Más de 500 mil hondureños entran en condición de inseguridad alimentaria

MA
/ 8 de noviembre de 2022
/ 10:57 pm
Síguenos
01234
Más de 500 mil hondureños  entran en condición de inseguridad alimentaria
//Flickr

Más

Un aproximado de 500 mil hondureños entraron en situación de inseguridad alimentaria entre agosto y octubre de este año, según datos del Programa Mundial de Alimentos (PMA) que lo relaciona a factores como la crisis económica internacional y el cambio climático.

De enero a agosto de los 9.6 millones de hondureños, aproximadamente 2.6 millones se encontraban en problemas para adquirir la alimentación básica para los tres tiempos de comida diarios.

Pero en estos dos últimos meses, la cifra de precariedad aumentó, dijo hoy la representante del PMA, Stephanie Hochstetter. Esta suma deja a más de medio millón de personas en una de las cinco fases de la inseguridad alimentaria, a nivel general esta situación de pobreza pasó de 28, a 32 por ciento.

A nivel departamental “Gracias a Dios es un territorio sumamente vulnerable”, además, todo el Valle de Sula, Cortés, el Corredor Seco y Francisco Morazán figuran en el mapa de hambruna, detalló.

De acuerdo a la Clasificación Integrada de Seguridad Alimentaria, en la fase tres se definen a las familias cuyos ingresos no les ajusta para adquirir la alimentación básica, comentó.

Entonces, “a una familia no le alcanza para comer, muchas veces tienen que escoger entre darles de comer a los niños, comprar una medicina o si saltan una comida o no comen del todo”, describió la funcionaria del PMA.

Hochstetter descartó cualquier discriminación política en los programas de ayudas del gobierno tales como las “Cajas de la Esperanza” y el Bono Tecnológico que son acciones de emergencia.

“El gobierno está tomando acciones para hacer programas a largo plazo”, mientras el PMA actúa de inmediato porque es gente que necesita ayuda urgente, pormenorizó Hochstetter.

Detrás de estos datos, se encuentra una variedad de factores, según Hochstetter, tales como los efectos dañinos de las tormentas Eta y Iota en 2021 que “afectaron muchísimo sobre todo en el Valle de Sula”.

“Después de eso, los rezagos del COVID-19 también tienen un impacto, la gente perdió sus empleos, sus medios de vida. La crisis en Ucrania hace que el alza de precios impacte la canasta básica, la gente no tiene con que comprar. A esto le agregamos las tormentas Julia que vienen a acentuar la situación de vulnerabilidad de la población”, resumió. (JB)

Cortés uno de los departamentos más ricos y con el mayor aporte al PIB, aparece con 37 mil personas en la fase 4 de hambruna, según datos del PMA.
©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América