Urge reforma agraria completa, no solo el paliativo de repartición de tierras

ZV
/ 10 de septiembre de 2022
/ 01:02 am
Síguenos
01234
Urge reforma agraria completa, no solo el paliativo de repartición de tierras
Quisiéramos ver mesas ciudadanas de diálogo para concertar soluciones comunes a problemas comunes, establece el PDCH.

Más

El Partido Demócrata Cristiano de Honduras (PDCH), celebra este 10 de septiembre un nuevo aniversario de su fundación.

Ha sido un largo camino lleno de sinsabores en un ambiente político turbulento y complejo que nos ha impedido avanzar, en nuestro proyecto político de construir una Nueva Sociedad, donde impere la justicia, la libertad, la equidad, la solidaridad, con un ambiente que propicie el pleno desarrollo de todos los hondureños como seres humanos.

A pesar de las adversidades y la permanente hostilidad, el PDCH ha hecho importantes contribuciones al desarrollo nacional:

1. Fueron profesionales social cristianos, quienes promovieron las primeras organizaciones obreras y campesinas en el sur y centro del país, ellos también impulsaron la creación del pujante movimiento cooperativo, en el marco de una adaptación de la Economía Social de Mercado y, más tarde contribuyeron a la organización y consolidación del Sector Social de la Economía, como alternativa al modelo neoliberal.

El PDCH estuvo en primera línea en el proceso de retorno a la vida democrática, después de la oscura época de los gobiernos militares, contribuyendo a la creación y dirección del Tribunal Supremo Electoral, hoy Consejo Nacional Electoral; fueron demócrata cristianos quienes condujeron el proceso de traspaso de la Policía desde las estructuras militares a manos del poder civil; demócratas cristianos fueron quienes dieron los primeros pasos para la organización del Registro Nacional de las Personas, del Fonac y de Copeco.

Fueron diputados demócrata cristianos quienes desde el Congreso Nacional impulsaron las leyes para el reconocimiento y pago del séptimo día y décimo tercer mes, así como la Ley de Bosques Nublados que dio vida al combativo Movimiento Ambientalista actual.

Demócrata Cristianos fueron también quienes promovieron y coordinaron el Establecimiento de una Visión de País y de un Plan de Nación de largo plazo que luego el gobierno de Juan Orlando Hernández se encargó irresponsablemente de frenar y que el actual gobierno está enterrando definitivamente, para volver a la insensata costumbre de inventar el país cada cuatro años.

2. Este ha sido parte de nuestro aporte y nos sentimos orgullosos de ello, pero no satisfechos porque Honduras continúa con los mismos o peores índices de miseria, injusticia, corrupción e impunidad; problemas estos que no se resuelven con la sopa recalentada de un socialismo del siglo 21 que no define nada o lo que ahora pretenden vendernos como un socialismo democrático que se desmiente con los amagos demagógicos y populistas y el comportamiento errático de los que conducen el actual gobierno.

3. Más de doscientos días han pasado desde que la señora Xiomara Castro asumió nominalmente la presidencia de la República para luego entregarla a su marido, en un claro acto de traición a más de un millón de electores que esperanzados votaron confiados en sus promesas de campaña.

4. En un poco más de siete meses, este gobierno insensato ha acumulado las señales claras de la madera de que está hecho y de lo que se propone hacer con el pueblo hondureño: de entrada tiene un Congreso Nacional con una Junta Directiva que no ha logrado convalidar su legalidad pero que está emitiendo leyes corriendo el riesgo de que, cuando vuelvan a cambiar las tornas, se declaren sin efecto, pero que se aplican con descaro y prepotencia; una ley de amnistía que, en realidad, es una ley de impunidad para proteger delincuentes comunes que atracaron al Estado en el gobierno de Manuel Zelaya Rosales; más de quince miembros de la familia presidencial, con o sin méritos, detentando altos puestos de la administración pública; altos funcionarios del Estado, sin criterio propio que justifican sus acciones por “instrucciones de la presidenta”, haciendo girar el andamiaje gubernamental alrededor de una figura presidencial omnipotente que actúa con un centralismo autoritario y el verticalismo arbitrario para imponer un modelo de desarrollo a la medida de las peores dictaduras del continente, en manos del expresidente Zelaya, cuyo afán continuista y espíritu vengativo son evidentes.

5. Ayer enterramos una dictadura nefasta; pero todo apunta a que estamos entrando en otra dictadura de distinto signo con un gobierno que está creando las condiciones para llevar al país a una encerrona con predecibles consecuencias.

6. Como hondureños sensatos compartimos la necesidad de cambios profundos en la estructura y funcionamiento del Estado y en esa dirección quisiéramos ver las acciones del gobierno, para evitar seguir generando conflictos sociales innecesarios.

Quisiéramos ver mesas ciudadanas de diálogo para concertar soluciones comunes a problemas comunes.

7. Quisiéramos ver una reforma agraria completa, no solo el paliativo de repartición de tierras “a la garduña”, sino acompañada de un sano y oportuno financiamiento, de una asistencia técnica y administrativa eficiente y eficaz y de unas justas reglas de mercado.

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América