La esperanza es lo último que se pierde

ZV
/ 31 de julio de 2022
/ 12:02 am
Síguenos
01234
La esperanza es lo último que se pierde

Más

Por: Ivonne Tabora*

Esta es una frase popular que muchos decimos y escuchamos, generalmente se dice a alguien a quien no se le puede ofrecer algo más que una esperanza, como cuando se enfrenta a un problema grande, tal como una enfermedad, una adversidad, un tiempo difícil y no se puede hacer nada, y solo queda más que alimentarse de esperanzas.

“La esperanza es lo último que se pierde” frase que algunos aseguran tiene un significado mitológico, se supone proviene de una historia griega, cuando el Dios Zeus, quiso vengarse de Prometeo, quien se robó el fuego, para regalarlo a los humanos, así que Zeus creó a la primer mujer, llamada Pandora, para que se casara con Epimeteo, hermano de Prometeo, y le regalo a la mujer una caja , que no debía ser abierta jamás , pues ella contenía todos los males del mundo.

La curiosidad pudo más y Pandora abrió la caja en donde estaban guardados los supuestos males, o desgracias que padecerían los humanos, tales como la enfermedad, la locura, la tristeza, el crimen, etc., así que, al abrirla, los liberó a todos, menos a uno, antes de lograr cerrarla, quedo La esperanza, que no logró escapar del interior de la caja.

Me parece un poco inextricable que, dentro de la caja de Pandora, se haya incluido la esperanza como un mal, si viene a dar aliento y levantar el espíritu de los oprimidos, pero debemos tomar en cuenta que este mito de Pandora surge antes del cristianismo, al igual que Aristóteles se refirió a la esperanza, como el sueño de un hombre despierto.

Bíblicamente hablando tenemos un Dios que se preocupa por nuestras vidas, especialmente en nuestras adversidades, además las circunstancias difíciles, la mayoría de veces nos permiten acercarnos y necesitarlo a él más, y cualquier cosa que nos acerque más a Dios, es una bendición al final.

Dios nunca abandona a quienes le buscan, esa más que una esperanza, debe ser una confianza que debemos tener cuando nos sintamos afligidos, o abandonados, por ejemplo, a Moisés, Dios le prometió en su palabra que su presencia iría con él, y le daría descanso, lo cumplió. Éxodo 33:14.

En síntesis, la esperanza ha estado siempre presente, en todas las épocas, y se ha convertido en una virtud obligatoria para todo cristiano, pues es capaz de producir cambios.

El Papa Francisco se ha referido varias veces al tema de la esperanza, catalogando a Jesús, como el autor de la misma, ha señalado que es la virtud más pequeña y la más fuerte, al mismo tiempo, además que es una virtud en la cual se necesita tener paciencia, para ver crecer el grano de mostaza, paciencia para saber que sembramos, pero es Dios quien da el crecimiento.

Actualmente vivimos tiempos de mucha incertidumbre, no sabemos qué va a pasar, basta con escuchar o leer noticias y todos los días hay muertes violentas, delincuencia, no hay empleo, muchos no tienen acceso a servicios indispensables como salud y educación, o agua y energía, nos enfrentamos a un periodo de adversidad económica, altos precios a la canasta básica, y más.

Pero no debemos olvidar que las crisis pueden traernos oportunidades, también pueden ser un medio para aprender y preguntarle a Dios que está tratando de decirnos a través de esas circunstancias.

Así que no importa la situación por la cual estemos atravesando, no olvidemos aplicar la virtud sobrenatural de la esperanza en nuestras vidas, teniendo la convicción en que Dios nos dará una vida eterna, y recordando que la esperanza cristiana está fundamentada en la fe, por ello a mi parecer, la esperanza no debe quedarse sola, debe estar acompañada de la confianza, que requiere cierto grado de fundamento, ya que quedarse con solo la esperanza, es como quedarse en pausa.

Hay desgano y decepción en muchos buenos hondureños, ante todo lo que ocurre en el país, pero valdría la pena examinar en quien estamos poniendo nuestra esperanza y confianza, ya que está demostrado que los políticos especialmente, nos quieren llenar de esperanzas, con sus discursos mentirosos, pero DIOS, quiere que volvamos la mirada hacia él y nuestra fe, porque él tiene cosas mejores para nuestra Honduras.

*Licenciada en Periodismo, relacionista pública, administradora de redes sociales.

@IvonneTabora, yvonnemt2002@yahoo.com

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América