REMEMBRANZAS

MA
/ 2 de agosto de 2022
/ 12:52 am
Síguenos
01234
REMEMBRANZAS
1 Parroquianos en tertulias en la plaza muy cerca del viejo kiosco.

Más

Hay momentos en la vida que Dios nos regaló y cuando uno ha transitado muchos años entregándose con amor al terruño natal, trata de dejar plasmados hechos, personajes y recuerdos de lo que hemos vivido en más de ocho décadas.

Acosado por ése maligno virus del siglo XXI, el confinamiento puede debilitar el cuerpo pero no el alma, puede causar limitaciones físicas pero si las mentales responden, hay que aprovecharlas para compartir con nuestros lectores lo que el cerebro nos permite hilvanar como REMEBRANZAS.

Como en todas partes del mundo, la plaza central de un poblado es el sitio donde se viven muchas experiencias, alegrías, tragedias, actividades, ilusiones, solidaridad y la plaza pasa a ser el corazón del pueblo.

2 La plaza central de Tegucigalpa en 1825

Desde que Don Juan José de la Cueva en 1579 ordenó trazar una plaza en el Real de Minas de Teguycigalpa como centro del pueblo, el lugar se convirtió en el obligado sitio de españoles, aborígenes colonizados, mestizos y criollos.

Cuáles son los recuerdos que guardamos de ésa legendaria plaza cuando en la niñez nuestros padres y personas mayores nos hablaban del lugar ; primero que ese era lugar donde los parroquianos se instalaban en las mañanas y tardes a las famosas tertulias para comentar sucesos y darle viento a los chismes (FOTO 1).

Aquella pequeña pero hermosa plaza donde al oriente se edificó en 1765 la Parroquia de San Miguel fue el centro de actos oficiales cuando Honduras se independizó de España y se convirtió en Estado en 1825 (FOTO 2)

El 30 de Noviembre de 1883 la plaza cambió de nombre, en el gobierno del Gral. Luis Bográn pasó a llamarse Plaza Morazán al develizarse en ésa fecha la estatua ecuestre del Héroe colocada en el centro de la misma (FOTO 3).

3 En 1883 se colocó la estatua del Héroe en la plaza y se convirtió en la Plaza Morazán.

Entre esos recuerdos de la plaza que no pudimos conservar y que poco a poco se transformó en un mercado central, no podemos borrar de nuestra mente cuando los domingos antes de ir a misa a la Catedral nos encontrábamos con abuelas que se detenían a charlar luciendo sus faldas largas, sus chalinas o tapados antes de ingresar al templo (FOTO 4).

Entretenido en ésta gimnasia mental, no podemos olvidar el paso obligado por el atrio de la catedral donde se instalaban ventas rápidas como los helados del famoso y recordado “Patachon” que desde su carreta nos deleitaba con sus sabores elaborados en “La Hoya”. (FOTO 5).

Graficando estos recuerdos no podemos dejar de mencionar lo que constituía allá por los años cuarenta y cincuenta el costado norte de la plaza donde se estacionaban los taxis capitalinos (FOTO 6) y desde donde hábiles, respetuosos y dedicados motoristas prestaban sus servicios a los capitalinos como Tiefa, Manteca, Cutín, Breque Falso, los hermanos José y Albino Castillo y otros son parte de la historia citadina.

4 En aquella plaza central nuestras abuelas se encontraban para platicar en las mañanas dominicales frente a La Samaritana.

Y en ese entorno tegucigalpense otro recuerdo son los lustrabotas o chaineadores (FOTO 7) que les destinaban un lugar para atender a su diaria clientela siendo los más famosos en la década de los cincuentas Remolacha, Tino, El Pelón, Guara Loca, Toño y otros que se escapan de mi memoria.

Plaza de nuestras nostalgias como cuando nuestros mayores, nosotros de niños y jóvenes nos instalábamos en la bancas del parque a escuchar los conciertos en los parlantes que la emisora HRN tenía instalados en el edificio del Tribunal Superior de Cuentas (FOTO 8)

Bueno en ésta entrega desde el confinamiento, las neuronas no me pueden fallar para ubicarme en el tiempo allá a principios de la década de los cincuenta donde niños y jóvenes de las escuelas y colegios capitalinos acudíamos a celebrar las fiestas patrias (FOTO 9) con desfiles y a coronar al Gral. Morazán, los actos cívicos eran en la plaza como antaño y desde que destinó el Estadio para ello esto es otra REMEMBRANZA.

Gracias por haberme acompañado en éste recorrido por un ayer inolvidable añorando aquella plaza que se desapareció del corazón de Twegucigalpa (FOTO 10)…. Si Dios quiere hasta la próxima semana.

5 Placa que indica el año que comenzó a construirse la parroquia. 1765.
6 Taxis modelos de los años cincuenta al costado norte de la plaza Morazán.
7 Los lustrabotas del Parque Central parte de ésta historia.
8 Con círculos las enormes bocinas de la HRN para escuchar en la Tarde y los domingos los conciertos en la plaza Central.
9 Colegios y escuelas de la capital concentrados alrededor de la estatua del General Morazán en la desaparecida plaza central.
10 La Plaza Central con la majestuosa Catedral al Oriente , la estatua del Héroe en el centro, limpia y ordenada…hoy un céntrico mercado.
©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América