Consecuencias globales de la guerra en Ucrania marcan debates en la ONU

MA
/ 21 de septiembre de 2022
/ 01:02 am
Síguenos
01234
Consecuencias globales de la guerra en  Ucrania marcan debates en la ONU
Las consecuencias globales de la guerra en Ucrania marcaron el martes la apertura de la Asamblea General de la ONU, donde muchos líderes alertaron de la fuerte división internacional. (LASSERFOTO AFP)

Más

Naciones Unidas.- Las consecuencias globales de la guerra en Ucrania marcaron el martes la apertura de la Asamblea General de la ONU, donde muchos líderes alertaron de la fuerte división internacional, la crisis económica y el problema del hambre, acentuados todos por la invasión rusa.

Los llamamientos a la paz se sucedieron en esta primera jornada de la gran reunión anual de Naciones Unidas, en la que tuvieron especial protagonismo el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y el francés, Emmanuel Macron.
Ambos, aunque desde posturas bastante distintas, se han convertido en dos de las principales vías de contacto abierto con Moscú y Kiev y hoy dedicaron buena parte de sus discursos al conflicto.

Erdogan anunció que va a redoblar sus esfuerzos para poner fin a la guerra “en base a la integridad territorial y la independencia de Ucrania” y pidió a toda la comunidad internacional que respalde estas gestiones.
Mientras, Macron opinó que la paz “solo es posible” si “soberanamente” Kiev quiere y Rusia acepta “de buena fe” que la soberanía de Ucrania sea “respetada, su territorio liberado y su seguridad protegida”.

El jefe de Estado galo usó su intervención para pedir a los países que se están manteniendo al margen de esta guerra un posicionamiento claro, para no ser “cómplices” de Moscú en esta invasión.

Guterres abrió las reuniones con una sombría descripción de la situación internacional, hablando de un mundo “en peligro y paralizado”, incapaz de actuar ante los graves problemas que lo amenazan.

El secretario general de la ONU, António Guterres, insistió en la urgencia de arreglar los problemas con el suministro de fertilizantes, para lo que está tratando de facilitar las exportaciones desde Rusia, unas exportaciones que no son objeto de sanciones internacionales, pero se han visto mermadas desde el inicio del conflicto.

El jefe de Naciones Unidas exigió apoyar de forma decidida a los países más vulnerables, donde los efectos de la guerra, del cambio climático, de la inflación, de la deuda pública y de la falta de acceso a financiación están creando una “tormenta perfecta”.

Guterres abrió las reuniones con una sombría descripción de la situación internacional, hablando de un mundo “en peligro y paralizado”, incapaz de actuar ante los graves problemas que lo amenazan.

Desde el derechista presidente brasileño Jair Bolsonaro, o paraguayo Mario Abdo Benítez, a los izquierdistas Gustavo Petro (Colombia), Luis Alberto Arce (Bolivia) o el peruano Pedro Castillo reclamaron negociaciones para poner fin a un conflicto que está afectando al mundo entero y que como alertó el presidente francés Emmanuel Macron desde la misma tribuna, lo está “fracturando”.

La casi totalidad de los presidentes latinoamericanos que intervinieron reclamaron negociaciones para poner fin al conflicto provocado por la invasión rusa de Ucrania.

“Alto el fuego inmediato” y “diálogo” han sido algunos de los deseos y demandas más oídos en la tribuna de la ONU de la boca de los latinoamericanos y otros países del Sur, así como críticas a las sanciones impuestas por la comunidad internacional para doblegar la determinación del presidente ruso Vladimir Putin a someter a Ucrania bajo su férula.

“Estas medidas han dañado la recuperación económica y han amenazado los derechos humanos de las poblaciones vulnerables, incluidos en los países europeos”, recordó Bolsonaro antes de advertir que la “estabilidad, la seguridad y la prosperidad del ser humano está en serio riesgo si el conflicto persiste o se propaga”.

Ante la intención de Europa de que América Latina se sume a su cruzada contra Rusia, el mandatario colombiano, Gustavo Petro, pidió que “no nos presionen para alinearnos en los campos de la guerra (…) Que los pueblos eslavos hablen entre sí”.

Petro, al igual que su par chileno Gabriel Boric, participaba por primera vez en el foro diplomático mundial. El joven mandatario chileno pidió realizar todas las acciones necesarias para “detener la injusta guerra de Rusia sobre Ucrania”.

El boliviano Arce pidió que el mundo entero sea una zona de paz, exigió la misma atención para otros conflictos como el palestino, que la comunidad internacional está dando a la invasión rusa.

A la opción del diálogo se suma el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ausente de esta cita, que el pasado 16 de septiembre propuso la creación de un comité para el diálogo y la paz integrado por el primer ministro de India, Narendra Modi, el papa Francisco y el secretario general de la ONU, Antonio Guterres.
Los occidentales reaccionaron el martes indignados al anuncio de Moscú de organizar en los próximos días referendos en varias regiones bajo su control.

Las reuniones de la Asamblea General continuarán hoy, un día en el que se esperan, entre otros, los discursos del presidente de EE. UU., Joe Biden y del ucraniano, Volodímir Zelenski, que participará por video.

Estados Unidos aseguró que “nunca reconocerá” las anexiones rusas de territorio ucraniano y el canciller alemán Olaf Scholz tildó de “farsa” dichos proyectos. Para el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, se trata de una “escalada” y para el mandatario Macron, es una “parodia”.

Las reuniones de la Asamblea General continuarán hoy, un día en el que se esperan, entre otros, los discursos del presidente de EE. UU., Joe Biden; del iraní, Ebrahim Raisi; y del ucraniano, Volodímir Zelenski, que participará por video. (EFE/AFP).

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América