Nicaragua, Costa Rica y Honduras con el reto de bajar inflación a un dígito

ZV
/ 28 de octubre de 2022
/ 06:00 pm
Síguenos
01234
Nicaragua, Costa Rica y Honduras con el reto de bajar inflación a un dígito
Todos los países presentaron aumentos en su inflación interanual. El impacto más fuerte se registra en Nicaragua, Costa Rica y Honduras.

Más

Nicaragua, Costa Rica y Honduras enfrentan el reto de reducir la inflación a un dígito, como se ubica en el resto de países centroamericanos, incluido Panamá y República Dominicana, a través de iniciativas adoptadas en el cierre de año.

La Secretaría Ejecutiva del Consejo Monetario Centroamericano (Secmca), reportó que la región en su conjunto registró, a septiembre, una inflación interanual de 9.22 por ciento, superior al 5.02 por ciento observado doce meses atrás.

Todos los países presentaron aumentos en el contexto interanual. Nicaragua enfrenta un 11.52 por ciento, Costa Rica (10.37%) y Honduras (10.04%). En estas tres economías, se ha mantenido ese rango de dos dígitos por cuatro meses consecutivos.

Lamentablemente, Honduras cerraría el año por encima de un 10 por ciento.

La presidenta del Banco Central de Honduras (BCH), Rebeca Santos reconoció que “las presiones inflacionarias que nos vienen de afuera superan el 50 por ciento y se mantienen vigentes, a pesar de que la mayoría de países del planeta ha tomado medidas endureciendo las medidas de política monetaria”.

Santos justificó que Honduras presenta una inflación que tiene una naturaleza distinta a la de otros períodos, fuertemente motivada por un chok de oferta. La escalada se originó con la paralización de la pandemia y la interrupción de las cadenas de suministro.

La problemática se agudizó en un momento que resurgen incrementos de precio a los combustibles, uno de los factores que más inciden en la inflación, sumado a especulación con productos de temporada. La inflación es un proceso caracterizado por el alza continua y generalizada de todos o casi todos los precios de los bienes y servicios que se comercializan en una economía. (WH)

DATOS
La canasta básica de alimentos es el “Mínimo alimentario conformado por un conjunto de alimentos básicos, en cantidades apropiadas y suficientes para satisfacer por lo menos las necesidades energéticas y proteínicas de la familia u hogar de referencia”. La aplicación del costo de la canasta básica es usada principalmente como: Referencia en la fijación del salario mínimo y para estimar las necesidades nacionales de alimentos básicos, especialmente granos, con el fin de determinar niveles de déficit en el ámbito nacional, aspectos de sumo interés en el proceso de la Seguridad Alimentaria y Nutricional. La forma más usada para medir la pobreza es a través de los niveles de ingreso o de consumo. A una persona u hogar se le considera pobre si su nivel de ingreso o consumo está por debajo de un nivel mínimo, que le permita satisfacer sus necesidades básicas. Al nivel mínimo establecido se le llama “línea de pobreza”.

No “maquillar” cifras exigen consumidores
“El pueblo espera acciones concretas y que se den cifras reales porque desde la perspectiva del gobierno, los datos sobre inflación son maquillados debido a que no les conviene a los funcionarios que la población conozca la verdad”, indicó el presidente de la Asociación de Protección al Consumidor Artículo 19, Darwin Ponce.

La fuente explicó que la canasta básica de alimentos tiene oficialmente por decreto 272 productos. “Cuando nosotros hablamos sobre cifras de inflación definitivamente son mucho más altas a las que reporta el gobierno en base a 30 productos”, amplió.

Sin embargo, Ponce destacó que “por fin aceptaron que estamos por encima de los dos dígitos en cuanto al tema de inflación”.

Sobre el impacto externo, la fuente sostuvo que “no necesariamente la inflación es totalmente importada. Todos sabemos que precios de productos elaborados a nivel local, los más básicos y de más uso en la economía del hondureño también han subido de manera ostensible, no podemos negarlo, ni tapar el sol con un dedo”.

“Anunciamos desde el 2019 que el 2022 y el 2023 serían muy difíciles, las señales de mercado, la situación de pandemia, crisis lo estaban revelando y ahora estamos viviendo el impacto de estas situaciones”, expuso.

La población ha perdido la capacidad adquisitiva porque simplemente lo que gana no le ajusta, sumado a situaciones como el acaparamiento que se da en el mercado.

“La solución inmediata es el incremento de salarios y ajustarlo a la inflación. No es el control de precios e intervención del Estado en el proceso productivo de compra – venta, talvez ayudaría la importación de insumos y fertilizantes”, concluyó Darwin Ponce.

Tags:BCH
©2023 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América