“EL COLECTIVO”

ZV
/ 21 de julio de 2022
/ 12:30 am
Síguenos
01234
“EL COLECTIVO”

Más

QUÉ buenas y enriquecedoras aportaciones se dan todos los días –para utilizar un término que se ha puesto de moda, escribe un ingenioso lector– en el “colectivo” del Sisimite”. El poeta ilustra: “Esnob viene de la contracción del término “sine nobilitate”, con la abreviatura “s.nob” que quiere decir ‘sin nobleza’”. “Hay una versión que se popularizó cuando las universidades inglesas aceptaron jóvenes brillantes por sus capacidades e intelecto y ya no solamente por su abolengo”. Una estudiosa abogada: “Buenísimo el final. ¡Vaya pues… así llevátela! Son frases que en Honduras entendemos bien, sobre todo cuando la primera de ellas cambia significado según sea el tono de quien lo exprese”. En otro de sus mensajes –alusivo al cuadro de Renoir que pinta a Monet leyendo el periódico– envía una foto de “Lisbeth Leyendo” de Carl Larsson, con esta explicación: “Yo tengo una litografía de este cuadro”. “El original se encuentra en el museo de Estocolmo”. “A mí me encantó por la sola posibilidad de que una mujer estuviese leyendo el periódico en la época que el cuadro fue pintado”.

Ahora, nada se pierde con incluir algunos cumplidos de gente buena y de amigos para medio equilibrar la amargura en las redes –incluso difundiendo fotos viejas como “chica vencida”– de quienes resienten que se le haga un bien al país. Como estos mensajes: “El final de un libro debe ser el inicio de otro, así como al finalizar de leer un editorial suyo se desea comenzar a leer ya el otro”. Y este otro: “Gracias presidente, cómo disfruto las mañanas con sus editoriales”. “Aparentar, mentir, engañar y verle cara de papo a los demás, va de la mano con la mediocridad”. Lo anterior alusivo al cierre del editorial sobre el esnobismo: “Aparentar –saca el Sisimite otro de sus dichos– tiene más letras que ser”. Otra gentileza: “Me encanta la forma como relata todo lo que quiere expresar”. “Ese es un don que Dios le dio”. “No cualquier persona por muy letrada y estudiosa puede hilvanar palabras en frases aleccionadoras y hasta con rima”. “Desgraciadamente la gente talentosa se está acabando porque la tecnología –usada mal como la usan– está atrofiando los cerebros”. Otro comentario: “Me encanta su sentido de disfrutar la vida y expresarlo en lo que le gusta hacer bien… la lectura y la buena pluma”. “Me gusta pensar que la pluma es una valiosa herramienta; muchas veces más elocuente que la lengua, porque la pluma deja añejar las ideas y permite expresarlas con mayor agudeza, realidad y sutileza”.

Ahora pasamos a las ocurrencias: Sé que al igual que los “slang” que se usan en el idioma inglés, el español tiene su propia jerga, como, por ejemplo: “Perra”, “guayaba”, “maje”, “palmado”, “acabado”, “macanudo”, “cachimbón”, “pachanguero”, “patero”, “tamarindo”, “pijinero”. “Cuentan que un grupo de estudiantes hondureños conversaba en el patio de una universidad extranjera y pasó un estudiante de origen español y al oírlos hablar detectó una palabra desconocida para él”. “Se regresó y les dijo: De qué país son ustedes, a lo que ellos respondieron casi en coro, de Honduras”. “Ah, ya entiendo –dijo el español– ustedes son los que se llaman entre sí con la palabra: ‘maje’”. “Menos mal que uno de ellos salió con una explicación”. Otro lector se molestó en enviar el significado de varias expresiones del argot popular: “Perra: mentira; pijín: borrachera; cheque: que todo está bien; macanudo: que está bueno; pijinear: salir por la noche; alero: se refiere al amigo; acabado: sin dinero; encachimbado: muy enojado; birria: cerveza; hule: sin dinero; filo: hambre; cachuda: mucha hambre; la mara: la gente o grupo de amigos. (“Zombis” –una más como aporte del Sisimite– los robotizados adictos a los chunches inteligentes, más inteligentes que ellos; que poco o nada provechoso leen; son miembros del club de “analfabetos del siglo XXI, canjearon el alfabeto por los pichingos, no platican viéndose la cara, sino que socializan con emojis”). De esos hay categorías. Los insípidos, los inofensivos y los endiablados (esos son como surtidores de groserías, pasan metidos en el Twitter rociando odiosidad. Ah, PD: Si el Sisimite tiene su “colectivo”, Winston arguye que tiene su “mara”).

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América