Hugo Llorens de lobista: ¿para qué?

MA
/ 3 de agosto de 2022
/ 12:44 am
Síguenos
01234
Hugo Llorens de lobista: ¿para qué?

Más

Óscar Lanza Rosales

Ha causado sorpresa, la determinación de la Presidenta Xiomara Castro al contratar como lobista al señor Hugo Llorens -exembajador de Estados Unidos de América (EUA) en el período de José Manuel Zelaya- para que sirva de enlace entre el gobierno de EUA y el de Honduras, labor que normalmente deben cumplir los embajadores de ambos países. Además, con la visita frecuente de funcionarios de alto rango del gobierno estadounidense a Honduras, para entrevistarse con la Presidenta Castro y sus principales colaboradores, en varios temas, principalmente el de migración que tanto les preocupa, es innecesario un lobista como Llorens, porque estaría bien hacerlo si los EUA nos tuviera relegados, y fuera necesario influir o cabildear a favor de Honduras, en el gobierno de EUA, incluyendo su Senado y el Congreso.

En seis meses de gobierno de la mandataria, la han visitado funcionarios de peso de la administración Biden. Su vicepresidenta Kamala Harris, acompañada por Brian A. Nichols, subsecretario para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, estuvieron en su toma de posesión, quienes al entrevistarse con ella, le ofrecieron su apoyo para generar gobernabilidad y prosperidad, invitando a empresas estadounidenses a invertir en Honduras; apoyo en la vacunación, lo mismo para que nuestro país pueda optar a las donaciones de Cuenta del Milenio, si cumple -desde luego- con los indicadores de gobernanza democrática, combate a la corrupción y estabilidad económica. Otro ofrecimiento es la ayuda a través de Naciones Unidas, para instalar una misión de apoyo al combate de la corrupción, igual a la extinta CICIG de Guatemala.
En febrero, la jefa del Comando Sur de EUA, Laura Richardson, se reunió con la gobernante Castro, con quien trató temas relacionados al narcotráfico y al crimen organizado.

En marzo, la mandataria recibió al subsecretario de Crecimiento Económico de EUA, José Fernández, para garantizar la seguridad jurídica a la inversión extranjera en Honduras. Fernández ofreció total cooperación en las reformas en el campo energético, alianzas público-privadas, reactivación económica, migración y deuda pública.
En abril, congresistas de EUA visitaron Honduras y se entrevistaron con la Presidenta. En la delegación estaba Ilhan Omar de Minnesota, Jesús García de Illinois, Cori Bush de Missouri y Jamal Bowman de Nueva York, que estuvieron acompañados por las organizaciones solidarias: el Observatorio de la Escuela de las Américas, el Colectivo de Solidaridad Testigos por la Paz y Qué Pasa, entre otras.

En julio, llegó a Tegucigalpa, la subsecretaria de Asuntos Internacionales del Departamento de Trabajo de EUA, Thea Lee, para reunirse con líderes del gobierno, representantes de la empresa privada y del sector trabajador, para promover el trabajo decente y mejorar el cumplimiento de los derechos laborales bajo el Tratado de Libre Comercio entre este país, Centroamérica y la República Dominicana (Cafta-DR).
En este mismo mes, también visitó a la mandataria, el secretario de Seguridad de EUA, Alejandro Mayorkas, para abordar el Tratado de Protección Temporal (TPS), la trata de personas, derechos humanos y el fortalecimiento de las relaciones bilaterales entre Honduras y EUA.

Por la presencia de estos altos funcionarios en Honduras, nos preocupa la contratación del exembajador Llorens, que implica muchos gastos para el erario nacional en honorarios y gastos de representación, principalmente. ¿Será que desconfían de los reportes que envía a Washington la embajadora Laura Dogu? ¿O no tiene confianza el gobierno hondureño en el nuevo embajador de Honduras en EUA? ¿O nuestros funcionarios -entre ellos los de la Cancillería- no logran entenderse con los funcionarios que nos han visitado con sus ofrecimientos?
Hay un comentario de Juan Barahona, diputado de Libre, que nos puede dar luces, al afirmar que “de los gringos no hay que confiarse un poco”. ¿Será que esperan que Llorens les dore la píldora a sus compatriotas, por la afinidad de nuestro gobierno con Venezuela, Cuba y Nicaragua, y cuando trata con desdén los ofrecimientos que los funcionarios de EUA nos hacen cuando nos visitan?

A Llorens hay que reconocerle que sabe todo lo que sucedió en el golpe de Estado contra el expresidente Zelaya en 2009, porque indudablemente en ese golpe, los militares tenían el visto bueno del gobierno estadounidense, responsabilidad de la cual quisieron lavarse las manos.
Fidel Castro, afirmó en sus reflexiones de aquel momento, que EUA apoyaba el golpe de Estado en Honduras, concebido y organizado por funcionarios de confianza de George W. Bush, incluidos sus embajadores: Hugo Llorens en Honduras; y los acreditados en El Salvador, Guatemala y Nicaragua.

En los próximos meses se van a aclarar esas dudas sobre esa sorpresiva contratación.

olanza15@hotmail.com

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América