Figuras decorativas

MA
/ 26 de octubre de 2022
/ 12:55 am
Síguenos
01234
Figuras decorativas

Más

Ivonne Tábora

La frase “figuras decorativas” tiene más de un significado, si bien podemos referirnos a una cosa representada pictórica o escultóricamente, o cuando se trata de una persona que ocupa un puesto sin ejercer las funciones esenciales de este, entre otros, según definiciones del Diccionario de la Real Academia Española.
Y me refiero a esto, ya que por décadas hemos visto en los diferentes gobiernos a algunos funcionarios públicos que simplemente son figuras decorativas, irónico en un país tan pobre, que cada día crecen sus necesidades y urge de recursos, para salir a flote.

Las últimas semanas han sido de dimes y diretes entre el coordinador del Partido Libertad y Refundación, Libre, esposo y asesor de la Presidenta Xiomara Castro de Zelaya, “Mel” Zelaya y el primer designado presidencial, Salvador Nasralla.
Ya los hondureños estamos acostumbrados a estos rollos entre funcionarios, que se pelean entre ellos mismos, siempre por lo mismo: poder, terminan sacándose los trapos al sol, como lo hizo “Mel” al pedirle a Nasralla que devuelva los 12 millones que le otorgó la Presidenta para su uso discrecional y también la renuncia de altos funcionarios de su partido, Salvador de Honduras, como el presidente del soberano Congreso Nacional, Luis Redondo, entre otros.

Mientras que el designado presidencial, Salvador Nasralla ha llamado malagradecidos tanto a la Presidenta Castro y a su esposo “Mel”, porque no cumplen con lo que prometen, al referirse al pacto que entre ellos firmaron, cuando se unieron en las elecciones pasadas, ya que según Nasralla, están en el poder gracias a la alianza con él.
Pero lo que más está causando todo este zipizape, es división, como si aún estuviéramos en campaña política, es cierto que hubieron alianzas que permitieron el gane del Partido Libertad y Refundación, pero apenas ni un año ha cumplido el gobierno actual y ya presenta una imagen dividida.

Aquí es donde vemos las grandes diferencias con los países desarrollados, por ejemplo, en Estados Unidos de América, existe una vicepresidenta, Kamala Harris, con funciones claramente asignadas, una figura sumamente importante y activa en sus quehaceres, ha colaborado con el presidente Joe Biden en el tema de vacunación, en reconstruir la economía, y aprobar una ley de infraestructura que ayuda a muchas comunidades de escasos recursos, entre otras importantes funciones.

Pero eso pasa cuando hay claramente asignaciones y cumplimiento de funciones, pero nosotros tristemente, sucumbimos otorgando nombramientos políticos, en todos los niveles, sin dar funciones, ya tuvimos en un gobierno un vicepresidente que se tuvo que ir a poner su despacho a su casa, pues en la Casa Presidencial, no lo tomaban en cuenta.

A nuestros gobernantes se les olvida que Honduras está catalogada como el segundo país más pobre del hemisferio occidental, según cifras del Banco Mundial, ya que uno de cada seis hondureños, solamente vive con apenas un dólar con 90 centavos al día.
A pesar del gran potencial de inversión que tiene el país, en diversos sectores, no cambian las cifras o porcentajes de pobreza, al contrario, el país se encuentra con altas tasas de desempleo, un sistema de salud colapsado, mala educación, desempleo y una deuda que se ha multiplicado.

Creo que lo más recomendable es eliminar todas esas figuras decorativas dentro del Estado, una prolongación más de la corrupción que tanto pregonan quieren combatir, de forma trillante, porque creo que esto se hace actuando, no hablando.
Además por el bien del país es importante que aprendan a lidiar y conciliar sus diferencias en privado, diría yo, no ventilar sus diferencias o incumplimientos, ante un pueblo, tan necesitado de soluciones a sus problemas y no de este tipo de espectáculos.

Actualmente los designados presidenciales no quieren ser figuras decorativas, tanto Nasralla, como Doris Gutiérrez y Renato Florentino, y la Constitución es clara cuando dice que los designados cumplen funciones del presidente en ausencia temporal o definitivamente.
Los funcionarios públicos no deben olvidar que sus cargos son transitorios y prestados, pero son oportunidades para ayudar y servirle a su pueblo, y sobre todo, combatir la corrupción.

Lic. en Periodismo
@IvonneTabora

yvonnemt2002@yahoo.com

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América