Lilo cocodrilo

MC
/ 20 de octubre de 2022
/ 02:25 pm
Síguenos
01234
Lilo cocodrilo

Más

Javier Bardem: “Para el mago de ‘Lilo, Lilo cocodrilo’ me he inspirado en Tamariz”

Lilo, Lilo cocodrilo, es una estupenda comedia familiar que mezcla animación e imagen real y que se basa en la serie de libros superventas de Bernard Waberse. Cuenta la historia de Lilo, un cocodrilo que se expresa cantando (con la voz de Shawn Mendes) y que será adoptado, primero por un desastroso mago (Javier Bardem) y más tarde por una familia. Se estrena este viernes, 21 de octubre, y hemos hablado con Bardem y con los directores, Will Speck y Josh Gordon.
Un mago y su cocodrilo cantarín
Javier Bardem nos presenta así a su personaje, Héctor P. Valenti: “Es un señor que es mago, músico, bailarín… y que se cree que es de los mejores del mundo. Pero la realidad es otra. Y en el momento en que necesita algo inspirador, aparece en su vida un cocodrilo cantarín”.

“Entonces él le enseña, le instruye… consigue hacer de él un showman -añade el actor-. Y juntos hacen un gran número, pero el cocodrilo tiene miedo escénico, por lo que no triunfarán. Entonces Héctor desaparece una temporada, pero regresará, porque sabe que sin Lilo le falta la mitad de su arte”.

Hay momentos de la película en los que el entusiasmo de Héctor, su peinado y su sentido del humor nos recuerdan al gran Juan Tamariz. Preguntamos a Bardem si se ha inspirado en él: “Si, fue una de mis fuentes; su entusiasmo, su magia y el caos divertidísimo de sus actuaciones. Y también la calidad, el hecho de que la magia sucede en la cara, mientras las manos te van engañando. Es la cara la que te va contando el cuento”.

Además, Bardem tuvo a dos magos que le enseñaron algunos trucos: “He visto muchísimos vídeos de magos, algunos muy famosos y otros no tanto. Pero lo que tenía era a dos magos americanos de eventos, de bodas… que eran buenísimos. Hacían unas cosas alucinantes y tenían muchísima paciencia conmigo, porque con estas manos tan torpes que tengo, no era fácil hacer que desapareciese nada”.

Al ser su primera comedia familiar, preguntamos a Bardem si le parece más difícil hacer llorar o reír: “Creo que hacer reír es mucho más difícil. Cuando viajas por ahí te das cuenta de que lo que nos duele al ser humano suelen ser las mismas cosas, pero lo que nos hace reír cambia mucho según las culturas. Hacer reír a alguien es muy complicado, por eso celebramos tanto cuando alguien nos hace reír abiertamente. Porque no es fácil”.

“En el caso de mi personaje –concluye-, más que alguien que te hace reír, es alguien que lleva la risa puesta; alguien con el que te apetecería pasar un rato, porque tiene una energía hermosa”.

Tags:Cine
©2023 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América