Una declaración en Santa Sede

MA
/ 18 de octubre de 2022
/ 12:45 am
Síguenos
01234
Una declaración en Santa Sede

Más

Carlos López Contreras

Es muy oportuna la visita de la Presidente de Honduras a la Ciudad del Vaticano, para reunirse con Su Santidad el Papa Francisco y abordar asuntos de interés común. Además de lo que a puertas cerradas converse con el Secretario de Estado, primero y, luego, con el Papa, en este tipo de reuniones suele esperarse la lectura de una declaración breve, sustantiva y alentadora para la relación bilateral y para el pueblo, en este caso de Honduras. Al tomar nota de la confesión católica que la Presidente dice profesar, el pueblo hondureño seguro que espera una declaración en la que aborde con toda claridad y certidumbre su posición sobre determinados temas que actualmente tienden a minar su imagen y la de su gobierno.

Sería deseable que afirmara primero: que, como católica, acepta, reconoce y respalda la concepción bíblica del matrimonio entre un hombre y una mujer, que es expresión milenaria de la cultura judeo-cristiana, compartida por la mayoría del pueblo hondureño y que su gobierno no promueve la ideología de género ni el matrimonio entre personas del mismo sexo, no solo porque contraviene valores religiosos sino porque atenta contra el orden público de Honduras, que el gobierno está en la obligación de defender; segundo: que su gobierno y su partido ya superaron la etapa emotiva de la campaña electoral y que Honduras necesita definir su futuro, con espíritu conciliador y fraternal, con la participación de las fuerzas representativas, para reconstruir el país, profundamente dañada su población, su economía e infraestructura por la pandemia, los fenómenos naturales y las tensiones políticas internas; tercero: que augura una relación más estrecha con la Santa Sede y con la Iglesia Católica hondureña, en la cual se incluya la institucionalización de los derechos y obligaciones recíprocos entre las partes que se han venido desarrollando de manera natural a lo largo de la historia.

La oportunidad está al alcance de su mano. Un mensaje con estas características sería bien recibido por la Santa Sede, por el pueblo hondureño en general, aunque no sea del agrado de quienes promueven políticas de ideología de género con el afán de imponérsela a todos los pueblos, incluso por la vía de la coacción.
Para los que no están enterados, el gobierno del Perú dio recientemente en la Asamblea General de la OEA un enérgico mensaje de rechazo de esa ideología que también es promovida por esa organización regional.

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América