Dignatarios y monarcas despiden a Isabel II en fastuoso funeral de Estado

MA
/ 20 de septiembre de 2022
/ 03:21 am
Síguenos
01234
Dignatarios y monarcas despiden a Isabel II en fastuoso funeral de Estado

Más

LONDRES. Un funeral único para una reina única. En la Abadía de Westminster, templo de monarcas británicos, Isabel II recibió un funeral solo reservado para las figuras gigantes, marcado por la presencia de presidentes, reyes, príncipes, primeros ministros, embajadores e invitados especiales de todo el mundo.

Con la pompa y la solemnidad que exigen unas exequias de Estado y en medio de fuertes medidas de seguridad, Isabel II fue despedida este lunes por cientos de representantes de países con los que ella debió mantener y reforzar relaciones diplomáticas durante sus siete décadas como jefa de Estado del Reino Unido.
Cuando asumió el trono el 6 de febrero de 1952, con apenas 25 años, Isabel II ayudó a impulsar estos vínculos después de que el país iniciara la reconstrucción tras la participación en la II Guerra Mundial para vencer a la Alemania nazi.

Liderados por el rey Carlos III, que ascendió al trono tras la muerte de su madre, la familia real británica en pleno, entre ellos los príncipes de Gales, Guillermo y Catalina, con dos de sus tres hijos -los príncipes Jorge y Carlota-, y los duques de Sussex, Enrique y Meghan, Isabel II fue despedida con todos los honores.

Los reyes de España y los eméritos

Los reyes de España, Felipe VI y Letizia, sentados en la Abadía junto a los eméritos, don Juan Carlos y doña Sofía, estuvieron entre los más de 2,000 invitados a esta ceremonia religiosa, de los que 200 han sido jefes de Estado y dignatarios.

Los reyes de España se sentaron en el templo con los eméritos, la primera imagen conjunta de los cuatro reyes desde 2020.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y su mujer, Jill Biden; el presidente de Francia, Emmanuel Macron, y su esposa, Brigitte, no faltaron en esta iglesia gótica anglicana, donde Isabel II se casó con el duque de Edimburgo en 1947 y donde fue coronada en 1953.

Tampoco faltaron el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, el jefe de Gobierno de Australia, Anthony Albanese, y la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, cuyos países pertenecen a la Mancomunidad Británica de Naciones (Commonwealth, excolonias).

En la Abadía estuvieron los emperadores de Japón, Naruhito y Masako; la presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, y otros soberanos de casas reales europeas, como los reyes de Bélgica, Felipe y Matilde, y Guillermo Alejandro y Máxima de los Países Bajos.


La presencia de los dignatarios ha sido un reflejo del alcance e impacto de la influencia de Isabel II a lo largo de sus setenta años de reinado.

La clase política británica estuvo representada por la primera ministra, Liz Truss, y los ministros de su gobierno, mientras que no faltaron todos los antiguos jefes del Ejecutivo del país, como los laboristas Tony Blair y Gordon Brown, y los conservadores John Major, Theresa May, David Cameron y Boris Johnson.
Afuera del templo, miles de personas situadas a ambos lados de la procesión fúnebre dieron el último adiós a la Reina.

En el impactante cortejo, que recorrió el centro de Londres, miembros de los tres cuerpos de las fuerzas armadas -la Marina, el Ejército y la Real Fuerza Aérea-, la Guardia Real y representantes de diversas organizaciones, entre ellos de la Sanidad pública, marcharon detrás del féretro, cubierto con el Estandarte Real.

El féretro fue transportado por Londres en una cureña de la Marina británica de 1901, que también había sido utilizado en el funeral de su padre, Jorge VI, y que fue tirado con cuerdas por más de cien marineros al son de una marcha fúnebre.

CURIOSIDADES

La transmisión oficial dejó poco espacio para curiosidades, dado el estricto apego al protocolo, pero durante la ceremonia de despedida de la fallecida monarca igual ocurrieron algunos episodios llamativos.

La araña en el ataúd

En las redes sociales mucho se comentó sobre la presencia de una araña sobre una tarjeta depositada en el ataúd de Isabel II, durante la ceremonia religiosa en la Abadía de Westminster. El arácnido (que no “el insecto”, como publicaron varios medios) probablemente venía entre las flores que adornaban el féretro y se vio claramente durante la transmisión oficial de la BBC.

Los consejos de la princesa

Charlotte tiene siete años y George, nueve. Son los hijos de Guillermo y Kate Middleton y toda su vida han estado sometidos al estricto protocolo real, una materia que parece dársele mejor a Charlotte. Antes de que comenzara la procesión al castillo de Windsor, la princesa le dijo a su hermano mayor “cuando se vaya el auto, debes inclinarte”. No es primera vez que Charlotte corrige o alecciona a sus hermanos. Como sea, la misma princesa rompió el protocolo al estallar en llanto tras el entierro de su bisabuela.

Los perros, atentos

No pocos espectadores se percataron de la presencia de los famosos corgis de la reina Isabel II, quienes estuvieron presentes durante la ceremonia gracias a dos empleados, que se encargaron de mantener a Muick y Sandy, los animales más apreciados por la fallecida monarca, en un lugar privilegiado para presenciar el paso del ataúd de su dueña. También se vio a Emma, uno de los caballos favoritos de Isabel II, en las inmediaciones del castillo de Windsor. No está claro si la presencia de las mascotas fue una instrucción especial dejada por la monarca.

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América