El consumo habitual de alcohol perjudica la eficacia de los tratamientos de fertilidad

MA
/ 9 de noviembre de 2022
/ 10:30 am
Síguenos
01234
El consumo habitual de alcohol perjudica la eficacia de los tratamientos de fertilidad

Más

Los tratamientos de fertilidad son una gran opción para aquellas parejas que pasan por el duro trance de, deseando tenerlo, experimentar dificultades para concebir un bebé. Sin embargo, hay una serie de aspectos de nuestras vidas que conviene tener en cuenta antes de someterse a ellos, ya que podrían afectar a su eficacia. Uno de ellos es el consumo de alcohol.

Efectos negativos en hombres y mujeres

Y es que un estudio publicado en la revista científica Acta Obstetricia et Gynecologica Scandinavica encontró una menor tasa de embarazo después de someterse a tratamiento de fertilidad en aquellas mujeres cuyo consumo semanal de alcohol superaba los 84 gramos (aproximadamente, la cantidad equivalente a siete bebidas estándar).

De la misma manera, estos autores han identificado que el mismo consumo de alcohol en los hombres se asociaba con una menor tasa de nacimientos vivos después de que la mujer se someta a tratamiento de fertilidad, por lo que la precaución debería extenderse a ambas partes de la pareja.

Para llegar a estas conclusiones, los autores realizaron un meta-análisis de todos los estudios relevantes sobre el consumo de alcohol o cafeína y la eficacia de los tratamientos de fertilidad publicados antes del 15 de julio de este año. En total, reunieron 7 trabajos sobre el uso de cafeína y 9 sobre el uso de alcohol, con una cohorte combinada de 26.922 mujeres y parejas que se habían sometido a tratamientos de fertilidad.

La cafeína no disminuye la efectividad

Cabe destacar especialmente que, respecto de la cafeína, no se encontró que afectase de ninguna manera a la tasa de embarazo ni a la tasa de nacimiento con vida tras el tratamiento de fertilidad.

Por el contrario, la asociación sí que era clara en el caso del alcohol. Específicamente, con el consumo antes mencionado en las mujeres, las posibilidades de quedar embarazadas tras recibir tratamiento de fertilidad se reducían en un 7%.

De la misma manera, cuando era el hombre el que bebía 84 gramos de alcohol semanales las probabilidades de su pareja de dar a luz a un niño vivo tras un tratamiento de fertilidad disminuían en un 9%.

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América