Como “proxenetismo laboral” califican en México envío de médicos cubanos

ZV
/ 12 de septiembre de 2022
/ 12:59 am
Síguenos
01234
Como “proxenetismo laboral” califican en México envío de médicos cubanos

Más

Por: José Rolando Sarmiento Rosales

En Honduras conocimos la presencia de una brigada médica llegada de Cuba a raíz del huracán Fifí en septiembre de 1974, que fueron ubicados en las instalaciones del Campo AGAS de San Pedro Sula, después de su arribo en un avión de Cubana de Aviación al sampedrano aeropuerto internacional Ramón Villeda Morales. Hay que reconocer que sus servicios profesionales y los medicamentos aplicados fueron prestados gratuitamente como una contribución a la enorme tragedia que vivimos en aquel entonces. En años posteriores se establecieron convenios para la llegada de nuevas brigadas a nuestro país, fundamentándose en que prestaban sus servicios en lugares rurales apartados del territorio nacional, como municipios, caseríos y aldeas del lejano departamento de Gracias a Dios.

Allí existe un pequeño hospital estatal en Puerto Lempira, y centros de salud en Ahuas, Brus Laguna, y en los nuevos municipios creados en Villeda Morales, Wampusirpi y Juan Francisco Bulnes, con la presencia histórica del Hospital de la Iglesia Morava en Ahuas, en cuyo alrededor funcionaba una pista de aterrizaje donde además de los aviones de SAHSA, aterrizaban las avionetas de Alas de La Salud y de la Fuerza Aérea, que llevaban y trasladaban pacientes al resto del territorio misquito, o a tratamientos más especializados como cirugías a la capital, o al hospital evangélico de Siguatepeque. Las brigadas cubanas integradas por médicos generales y especialistas reciben un emolumento de unos 2 mil dólares, trascendiendo que la mayor parte de ese pago lo recibe el gobierno de Cuba y un pequeño porcentaje para los médicos, lo que ha logrado propalarse como un negocio rentable solamente menor a lo que les produce el turismo.

Se concretó la información al llegar Jair Bolsonaro a la presidencia de Brasil, que decidió que los médicos cubanos podían permanecer si el pago se les hiciera directamente a ellos y no al gobierno de la isla, lo que dio lugar a la no aceptación de régimen de La Habana, que decidió su retiro, más las versiones de personalidades políticas y medios de comunicación europeos, así como de entes de Naciones Unidas, señalando la explotación laboral de los médicos cubanos por su gobierno, hecho que han denunciado los propios profesionales que no han regresado. Con la contratación de personal médico cubano por el presidente Manuel López Obrador, han surgido signos de inconformidad por los profesionales y el Colegio Médico de México, porque existen miles de graduados desempleados. En el país azteca han surgido denuncias calificando la presencia de médicos cubanos, como “proxenetismo laboral” del gobierno de Cuba.

“Proxenetismo laboral”: la realidad detrás de las misiones de los médicos cubanos en México y el mundo. Prisoners Defenders denunció y señaló como esclavitud moderna la manera en que el régimen cubano maneja los servicios de sus ciudadanos a otros países. Las misiones de médicos cubanos son en realidad una modalidad de esclavitud moderna de acuerdo con el último informe del Prisoners Defenders, organismo no gubernamental que trabaja jurídicamente para proteger y promover los derechos humanos. Además, según el reporte no solo se trata de abuso laboral, sino que a México llegan militares bajo la imagen de personal de la salud. En el marco de la rueda de prensa denominada “La verdad militar detrás de las misiones médicas cubanas en México”, uno de los exponentes se trató de Javier Nart, quien es eurodiputado vicepresidente primero de la Delegación del Parlamento Europeo para Centroamérica, en forma tajante, definió la situación como un “proxenetismo laboral”.

“Hablando con ellos y después estudiando la situación me enteré de algo que me dejó profundamente asqueado. Estaba tratando con médicos que eran objetos de explotación por su propio país, que tienen la obligación de trabajar bajo las condiciones que les determina el propio régimen, que cualquier sindicato del mundo las rechazaría”. “No solamente trabajan bajo condiciones extremadamente precarias, sino que además de su trabajo el 75 u 80 por ciento, incluso más, se lo queda el gobierno de Cuba. Esto se puede denominar directamente como proxenetismo laboral, o sea, ser propiedad de alguien en este caso del Estado, y que del sueldo se lleve la inmensa parte de él”, sostuvo en su exposición. Y agregó: “Pero no solamente queda ahí la cuestión, sino que tienen la obligación de regresar a su país y si en el ejercicio de su voluntad deciden quedarse en el país (donde trabajan) o concluir la relación que tienen de trabajo porque les parece inadecuada, no pueden porque existe un artículo en el código penal cubano que determina que quien no vuelve a Cuba es un desertor. No es una persona que ejerce su libertad, no, es un desertor”.

jrsarmientohn@hotmail.com

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América