Aumento al presupuesto en medio de una estanflación

ZV
/ 23 de septiembre de 2022
/ 12:01 am
Síguenos
01234
Aumento al presupuesto en medio de una estanflación

Más

Por: Ivonne Tábora*

Sobre el tema del nuevo presupuesto 2023 recientemente aprobado en Consejo de Ministros y que asciende a unos 392,000 mil millones de lempiras, con un aumento en un 8% comparado al del 2022, equivalente a unos 32 mil millones de lempiras más, varios expertos se han referido al tema y han pronosticado que lo que está a la vuelta de la esquina en nuestro país, es una estanflación.

Sin embargo, según autoridades del actual gobierno, el aumento en el presupuesto es inferior todavía al de la inflación proyectada, que anda en un 12 por ciento, y es que al parecer el sector social es el que se llevará la parte más grande del presupuesto supuestamente, esto abarca los sectores de la salud, la educación, los derechos humanos y la estrategia de reducción de la pobreza.

Por su parte el Consejo de la Empresa Privada, Cohep, se torna preocupado pues aducen que el incremento al Presupuesto General puede significar un aumento de impuestos o creación de nuevos, porque no se sabe de dónde se va a financiar el mismo.

Algunos experimentados en la materia han pronosticado que Honduras está a punto de entrar en una estanflación, ya que no existe un plan de medidas y una política interna por parte del gobierno para evitar caer o controlar el problema, que viene registrando niveles inflacionarios que mantienen una tasa de desempleo cerca de más del 8 por ciento.

Según la enciclopedia económica, la estanflación es la situación económica de un país que se caracteriza por una constante alza de precios y que mezcla la inflación con tasas de desempleo elevadas, generando crisis económica.

Este fenómeno no es nuevo, pasó en los años 70 cuando se produjo la gran crisis del petróleo en Estados Unidos de América, allí hubo un descenso en el crecimiento y baja en el sector de inversión.

Actualmente la guerra entre Rusia y Ucrania, una guerra que está impactando negativamente en el crecimiento económico en todo el mundo, ha provocado picos de incertidumbre económica y ha reactivado los temores globales de una estanflación y estancamiento económico, esto también provoca miedo en los que buscan invertir.

Además, ya se vaticina que el mercado de materias primas también sufrirá un ascenso, ante este panorama mundial que vivimos hoy, preocupa que, como país altamente pobre y endeudado, con enormes problemas en el ámbito social como en educación, salud, empleo, etc., no se estén tomando medidas de austeridad en el sector gubernamental, por ejemplo.

Al contrario, con el aumento al presupuesto de la República creo que lo que se está creando es más incertidumbre en todos los ámbitos, pues si estamos en una crisis económica grande como tanto se ha denunciado, son acciones contraproducentes las que se están tomando.

Por otro lado, implementar un nuevo modelo económico como también anuncia el gobierno, no asegura que la situación económica del país mejorará, al contrario, ya algunos países se han escudado en nuevos modelos económicos, y el pueblo cansado por tanta corrupción, confía en ellos y al final tristemente, no mejora la situación económica.

Si hay una alta inflación, un elevado riesgo país, una baja ejecución presupuestaria, poca inversión extranjera, no sé qué están esperando las autoridades o entes competentes para tomar medidas y proponer un plan de emergencia, pues, aunque existan otros factores externos que están afectando a nivel mundial, eso no significa que no se pueda hacer nada internamente para controlar lo que se avecina al país.

Solo en el mes de mayo del presente año la inflación en Honduras superó el 9.09 por ciento, esto ya desde allí nos vaticina una estanflación, sin embargo, la falta de medidas en la política interna y sobre todo de sacrificio por parte del gobierno, brillan por su ausencia, así que esperemos que el presupuesto aprobado para el 2023, no vaya a ser la gota que derramó el vaso y nos termine de hundir como país.

Recordemos que la inflación pega directamente a los más pobres, por ello, fuerte la frase del expresidente de EEUU, Ronald Reagan: “la inflación es tan violenta como un ladrón, tan aterradora como un ladrón armado y tan mortal como un asesino a sueldo”.

*Licenciada en Periodismo, relacionista pública, administradora de redes sociales.

@IvonneTabora
yvonnemt2002@yahoo.com

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América