Identidad Nacional

MA
/ 28 de septiembre de 2022
/ 12:55 am
Síguenos
01234
Identidad Nacional

Más

“Cuando los pueblos no conocen su historia están condenados a repetirla”
Napoleón Bonaparte

Por Adylia Zavala
Historiadora MRPH

La Mesa Redonda Panamericana de Tegucigalpa en el Marco de sus 80 años ha sido partícipe de la formación de la IDENTIDAD NACIONAL DE HONDURAS, fortaleciendo el estudio de la comunidad nacional en su conjunto, con sus diversos elementos, territorio, gobierno y población que la cohesionan y la hacen única, en su trayectoria histórica, cultural, lenguaje, costumbres, religión y valores que permiten distinguirnos de los demás pobladores de otras naciones.

La Identidad Nacional se refiere al conjunto de aspectos de pertenencia que se inicia en el hogar, porque es en el seno familiar… que se aprende con amor y el ejemplo de sus mayores, para después multiplicarlos y transferirlos en conductas éticas, de respeto, disciplina, solidaridad, fraternidad, generosidad, responsabilidad, honestidad y cooperación en su entorno social.

Posteriormente en la escuela se fortalecen esos valores y forman otros, re- lacionados con el proceso de socialización y aprendizaje que condicionan su comportamiento, enmarcados en conceptos educativos de territorialidad, pueblo, gobierno, soberanía, salud, justicia, libertad, igualdad… Que son los que privan en toda sociedad para diferenciarlas de otras.

En la escuela se aprende amar a nuestra Honduras, cuando nos enseñan a conocer la Bandera Nacional para venerarla, decirnos… que es un lampo de cielo cruzado y que se ven en su fondo sagrado cinco estrellas de pálido azul en el Himno Na- cional; también se enseña a grandes rasgos en ese hermoso poema del canto a la bandera, las diferentes etapas históricas que ha vivido el país y la última estrofa, es una exaltación al patriotismo… en caso de profanación del suelo patrio y nos exalta a defenderlo con honor. En la enseñanza aprendizaje en todos los niveles educativos, se conoce que el pino es nuestro árbol nacional porque es una gran fuente de oxígeno y además, es un árbol muy noble que crece tanto en la montaña… como en el valle, de igual manera amamos la fauna y la flora y entre el hermoso follaje podemos distinguir, la orquídea Brassavola Digbyana que es flor nacional. “Como nadie puede amar lo que no conoce”, es deber en la escuela en-
señar, de donde hasta donde se extiende Honduras y lo que hay en esa superficie: ríos, montañas, valles y otras bellezas naturales contenidas en las diferentes áreas y paisajes, así como los valores nacionales manifestada en los grandes hombres; recuerdo cuando embelesados escuchamos de don Cosme García ( Director y catedrático de Historia en el Instituto Departamental de Oriente), como cuentos de hadas la historia patria y cuando en ella, narraba que el primer héroe fue el Cacique Lempira y nos inducía, a que nos trasportáramos a esa época al vestirnos de indios, en tal sentido nos considerábamos protagonistas, recitando y cantando al son de la música folclórica el 20 de julio.

Nos enorgullecíamos saber que fue el sabio hondureño José Cecilio del Valle, el redactor del Acta de la Independencia de Centro América, aquel memorable 15 de septiembre de 1821 y que también fue uno de los padres del Panamericanismo y que se exaltaba al expresar: “América de día cuando escriba, América de noche cuando piense. El estudio más digno de un americano es América”. Escuchábamos con atención la vida y obra del héroe Francisco Morazán que nació, vivió y murió para dar vida a la unión de Centroamérica y del que Álvaro Contreras, dijo: “Suprimid el genio de Morazán y habéis aniquilado la historia Centroamericana”, Recuerdo con nostalgia cuando Don Cosme, narraba las hazañas históricas del General Morazán, nos trasladábamos a la época y nos sentíamos parte de las gestas morazánicas, desafortunadamente el tres de octubre día de su nacimiento, sólo se le recuerda en toda su dimensión en la Casa de Morazán, por los Morazanistas, dirigida con responsabilidad y capacidad, por el honorable Abogado Carlos Turcios Acosta y también, se le rinden Honores Militares de Ordenanza en las Fuerzas Armadas de Honduras, en honor al “Día del Soldado Hondureño” por ser ellos los herederos de esa noble profesión y responsables de velar y cuidar la soberanía nacional; porque ahora solo se habla del feriado Morazánico como período de vacaciones.

En Moral y Cívica, aprendíamos a grandes rasgos la vida de los constructores de la nacionalidad hondureña, como los ya mencionados, además el Abogado Dionisio de Herrera, el General José Trinidad Cabañas, el Presbítero José Trinidad Reyes, Dr. Juan Lindo, Dr. Marco Aurelio Soto, Abogado y Periodista Ramón Rosa, Poeta Froylan Turcios, entre otros que han entrado por la puerta grande en la historia del país. Aprendimos a cantar y recitar el Himno Nacional, los himnos de Centro América, música folclórica y también popular de la época; se puede decir que era una formación integral, porque además había una educación para el hogar, donde se aprendía hacer puntadas, pegar botones y más… En agricultura aprendimos a cultivar huertos familiares y otras cosas más… que nos convertían en ciudadanos útiles y prácticos, con ambiciones y aspiraciones… Desafortunadamente esas clases han desaparecido en la curricula nacional.

Pero en el proceso de modernización de la educación se perdió ese perfil y se brindan una serie de conocimientos pero para ser dependiente del PAPÁ ESTADO, en ningún momento para ser independientes y por ello la ciudadanía se encuentra agobiada, por los históricos problemas económicos sociales sin que se vislumbre soluciones efectivas y sostenibles, porque no se ha inculcado en la enseñanza aprendizaje, el apego a la tierra, a transformar la materia prima en materia elabo- rada, a tener capacidad empresarial, factores que han incidido en el despegue socio económico que permita satisfacer nuestras necesidades básicas.

Es de hacer notar que el mensaje mas completo que tenemos para fortalecer la identidad Nacional, lo hizo Froylan Turcios, en LA ORACIÓN DEL HONDUREÑO al expresar: ¡BENDIGA DIOS la pródiga tierra en que nací! Fecunden el sol y las lluvias sus campos labrantíos; florezcan sus industrias y sus riquezas esplendan magníficos. ¡BENDIGA DIOS la pródiga tierra en que nací, libre y civilizada, agrande su poder en los tiempos y brille su nombre en las amplias conquistas de la justicia y el derecho! Y considero que para fortalecer la identidad nacional esta oración es la clave para ello y sugiero… A quien corresponda a colocarla en la currícula educativa como obligatoria.

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América