Se hunde la Guillén y con ella el futuro de familias evacuadas

ZV
/ 17 de septiembre de 2022
/ 04:30 am
Síguenos
01234
Se hunde la Guillén y con ella el futuro de familias evacuadas
Según los informes de las autoridades, los movimientos de las fallas abarcan un radio de más de 200 viviendas.

Más

Más de 131 casas de la colonia Guillén, en Tegucigalpa, se encuentran entre la franja con alto peligro de deslizamiento o zona de desastre, donde a medida que avanzan las horas, más derrumbes se registran, por lo que ayer fueron evacuadas de emergencia 70 familias que aún permanecían en el lugar.

Tras una semana de evacuaciones voluntarias y obligatorias, tanto en la Guillén, como en la colonia Nueva Santa Rosa, las autoridades de la Alcaldía Municipal del Distrito Central (AMDC) elevaron la emergencia e hicieron un llamado a la gente que se encontraba en grave riesgo, a abandonar sus viviendas lo más pronto posible.

El alcalde, Jorge Aldana, explicó que la Guillén fue declarada como zona de desastre y que lo importante en primera instancia es que las personas que se encuentran en grave peligro desalojen los inmuebles, por lo que fueron habilitados algunos albergues para darles refugio.

CASAS EN PELIGRO

El personal del Comité Municipal de Emergencias (Codem) y de las Fuerzas Armadas de Honduras (FF. AA.) ayudó a salir de sus viviendas a mucha gente, con algunos de los enseres más esenciales.

Asimismo, dieron a conocer que se requiere la evacuación urgente en más de 50 casas que corren peligro por el avance de los deslizamientos.

Hasta ayer, en horas de la tarde, se luchaba por salvar como prioridad a 70 familias que permanecían en sus viviendas, sin embargo, un considerable número de personas se negó a abandonar sus casas.

Los datos del Codem, hasta ayer, reportaban albergadas a más de 238 personas, cifra que seguiría en aumento a medida progrese el deterioro por la falla.

Según los pronósticos del Centro Nacional de Estudios Oceanográficos y Atmosféricos (Cenaos) de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), se esperan más lluvias, pese a ello, muchas personas aún no quieren marcharse de sus inmuebles, ya que argumentan que quedarán “en la nada”, sin el apoyo de las autoridades.

TERRENOS Y FONDOS

Las autoridades municipales, en conjunto con personal del Fondo Hondureño de Inversión Social (FHIS), analizan la posibilidad de reubicar en otros terrenos a las personas que perdieron sus viviendas, pero por ahora la prioridad es salvarles la vida con las evacuaciones. También se busca darles un bono para que puedan pagar el alquiler de tres a cuatro meses.

El gerente de movilidad Urbana, José Mendoza, explicó que, debido a las lluvias, unas 55 casas se continuaron destruyendo, por lo que solicitó colaboración de las personas, invitándoles a no exponer sus vidas.

Una de las habitantes, Magdalena Ramírez, contó que “tengo como 40 años de vivir aquí, yo nunca pensé que la falla nos iba a alcanzar, nos vamos porque si se cae una iglesia, corremos riesgo de perder la vida; las cosas materiales… tal vez Dios me vuelve a dar otra casita, eso va por bajo porque está hueco”.

Otros de los afectados se resisten a dejar sus residencias, debido a que asumen que serán abandonados por parte de las autoridades y temen perder lo poco que les queda.

Los pobladores de la zona y personal municipal ayer se mantenían atentos ante cualquier emergencia, debido a que los movimientos de tierra continúan progresando. (KSA)

DATOS
Los albergues habilitados para familias afectadas en la colonia Guillén se localizan en el kínder 10 de Septiembre, colonia Suazo Córdova, Casa de la Mujer, colonia Suazo Córdova, Escuela Agustín Alonzo, barrio San Pablo y Escuela Santa Margarita, donde de a poco van llegando numerosas personas.

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América