“La corrupción está matando a este país”

ZV
/ 19 de septiembre de 2022
/ 12:05 am
Síguenos
01234
“La corrupción está matando a este país”

Más

Embajadora Laura Dogu

Por: Rodolfo Dumas Castillo

Recientemente la embajadora de los Estados Unidos de América visitó San Pedro Sula, ocasión que aprovechó para conversar con miembros del sector productivo y con varios medios de comunicación que divulgaron sus opiniones, especialmente las siguientes: “La corrupción está matando a este país (Honduras). Hemos visto este impacto en los últimos años y es muy importante cambiar el sistema aquí para luchar fuertemente contra la corrupción”. Agregando lo siguiente: “… hay corrupción en el gobierno, hay corrupción en el sector privado, hay corrupción en todos lados, y el pueblo es la víctima. Entonces estamos muy de acuerdo con la necesidad de tener una CICIH aquí”.

No es la primera vez que un funcionario de ese país señala con tanta claridad lo que Honduras sufre desde hace mucho tiempo y que en los últimos años cruzó los límites de lo imaginable cuando se robaron hasta los recursos que se requerían para enfrentar la peor crisis sanitaria de nuestros tiempos. Recordamos cuando Ricardo Zúniga, también en un evento empresarial, declaró que solo en el año de la pandemia (2020) Honduras había perdido tres mil millones de dólares por la corrupción. En aquel entonces la falta de indignación general ante semejante aseveración nos pareció sintomática de la época que se vivía (en otra ocasión hablaremos de eso).

Ahora la embajadora Dogu lo hace en un contexto distinto pues existe la posibilidad de que las Naciones Unidas apoye la instalación de una comisión que vendría a fortalecer la lucha contra la corrupción y la impunidad. Esto depende en gran medida de que se materialicen acuerdos con el gobierno de la República que parece decidido a darle vida a ese instrumento para recuperar y fortalecer la institucionalidad (en ningún caso sustituirla). Por supuesto que este es apenas uno de los pasos en ese extenso camino para erradicar la corrupción pues existen reformas legislativas, administrativas, estructurales, educativas y muchas más que tendrán que implementarse simultáneamente para tener posibilidades de éxito, sobre todo en un país que hace mucho perdió la cultura de legalidad que caracteriza a las naciones exitosas.

Sin perjuicio de todo esto, no hay duda de que lo expuesto por la embajadora es una cruel realidad. La corrupción sustrae valiosos recursos que podría utilizarse para educación, salud, seguridad, proyectos sociales, infraestructura y muchos más que a Honduras le urgen para salir de la extrema calamidad en que se encuentra hoy. También es cierto que es una plaga omnipresente al no haber sector a salvo de su perniciosa penetración. Sin embargo, también es oportuno pensar en alternativas y mecanismos que prevengan la corrupción pues la experiencia nos enseña que concentrarse únicamente en el aspecto punitivo resulta ineficaz, sobre todo teniendo en cuenta esa escasa cultura de legalidad a que nos referimos anteriormente. La persecución debe continuar, pero también se pueden crear procesos y regulaciones que la prevengan.

Buena parte de la solución estará en la educación, pero esta es una opción a largo plazo pues no es de la noche a la mañana que las sociedades logran la hegemonía de valores que por tanto tiempo han estado ausentes (ética, integridad, transparencia, rendición de cuentas, etc.). Por eso también se deberán considerar métodos y políticas que sirvan para evitar esa plaga. Talvez a eso se refiere la embajadora cuando habla de “cambiar el sistema aquí” (aunque esto sería especular con sus pensamientos). En todo caso, es un tema vital para el futuro de nuestro país y es oportuno que funcionarios que generan tanta atención como ella lo mantengan como prioridad en la agenda nacional que en ocasiones parece divagarse en temas periféricos. En futuros espacios ampliaremos sobre algunos mecanismos que podrían contribuir a la prevención de la corrupción.

Twitter: @RodolfoDumas

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América