Justicia a la medida castromelista

ZV
/ 1 de agosto de 2022
/ 12:02 am
Síguenos
01234
Justicia a la medida castromelista

Más

Por: Marcio Enrique Sierra Mejia

No hay tal independencia de poderes en Honduras. Y ahora bajo las actuales condiciones de control de poder de gobierno por los socialistas, la situación empeora. Tenemos un remedo de forma de gobierno republicana, democrática y representativa. Desde tiempos pretéritos el poder judicial se subordina al partido político que asume el control del poder ejecutivo. En tiempos del bipartidismo, de los 15 magistrados, ocho eran para el que ganaba las elecciones y siete para el que perdía. Hoy, bajo la dominación castromelista y del partido LIBRE, quieren tener un control absoluto de la república bajo su mandato. Cediéndole piscas de participación al Partido Liberal (partido bisagra) y, al PSH (partido disque aliado). Y dejando por fuera o en franca minoría al Partido Nacional, no obstante ser fuerza electoral mayoritaria realmente.

El patrón de control y de subordinación del poder judicial que va conquistando el castromelismo, se convierte en la amenaza más alarmante para la ciudadanía de Honduras. Se cierne la opacidad y no la transparencia, dominará la parcialidad política y no la actitud imparcial de los magistrados electos. Van a aplicar la justicia a la medida del castromelismo. Lo judicial se convierte en la “cereza del pastel”, al gusto de los socialistas.

Entonces, ¿cuál es la intención política real que esconde el castromelismo al controlar la corte suprema de Justicia? Es asegurar que ese poder del Estado apruebe todas las acciones orientadas al establecimiento de la Asamblea Nacional Constituyente, a través del control de la sala constitucional y otras que puedan coadyuvar dicha intención. Igualmente, tener asegurado que en el caso que la actual presidente quiera reelegirse, el camino constitucional este a su favor, o para que el coordinador de libre pueda postularse o el hijo de ambos. Lo demás, relativo a la aplicación de la justicia con imparcialidad, es secundario porque según sea al que acusen los castromelistas intervendrán a su favor o en contra.

En definitiva, la función judicial en el Estado de Honduras no se cumplirá como debe ser. Será un poder subordinado al interés político del partido que controla al poder ejecutivo. Por más que se pretenda elegir a través de mecanismos “supuestamente democráticos” a abogados con atributos sobresalientes, al final, los que queden seleccionados, necesitarán la bendición del castromelismo.

Los diputados liberales cometieron un grave error político que les va a afectar su futuro electoral al plegarse a LIBRE, porque crearon condiciones pliticas, para su hundimiento final. Si bien, los liberales piensan que con esa decisión van a lograr un mayor posicionamiento político en el gobierno colocando a Yani Rosental como magistrado; ante la ciudadanía, se han convertido en un partido bisagra oportunista que no tiene un rumbo político claro. Estos liberales “antes clamaban eufóricos por el retorno al Estado de Derecho y ahora contribuyen a quitarle al pueblo la esperanza de tener una CSJ independiente y confiable” (Suyapa Figueroa, PSH, julio 20, 2022). Probablemente, lo que queda de él, va a migrar en diversas direcciones partidarias. Con esa decisión que tomaron contribuyen a aceptar y profundizar las violaciones al Estado de derecho y a su ordenamiento jurídico:

Existe incertidumbre, preocupación y desilusión ante el cambio y eliminación de los artículos de la Nueva Ley de la Junta Nominadora de la CSJ que garantizaba evitar la politización sectaria, pues dicha Ley, ahora más bien es un retroceso con respecto a otros procesos de selección anterior de la misma, y la ilegalidad de la Directiva Usurpadora del Congreso implica un procedimiento viciado y con nulidades futuras, además de una violación a los artículos 3, 4 y 19 de la Carta Democrática interamericana” (Africo Madrid, TN5, julio 20, 2022).

La función del poder judicial, que es velar por el cumplimiento de la Ley, la han convertido en una quimera populista. Y más que en eso, en un mecanismo punitivo, para darle respuesta a los grupos insatisfechos con la gestión de las políticas del gobierno y las violaciones al Estado de derecho.

El actual gobierno, va a utilizar el poder judicial para instaurar su dominación política y debilitar al Partido Nacional hasta hundirlo finalmente. Los socialistas castromelistas, buscan concretar, de una manera ilegal y amoral el poder absoluto, bajo el cual, puedan establecer normas propias a la democracia participativa de calidad socialista que han visionado, a través de una forma de gobierno autoritaria que, bien pueda convertirse, en una dictadura conforme las circunstancias lo permitan. En consecuencia, tomarán el poder de gobierno judicial con el fin de lograr la transición a la sociedad socialista. Eso está establecido en el libreto que siguen y les han indicado, desde cuba, Venezuela, Nicaragua y otras instancias de la izquierda europea.

mesm1952@yahoo.es

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América