“LOS MEJORES ABOGADOS”

MA
/ 8 de noviembre de 2022
/ 12:25 am
Síguenos
01234
“LOS MEJORES ABOGADOS”

Más

AÑOS atrás el especial y respetado abogado Edgardo Dumas Rodríguez, QDDG, publicó en su columna de opinión, “Bien Común”, en La Tribuna, un artículo “Los Mejores Abogados”. Tan premonitorio y vigente, –incluso leyendo entre líneas fácil detectar la fina ironía que le era característica– como si lo hubiese escrito hoy. A continuación, –gracias a la oportuna remisión hecha por su hijo, el también leído columnista del periódico, abogado Rodolfo Dumas–, reproducimos el citado escrito: “Durante estas últimas semanas la opinión pública ha estado siendo bombardeada con informaciones relacionadas, directa o indirectamente, con la escogencia de abogados que integrarán la Corte Suprema de Justicia, a cuyo efecto se nombró una Junta Nominadora, para proponer al Congreso Nacional una lista de cuarenta y cinco candidatos que a su sana crítica satisficieran las condiciones adecuadas para el fiel desempeño del elevado cargo en ese Poder del Estado”.

“A estas alturas consideramos que esa nueva práctica ya terminó y los integrantes de la comisión deben de estar satisfechos con la labor ejecutada, y más por haber sido escogidos para realizar tan delicada misión”. “Al Congreso Nacional de la República le corresponde ahora la escogencia de los hijos de Ulpiano, Paulo y Gayo, que por siete años desempeñarán ese elevado y honroso cargo”. “Terminada esta fase de la vida nacional, en la cual intervinieron directa e indirectamente muchas personas, nos viene a la mente una anécdota que, por supuesto, no tiene ninguna relación con ellos, sino que nos pareció conveniente anotarla para el futuro”. “Resulta que siendo secretario de Estado en el Despacho de Trabajo y Previsión Social el abogado Óscar Armando Flores Midence (QEPD), se produjo una discusión con un connotado dirigente sindical de la costa norte, sobre aspectos del Código del Trabajo que recién había sido promulgado”. “En cierto momento del diálogo se fue elevando el tono de voz, por no decir acalorando, hasta llegar a un extremo en el que el señor ministro de Trabajo, Flores Midence, le dijo al líder obrero: “Perdone Celeo, ¿cuál es su profesión? Si mal no recuerdo usted es tornero. Y como amigo quiero decirle que, aunque yo fuese el peor abogado del mundo, el peor abogado del mundo sabe más Derecho que el mejor tornero de Honduras”. “Actualmente se han presentado situaciones iguales o parecidas en las cuales abogados graduados y con exequatur de notario, es decir, maestros en jurisprudencia, han sido sometidos a pruebas y exámenes por personas representantes de distintas organizaciones o asociaciones, para determinar la calidad, capacidad, personalidad, y demás condiciones que ellos consideraron convenientes indagar en los candidatos a desempeñar el cargo de magistrado de la Corte Suprema de Justicia”.

“Lo anterior nos otorga, por supuesto, la garantía que por tanto tiempo habíamos venido buscando, y que era tener una Corte Suprema de Justicia que nos ofreciera, la credibilidad, confianza y tranquilidad que se genera de una Corte Suprema que no sea “POLÍTICA, PARTIDISTA, NO JURÍDICA”. “La práctica anterior nos demuestra que la Universidad Nacional Autónoma de Honduras y las universidades privadas que otorgan los títulos que corresponden, van a tener en el futuro que agregar un “Bacalaureado” (baccalaureate) especial para que los graduados en Derecho puedan ser magistrados de la Corte Suprema de Justicia”. “Y los otros profesionales ¿cómo quedan?” (Nada se le ocurre agregar –ni a Winston ni al Sisimite– solo dejar constancia que aparte de las obras de los maestros que los jurista podían citar ante los tribunales, como referencia de autoridad, figuraban además de los mencionados en el artículo, de acuerdo a la famosa ley de citas en Derecho Romano de 426 promulgada durante el reinado de Teodosio II y de Valentiniano III, otros dos grandes jurisconsultos clásicos –el “jurado de los difuntos”, y su opinión era irrefutable– Herenio Modestino y Emilio Papiniano).

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América