¿ESNOBISMOS?

MA
/ 20 de julio de 2022
/ 12:46 am
Síguenos
01234
¿ESNOBISMOS?

Más

“SE pasa usted –mensaje de un culto amigo y periodista referido al editorial “Leyendo el Periódico”– el arte y la lectura, otro nivel; este editorial no es para cualquiera, usted es lo máximo”. El artículo en cuestión da una descripción de cuadros de prodigiosos artistas que pintan a sus modelos leyendo. Decíamos, para finalizar, que los libros, como las pinturas, son historias, realidad, imaginación y misterio. Ambas pasiones, la lectura y la pintura, son arte. Sin embargo, tristemente para la sociedad líquida de la inmediatez y de la superficialidad esas son vocaciones anquilosadas pasadas de moda. En lo que respecta a la pintura, debemos decir que admiramos la genialidad de tantos talentosos pintores hondureños y valoramos lo duro que para muchos de ellos es ganarse la vida con ese oficio. Pero perdimos el entusiasmo original por los cuadros. Supimos que algunas damas de la sociedad los encargaban, no por la hermosa expresión creativa del artista, ni el mensaje, ni el simbolismo, ni la historia, sino para colocar en las amplias paredes de sus mansiones pinturas que hiciesen juego con el color de los muebles y de las cortinas. Peor hoy día –interviene el Sisimite– que los zombis se creen artistas porque socializan, no con palabras sino con “emojis” y con pichingos.

A propósito, acabamos de enterarnos que ya hay un “día mundial del emoji” que, a no dudarlo, fue motivo de gran parranda. La fiesta de celebración auspiciada por el club de los “analfabetos del siglo XXI” que, según Alvin Toffler, “no serán los que no sepan leer y escribir, sino aquellos que, sabiendo, no sepan aprender, desaprender y reaprender”. El editorial lo concluimos diciendo que si no es una lectora que nos participa de ese importantísimo y mundialmente reconocido acontecimiento, lo pasamos desapercibido. Como posiblemente no se enteraron otros que todavía le tienen fe a la lectura como lo fue en el remoto pasado. “Cuando el pasado te llame –sale el Sisimite con otro de sus dichos– no lo atiendas, no tiene nada nuevo que decirte”. Pero Winston interrumpe: “El pasado siempre vuelve”. Sobre esto, un lector de los bromistas comenta: “Tiene razón Winston, el pasado regresa, ya salió a las calles la policía militar”. Una lectora responde: “Gracias por compartir y me pareció genial cómo hilvanó todas esas ideas de la triste realidad”. “De mi parte también le tengo fe a la lectura solo que también navego en las aguas turbulentas de las redes”. Otro lector comenta: “Qué bien esa figura de la limpieza del colador sucio por el agua del río, comparable a lo que hace en la mente de las personas la lectura”.

“Ahora agrega el arte de admirar pinturas”. “Algunos coleccionan otros decoran, pero lo importante es agregarlo a la limpieza mental de tanto odio en las redes sociales”. “Una mirada a cualquier obra de un artista transmite su visión altamente técnica o con un poco de primitivismo, pero algo queda y siempre agrega valor humano”. “Invite a que se den un paseo por los pasillos del Hospital María y vean la galería de arte de obras pintadas por niños; siempre es refrescante limpiar el paladar de los emojis”. La contribución de otro lector: “Somos bien alienables con esnobismos extranjeros, hasta en la forma de hablar”. “Se escucha decir a muchos jóvenes, cipotas sobre todo, cuando quieren decir que se sienten admiradas por alguien o algo: “Y yo me quedo como qué”… O por dar a entender “haga lo que haga, la situación no cambiará” dicen: “Pero igual”… Mucho esnob que bombardea no solamente el idioma, también las modas en ropa, calzado y hasta peinados que ahora pasaron de los colores normales al azul, rosado y verde”. “Por lo menos deberíamos exaltar nuestros propios modismos, es más, ponerlos de moda en el mundo, como una especie de contraataque”. “Los mexicanos a través de sus telenovelas nos mandan cualquier cantidad de dichos y modismos.
Por ejemplo: “Guirro”, “bayunco”, “puñetero”, “dundo”, “pandundo”, “romo”, “soplado”, “socado”, “creído”, “jilote”. Expresiones como: “Y no es paja” o “así llevátela”; no es lo mismo “Chana que Juana”, “para un liso un resbaloso”, “aquel que dijimos”. Bueno, hay más, pero de momento no recuerdo”. (“Aparentar –saca el Sisimite otro de sus dichos– tiene más letras que ser”).

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América