Cuba y Vietnam: una justa comparación

ZV
/ 12 de septiembre de 2022
/ 01:08 am
Síguenos
01234
Cuba y Vietnam: una justa comparación

Más

Por: Otto Martín Wolf

La última guerra perdida por los Estados Unidos fue la de Vietnam.

Ese valiente pueblo, que antes había derrotado a Francia y a cuanto ejército invasor se atrevió a tocar su suelo, sufrió destrucción casi total de su infraestructura por los millones de toneladas de bombas que cayeron en su suelo, más que todas las lanzadas durante la Segunda Guerra Mundial.

Bosques milenarios destruidos por el “agente naranja” y otros químicos desfoliadores.

Pero, sobre todo, la muerte de más de tres millones de sus valientes habitantes.

Hombres, mujeres y hasta niños participaron en la defensa de su patria, quienes finalmente expulsaron de su territorio -a sangre y fuego- hasta el último soldado del ejército invasor.

Los USA perdieron más de cincuenta mil soldados y nadie sabe exactamente cuántos miles de millones de dólares costó su aventura en suelo extraño.

Vietnam es un Estado comunista que poco a poco se recuperó del caos dejado por la guerra, reconstruyó su economía y hoy es una nación donde la gente -dentro de lo que cabe- es feliz, disfruta de la vida, tiene trabajo, abundancia de productos, supermercados y pintorescas ventas callejeras, no hay libretas de racionamiento.

Los servicios de salud son aceptables, la educación también.

Verdaderamente se puede decir que Vietnam triunfó no solo en la guerra, pero también en la posguerra.

Sus principales productos en la actualidad son: arroz, café, caucho, algodón, te, soya y azúcar, así como carne de ave y cerdo.

Su principal comercio es con los países vecinos y también de otros continentes, incluyendo a su enemigo anterior, Estados Unidos que, dicho sea de paso, les envía cada año un nuevo ejército, esta vez de turistas cargados de dólares.

Cuba jamás disparó o recibió un disparo de los Estados Unidos.

Hace más de cincuenta años fue invadida por un ejército de cubanos del exilio, patrocinados por los USA, que fueron derrotados en cuestión de días.

Un día fue el mayor productor de azúcar del mundo, ahora tiene que importarla de otros países.

Su principal producto de exportación es gente: se van todos los que pueden por todos los medios posibles.

Su disputa con los Estados Unidos tiene diferentes aristas: La Revolución cubana nacionalizó muchísimas propiedades de empresas nortamericanas, por las cuales jamás pagó un centavo, esa deuda sigue pendiente, creo que nunca será cancelada.

También financiaron revoluciones en otras partes de Latinoamérica, cosa que no le convenía a los USA, desde luego.

En una desgraciada aventura en Bolivia fue enviado a morir el Che Guevara, rival de Fidel en popularidad, si no en Cuba en el resto del mundo.

También mandaron soldados (por cuestión del color de la raza negra) a Etiopía, Angola, Zambia, Zimbabwe y Mozambique.

Este ejército fue llamado “internacionalista”, calificativo bondadoso para un invasor, no muy diferente a los USA en Vietnam.

En total entre soldados y personal médico y de apoyo fueron 450 mil personas, con un estimado de diez mil muertos, la cifra verdadera nunca se va a saber.

Eso sí, ni un solo cubano blanco murió en esa aventura, que conste, solo negros.

Repito, no existe diferencia entre los cubanos peleando en África y los norteamericanos en Vietnam, excepto la palabra internacionalista y la discriminación racial de los cubanos, donde no enviaron blancos, solo negros por la razón mencionada.

Cuba jamás ha disparado una bala contra los Estados Unidos ni ha hecho el menor esfuerzo por recuperar el territorio donde se ubica desde hace mucho la Base Militar Norteamericana de Guantánamo, por qué?

Soberanía es soberanía, a cualquier costo, cierto?

“El glorioso ejército cubano, vencedor de mil batallas” (en discurso) jamás ha tratado de recuperar esa parte de su territorio.

Se trata de que el enemigo es muy grande y poderoso?

Es el mismo enemigo contra quien peleó el pueblo de Vietnam, muchos de ellos descalzos y famélicos por la desnutrición.

Fidel Castro, poseedor de una gran oratoria, despotricó en todos los foros y frentes contra los USA, pero jamás, ni por un momento, realizó siquiera una manifestación en los portones de Guantánamo.

Ese glorioso ejército es bueno para someter al pueblo cubano, es campeón de luchas de discurso y poses heroicas, pero nada más.

Fue bueno para pelear en territorios ajenos, pero jamás para tratar de recuperar la soberanía del propio.

Vamos revolucionarios valientes, recuperemos Guantánamo! Esa es una frase que nunca se ha escuchado.

Los Estados Unidos pagan un alquiler mensualmente, es que la soberanía está por debajo del dinero, los dólares?

Nos van a caer bombas?

El temor a perder la vida no debe ser obstáculo.

El gran poeta y patriota cubano José Martí luchó por la independencia de Cuba y murió en el campo de batalla.

Fue la guerra de verdad por la independencia, a tiros y bombas, no desde un tablado, no frente a un micrófono y cámaras de televisión o posando para fotografías publicitarias.

Los Castro utilizan a Martí como ejemplo de heroísmo, pero jamás imitan sus actos, no están dispuestos a morir por la soberanía y libertad de su patria, pero eran muy buenos en discursos… hasta que murió Fidel.

Ahora están semimudos, solo repitiendo lo que les dejó un líder que jamás se podrá comparar con Ho Chi Minh, de Vietnam, cuya capital fue bautizada con su nombre, homenaje bien merecido por cierto.

Tampoco se puede comparar la “gloriosa y heroica Revolución cubana” con el ejército de Vietnam, vencedor de mil enemigos y del imperio norteamericano.

Muy pronto voy a revisar otros aspectos y cifras de Vietnam y Cuba y hablaré del boicot norteamericano.

ottomartinwolf2@gmail.com

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América