No se puede tener democracia sin cultura, sin respeto y sin amor del bien común

ZV
/ 23 de octubre de 2022
/ 12:33 am
Síguenos
01234
No se puede tener democracia sin cultura, sin respeto y sin amor del bien común
El folclore en sus diferentes manifestaciones es sinónimo de identidad.

Más

Autor: Luis Alonso Gómez Oyuela
Email:luisgoyuela15@gmail.com

DANLI, El Paraíso. La semana pasada en el reportaje dominical, reproducimos una entrevista realizada por la periodista y escritora española Marta Peirano, al filósofo y profesor italiano Nuccio Ordine, sobre el contenido de su libro “La utilidad de lo Inútil” que, se traduce en un manifiesto sobre la necesidad de la literatura y la necesidad de la lectura como lo expresa el editorial de este rotativo del lunes 17 próximo pasado, ¿No hay que pedir? Me quedo con lo siguiente: “como nos hace falta leer y leer, observar y cuestionar; y la vida es muy sabia, va a premiar con muy buenos dividendos a aquellos individuos que hayan sabido invertir su tiempo”.

Efectivamente, como nos hace falta leer. Somos analfabetos sin capacidad para cuestionar y si lo hacemos acudimos a chabacanería. ¿Por qué? Porque nuestra generación va de salida. Los maestros que formaron nuestra generación son parte de una historia que aún no se escribe.

Con la desaparición de la Secretaría de Cultura y Artes en las administraciones pasadas entramos en un letargo cultural enorme y como lo señala el filósofo italiano, “La ausencia de la cultura es el abono de la corrupción”. Hoy, con la creación de la nueva Secretaría de Cultura y Artes, el panorama cultural abre nuevos horizontes a todas las expresiones culturales del país.

Prosiguiendo con la entrevista a Ordine, la periodista española Marta Peirano, va más allá en la historia al referirse al período del “Renacimiento y la ilustración, con su desarrollo de conceptos ilustrados como el de los “Derechos humanos, que definen nuestra sociedad actual, coinciden en el tiempo con las dos grandes olas del colonialismo europeo. Los monarcas intelectuales ilustrados, junto con la Iglesia, disfrazaron la expropiación y el genocidio de misión civilizadora. ¿No está ocurriendo ahora lo mismo dentro de nuestras fronteras? ¿Son los pobres las nuevas colonias?

Nuccio Ordine responde la siguiente manera: “La comparación es muy buena. Si lees algunos autores del Renacimiento, pocas veces han gritado contra las masacres llevadas a cabo en el Nuevo Mundo. Uno de estos es Bartolomé de las Casas. En Italia Giordano Bruno describió a Colón y a sus marineros, no como marineros sedientos de saber sino como piratas sedientos de oro y plata, Bruno dice: Fueron a llevar civilización, pero ellos ya tenían una civilización. Fueron a llevar una lengua, pero ellos ya tenían una lengua, Fueron para llevar una religión, pero ellos ya tenían una religión.

Estos filósofos del Renacimiento dejaban entrever que la multiplicidad de las lenguas, de las religiones, de las filosofías, de los pueblos, de los colores de la piel, no son una limitación de la humanidad sino una riqueza de la humanidad. Lo que vemos hoy es propio de ese modelo horrible de masificación de hacer que seamos todos iguales. ¿Cuál es la ley que nos guía? La Ley del beneficio. Del país más perdido de Asia hasta el más rico de Europa o Estados Unidos, comemos las mismas hamburguesas de McDonald´s, vestimos la misma ropa y vemos las mismas tonterías en la televisión. Esta ideología del beneficio es cada vez más global de lo que pudo ser en el pasado y los primeros ejemplos de la colonización son los ejemplos de cómo una supuesta civilización pudo destruir una civilización que no conocía el beneficio y que vivía en un estado natural.

Tocqueville dice: “hoy en América la gente busca las bellezas fáciles” ¿Qué quiere decir? Que no tengo tiempo de dedicarme a la lectura o para ir a una exposición de pintura. El tiempo es dinero. Prefiero el libro que no me pide esfuerzos y aquellas manifestaciones culturales superficiales, mundanas, donde yo no aprendo nada porque no tengo tiempo para las cosas que requieren un compromiso personal.

¿Qué pasará cuando se privatice totalmente la enseñanza? “La educación como la sanidad, es un pilar fundamental de la sociedad que solo el Estado puede gestionar, y la educación privada es una trampa, una de las peores cosas hacia las que nos podemos dirigir. Porque no podemos conocer el nivel de laicidad de una escuela privada o de una escuela católica. Digo laicismo en el sentido de pluralidad de construir personas libres de la ortodoxia. La escuela pública garantiza en primer lugar igualdad de los estudiantes. Quizá no ahora en la práctica, pero es el único lugar donde se puede aspirar a este modelo. Hay universidades privadas excelentes, pero están restringidas a los que no tienen dinero. Tenemos que crear unas escuelas y universidades igual de excelentes con dinero del Estado para dar a todos la misma oportunidad.

¿Se puede tener democracia sin escuela pública? “Absolutamente no. Como no se puede tener democracia sin cultura, sin el respeto del otro y sin amor por el bien común. La formación de los jóvenes es importante porque es el futuro de la democracia. Si seguiremos creando personas que piensan solo en su beneficio personal, perderemos lentamente la democracia.

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América