva que impida que los autores de los crímenes más atroces vuelvan a la calle. Es importante, efectuar un despliegue militar constante en las fronteras con Nicaragua, El Salvador y Guatemala. Así como, incrementar y racionalizar el presupuesto de Defensa para alcanzar como mínimo los compromisos internacionales asumidos por Honduras. Deben proteger la soberanía de los datos digitales de los hondureños. Es fundamental, potenciar el trabajo con el PNUD para fortalecer una gobernanza efectiva y fortificar el Estado de Derecho, el acceso a información es un insumo clave para la toma de decisiones, para la prevención y/o erradicación de violencia y la creación de políticas públicas para la seguridad ciudadana. Por ende, deben seguir potenciando un portafolio de servicios, herramientas y soluciones innovadoras adaptado a las necesidades del país y de las Instituciones, pero con una mirada regional., por ejemplo, el Sistema de Información de la Unidad de Estadística del Poder Judicial (CEDIJ), el módulo de reportería del Sistema de Gestión Fiscal por Resultados del Ministerio Público (SIGEFI_RI) y el Sistema Integrado para Políticas Públicas de Convivencia y Seguridad Ciudadana de la Subsecretaria de Asuntos Policiales de la Secretaria de Seguridad en Honduras que fomentan el acceso a la información pública, la apertura de datos, la rendición de cuentas, la coordinación interinstitucional, integridad, la probidad y el buen gobierno. Y mejoran la calidad del análisis multidimensional como insumo para una eficiente política pública.

En términos generales se deben proponer ideas concretas y firmes en materia de combate a los delincuentes. Entre ellas la creación de una comisión especial que estudie y proponga las reformas legales urgentes que mejoren la seguridad ciudadana, la política criminal y que se cumpla con los preceptos de justicia pronta y cumplida. En este sentido se deben presentar varios proyectos de ley tendientes a mejorar la seguridad ciudadana.
Es fundamental el respeto absoluto a la propiedad privada como fermento del progreso social. En cuanto a las protestas, todos tenemos derecho a disentir, pero todos tenemos derecho a libre locomoción, por ello, tenemos que unirnos con planteamientos serios para que usted y su familia se sientan seguros en todos los sentidos. Porque queremos seguir viviendo en Honduras y deseamos que nuestras familias y nuestras empresas gocen de la seguridad y la libertad que permitan transformar a Honduras.

Así que con mayor seguridad y con deseos de libertad, nos vemos en el futuro. ¡Un abrazo!

carlosgcalix.com

calixgrupoeditorial@gmail.com Carlos G. Cálix es Doctor en Ciencias Administrativas, profesor del Doctorado en Dirección Empresarial en la UNAH , cofundador de diversas empresas y autor de varios libros entre ellos:” Pandemia, el fin de la democracia y el último liberal” y “La Señora Presidenta ¿Una solución o un problema? Tiene un postdoctorado por el CONICET en el IIESS-Argentina.

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América