La escogencia de los magistrados de la nueva Corte Suprema de Justicia

MA
/ 27 de septiembre de 2022
/ 12:08 am
Síguenos
01234
La escogencia de los magistrados de la nueva Corte Suprema de Justicia

Más

José Tomas Guillén
Abogado & notario

Se ha convertido en un tema de actualidad que ocupa todos los espacios noticiosos, escritos y hablados de los medios de comunicación, la escogencia de la Junta Nominadora de los 45 candidatos que se enviarán al Congreso Nacional para elegir a los 15 magistrados que integrarán el Poder Judicial.
Desde el momento que los profesionales del Derecho autopropuestos se sometan al análisis y selección de los 45 abogados y notarios por parte de la Junta Nominadora y luego el listado para ser seleccionados los 15 magistrados, son al final los congresistas que integran las diversas bancadas de los partidos políticos, quienes los escogerán; y desde ese momento sin lugar a duda es una escogencia desde el punto de vista político, que no hay que rasgarse las vestiduras porque solo en Honduras sucede, ya que así se hace en casi todos los países del mundo, desarrollados o no.

El asunto no es si es una escogencia política, ya que es lo de menos; el asunto está qué harán estos nombrados una vez que ocupen esos altos estrados de la pirámide de Kelsen, que todo abogado y estudiante de Derecho conoce desde que llevó las clases de Introducción al Estudio del Derecho y de Filosofía del Derecho.
El pueblo, pueblo, ignora o no le interesa dicha selección y escogencia, más pareciera que tiene que ver con aquellos y aquellas que tienen un interés particular con relación a sus actuaciones de vida.

Sin ofender a nadie en particular y desde un punto de vista académico y de ejercicio profesional en los juzgados y tribunales de la República, el Poder Judicial ha quedado en deuda en relación a la administración de justicia.
Veamos por vía de ejemplo: el Código de Procedimientos Civiles del año 1906 establecía que los procesos eran por escrito y excepcionalmente orales; el nuevo Código Procesal Civil, con vigencia desde el año 2010, establece lo contrario, en cuanto que los procesos serán orales y excepcionalmente por escrito; o sea, que el principio fundamental lo establece el artículo 15 que manda literalmente lo siguiente: “El proceso civil es predominantemente oral. Los actos procesales de alegación, la práctica de las pruebas y la sustanciación del proceso en general, se efectuarán oralmente en audiencias públicas. Los actos procesales que tengan que celebrarse por escrito han de facilitar la aplicación del principio de oralidad”.
El artículo 132 del citado Código va mucho más allá, cuando establece que los actos de alegación y de prueba serán orales bajo sanción de nulidad.

Todas las anteriores actuaciones tienen como propósito que el litigante propiamente, sus abogados y cualquier interesado pueda estar presente en casi todas las actuaciones llevadas en audiencias con el propósito de transparentar los procesos y que perciba el ciudadano que la administración de justicia es accesible para todos.
Es de observar que todas estas actuaciones tienen que ver con el proceso civil en asuntos dispositivos; y en los procesos de familia en los asuntos no dispositivos.

La casi totalidad de los procesos se llevan a cabo en la primera instancia, ante jueces de Paz y en su mayoría ante los jueces de Letras especializados o seccionales (que conocen de todas las materias).
Corresponde a los magistrados que se nombrarán el de cumplir con el imperativo de la aprobación de la Ley Orgánica de Tribunales y de la Carrera Judicial, para establecer las bases de preparación y escogencia por oposición de los administradores de justicia, probos y capaces.

Queda muy corta esta exposición ya que es necesario que los jueces de Paz y de Letras, sean reconocidos en sus necesidades de mejoras de salarios y de instalaciones físicas cómodas y apropiadas, ya que son estos administradores de justicia (no operadores de justicia), quienes constituyen la primera línea (primera instancia), que tratan de manera directa con los ciudadanos que buscan se les administre justicia.
Falta referirnos a una serie de cuestiones que tienen que ver mucho con la impartición de justicia pronta, efectiva y eficaz.

Exvicerrector y excatedrático de Derecho Procesal Civil de la UNAH – Actualmente en el ejercicio libre de la profesión.

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América