¡Hasta luego Corte Suprema independiente ¡

MA
/ 26 de julio de 2022
/ 12:19 am
Síguenos
01234
¡Hasta luego Corte Suprema independiente ¡
Independencia y recuperación patria

Más

Por: Abog. Octavio Pineda Espinoza (*)

Desde que se manifestó que nos encaminábamos a un nuevo proceso de elección de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia y que, existía una propuesta desarrollada por el Secretario de Transparencia del gobierno, Dr. Edmundo Orellana, desarrollado con la colaboración de organismos internacionales aportantes de las mejores prácticas en este tema, sentí que había detrás de tanto aspaviento una intención oscura de utilizar falazmente el prestigio del proponente y de otros distinguidos profesionales para manipular la opinión pública hacia la creencia que, esta vez, la elección del más alto tribunal del país sería diferente.

Acudí con entusiasmo al Foro Público:” Hacia una Honduras Justa y Transparente ”, patrocinado en ese momento por la Comisión de Legislación y Asuntos Constitucionales del CN, la Secretaría de Transparencia y Lucha contra la Corrupción, el Colegio de Abogados de Honduras y las Naciones Unidas en el que se nos presentó el Informe del Relator Especial de este último organismo, sobre la independencia de los magistrados y abogados y se nos explicó el novedoso proyecto elaborado por el Dr. Orellana, razón por la cual muchos creyeron que el proceso de selección de la Junta Nominadora y de los nuevos magistrados a la Corte sería transparente, lo menos partidizada y politizada posible y lo más alejada de la manipulación de los grupos de interés, grupos económicos, gremiales o de Ong´s o incluso de grandes bufetes posible.

Y aunque el proyecto no era perfecto, era lo que más se acercaba a las aspiraciones del pueblo hondureño que, en la última elección votó porque hubiera un cambio en el país después de 12 años de una narco-dictadura funesta para Honduras y que, comenzáramos a reconstruir nuestro fallido Estado de Derecho, precisamente construyendo y eligiendo una Corte Suprema lo más independiente posible, cabe decir, que dije desde ese momento que el elemento político no se podía eliminar del proceso porque es en el CN, el órgano político por excelencia, donde finalmente se elegirían a los 15 Magistrados del nuevo alto Tribunal y que, siempre existirían cuotas entre los partidos lo cual es normal aquí y en muchos países pero, de eso, a intervenir, dirigir y manipular la Junta Nominadora había un largo trecho, ya que a la misma debería evitársele la enorme presión a la que ahora será sometida y la intervención directa del Congreso en sus decisiones.

Indiqué que era saludable que lo señalado en el famoso Art 15 de La Ley Especial de la Junta Nominadora, en el sentido de vedar la participación a directivos, dirigentes y miembros activos de los partidos, se especificara mejor, es decir definir el término directivos, dirigente y miembro activo, que nos parecía correcto no solo eso sino que además se deberían incluir en esa cortapisa, a los Ministros de la administración anterior y la presente, no porque necesariamente sean o no corruptos, sino porque se genera un conflicto de interés cuando usted ha sido funcionario, no digamos Ministro de un gobierno y después es electo Magistrado, ya que su lealtad será para la administración, hacia el Ejecutivo y eso rompe el principio de separación de poderes del Art 4 Constitucional, otros incluían prohibición para los vencidos en juicio por delitos dolosos, por violencia doméstica e intrafamiliar, incumplimiento de obligaciones de alimentos y deudores morosos del Estado con la lógica que, de ser electos irían a resolver sus problemas particulares e influenciar de manera directa esos procesos.

En fin, lo que sucedió en el CN en la noche-madrugada 18-19 de julio, es una expresión más que nos demuestra que nuestra clase política no ha aprendido la lección y que sigue mirando al pasado en vez de mirar hacia el futuro y que las contradicciones al interior de la famosa Alianza de Oposición son más profundas de lo que imaginamos. Hay que decir que el precitado artículo fue objeto de objeción del mismo Presidente del Legislativo que se apartó por primera vez de su bancada para apoyar al partido de Gobierno en su pretensión de dejarlo todo libre para que puedan aspirar todos los políticos que quieran, en particular los suyos y para abrirles la puerta de par en par a sus Ministros(as) para que participen, sean electos(as) y les vayan a cuidar las decisiones correctas e incorrectas que se han tomado y se seguirán tomando en esta administración y para que, llegado el momento, desde ahí se justifique otro zarpazo a la Democracia que se llama Asamblea Nacional Constituyente porque para allá vamos encaminados estimado lector.

Le agrego otro elemento, la Junta Nominadora que está conformada por 7 organizaciones y que en su función debe ser independiente y democrática, se instalaba hasta ahora con 6 de 7 miembros y sus decisiones por mayoría se tomaban por 4 de 7 miembros, ahora se podrá instalar con 4 de 7 miembros y sus decisiones las podrán tomar 3 de las 7 organizaciones, la pregunta salta: ¿Es esto un adelanto o un retroceso?, además deberá enviar a diario la documentación que vaya recibiendo al CN y esto me parece una injerencia en las actividades diarias de la misma.

Finalmente, con la decisión tomada por los diputados de eliminar el Art 15 en su parte toral se le dice adiós a una Junta Nominadora y a una CSJ independientes, menos política y menos controlada por el Poder. ¡Una lástima!

*Abogado y Notario. Catedrático Universitario. Político.

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América