Efecto del progreso material

ZV
/ 21 de julio de 2022
/ 12:02 am
Síguenos
01234
Efecto del progreso material

Más

Por: Jorge Roberto Maradiaga*

Consideramos que se trata de un tema de gran importancia y por ello lo abordamos. El progreso es un concepto que indica la existencia de un sentido de mejora en la condición humana. La consideración de tal posibilidad fue fundamental para la superación de la ideología feudal medieval, basada en el teocentrismo cristiano (o musulmán) y expresada en la escolástica. Se entiende por progreso el avance por el cual se logra alcanzar un estado mejor, más desarrollado y avanzado. La palabra progreso se origina de latín progressus, derivado de progredi, que significa “caminar adelante”.

La idea del progreso es considerada como uno de los pilares de la visión histórica occidental. Su origen y evolución han sido temas de amplio debate. La idea de progreso es característica del mundo occidental. Otras civilizaciones más antiguas han conocido sin duda los ideales de perfeccionamiento moral, espiritual y material, así como la búsqueda, en mayor o menor grado, de la virtud, la espiritualidad y la salvación.

Los hechos demuestran que sólo en la civilización occidental existe explícitamente la idea de que toda la historia puede concebirse como el avance de la humanidad en su lucha por perfeccionarse, paso a paso, a través de fuerzas inmanentes, hasta alcanzar en un futuro remoto una condición cercana a la perfección para todos los hombres.

La idea de progreso implica siempre una mejora, un avance, un adelanto, una acumulación de cosas que, a su vez, se presentan en lo material como adelantos cuantitativos. Sin embargo, el progreso material no siempre es acompañado por una evolución y perfeccionamiento morales en las sociedades.

Con propiedad se destaca que el progreso es el objetivo que se persigue detrás de diversos conocimientos, innovaciones o actividades que permitan lograr avances en las diferentes áreas del desarrollo humano.

Se entiende por progreso el avance por el cual se logra alcanzar un estado mejor, más desarrollado y avanzado. La palabra progreso se origina de latín progressus, derivado de progredi, que significa “caminar adelante”.

El Progreso Material se deriva de los tres progresos básicos, Moral, Social y Científico. El Progreso Moral induce, en los individuos, el esfuerzo para mejorar sus condiciones de vida, dedicándose a diferentes actividades y ocupaciones.

El Progreso Social facilita instituciones clave para el Progreso Material como: (I) Educación generalizada para todos los individuos. (II) Empresas que deciden, libremente y en competencia, las cantidades y los precios de los bienes y servicios que producen. (III) Protección de la Tecnología y su transferencia.

El Progreso Científico ofrece la aplicación del Método Científico de las diferentes Ciencias para solucionar los problemas humanos, concretamente la Ciencia Económica busca las verdaderas causas para el mayor bienestar material de los individuos.

Evidentemente, los cambios que constituyen el progreso material o contribuyen al mismo son tres: 1) aumento de la población; 2) perfeccionamiento de las artes de producción y cambio; y 3) perfeccionamiento del saber, la educación, el gobierno, las costumbres y la moralidad, en cuanto aumentan el poder de producir riqueza. El progreso material, como vulgarmente se entiende, consta de estos tres elementos o direcciones de progreso, en todos los cuales las naciones progresivas han avanzado, aunque en grados diferentes.

Considerado desde el punto de vista de las fuerzas o economías materiales, el aumento del saber, el mejoramiento del gobierno, etc., da el mismo resultado que el perfeccionamiento de las artes, razón por la que su impulso simultaneo es procedente.

Indiscutiblemente, el aumento de población implica un aumento del poder productivo del trabajo. En iguales circunstancias, el trabajo 100 hombres producirá mucho más que cien veces el trabajo de un hombre y el trabajo de 1,000 hombres mucho más que diez veces el trabajo de 100 hombres; y así, para cada par de manos que el aumento de población añade, el poder productor aumenta más, que proporcionalmente. De este modo, al aumentar la población, se puede recurrir a puntos de más baja productividad natural, no sólo sin disminuir el promedio de producción de riqueza, sino sin disminución en el punto inferior.

Con relación a los inventos y mejoras, es de destacar que el efecto de los inventos y perfeccionamiento en las artes productoras es ahorrar trabajo, vale decir, permitir que se obtenga el mismo resultado con menos trabajo o un mayor resultado con el mismo trabajo. Mientras avancen la invención y las mejoras, continuamente aumentando la eficiencia del trabajo, el margen de producción se empujará más y más y la renta subirá constantemente.

Concretando, los perfeccionamientos que aumentan el valor de la tierra, no sólo se han de incluir los que directamente aumentan el poder productivo, sino también los de gobierno, costumbres y moral, en cuanto lo aumentan indirectamente. Considerados como fuerzas materiales, el efecto de todos estos es aumentar el poder productivo y, como los progresos en las artes productivas, su beneficio es, en definitiva, monopolizado por los propietarios de la tierra.

*Doctor en Derecho Mercantil, catedrático universitario y especialista en Derecho Aeronáutico y Espacial.

E-mail: Jorge.mara@yahoo.com
jorgermara@gmail.com

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América